Alineación de ruedas: qué es y cuándo hacerlo

Alineación de ruedas: qué es y cuándo hacerlo

La alineación de la dirección del coche es un proceso que se realiza para garantizar que las ruedas funcionen bien paralelas entre si y que estén en contacto con la superficie de la carretera con el ángulo adecuado.

Es necesaria para garantizar la estabilidad al circular y para sacarle el máximo partido a los neumáticos, prorrogando su vida útil. Es por lo tanto un asunto máxima importancia, pues afecta a nuestra seguridad al volante y también importa en el aspecto económico.

Hay que alinear dirección después de cambiar amortiguadores o las rótulas, de cada sustitución de los neumáticos, en caso de que se produzca algún choque, contra un bordillo o por conducir sobre baches a cierta velocidad. Preste atención, pues vamos a aprender todo lo necesario sobre alinear dirección.

¿Cómo saber si las ruedas de un coche están desalineadas?

Cómo saber si las ruedas de un coche están desalineadas

Para saber si, efectivamente, los neumáticos del vehículo se encuentran desalineadas, es suficiente con pasar la mano sobre la banda de rodadura del neumático, desde fuera hacia dentro y viceversa. En caso de notar un tacto áspero de la parte de fuera a la de dentro tenemos un problema de convergencia.

Si al realizar el mismo proceso notamos que las asperezas van del exterior al interior del neumático, entonces estamos ante un problema de divergencia. La desviación se aprecia mirando el coche desde la parte delantera: el neumático de la parte delantera desviado hacia la derecha y el de la parte delantera izquierda hacia la izquierda.

Por otra parte, la inclinación de la rueda, o ángulo de caída, también deben comprobarse. Esto se mide en grados, el valor del ángulo de caída nunca debe superar los parámetros que indica el fabricante, de lo contrario, se producirá un desgaste irregular del neumático.

En este último caso, se puede producir una caída positiva, cuando la parte de arriba del neumático se inclina hacia fuera, y una caída negativa, cuando la parte superior del neumático se encuentra inclinada hacia dentro. La inclinación negativa excesiva produce el desgaste del interior de la banda de rodadura.

 Por nuestra parte, existen varias señales que podemos notar si la alineación de los neumáticos es incorrecta: 
  • Vibraciones del volante al circular.
  • Los neumáticos no vuelvan a su posición original después de un giro.
  • La dirección funciona dura o ha cambiado su comportamiento al maniobrar.
  • El volante no se encuentra totalmente centrado al circular en línea recta.
  • El coche tiene tendencia a desviarse hacia la izquierda o derecha al soltar el volante.

Además de las causas mencionadas, el propio uso diario del coche puede causar la desalineación progresiva de las ruedas del vehículo. Por ello, ante cualquier síntoma de los mencionados, lo mejor será dirigirse a un taller, donde los mecánicos realizarán la alineación coche.

Relacionado con este tema, le interesará: Qué es la suspensión.

¿Cómo se alinean las ruedas de un coche?

Cómo se alinean las ruedas de un coche

Cuando las ruedas del vehículo se encuentran alineadas correctamente, mejora la estabilidad del vehículos, se evitan las vibraciones y se consigue un mejor confort al circular y un mejor cuidado de los neumáticos que mantendrá intactas sus características durante más tiempo.

Para conseguirlo, se utilizan unas máquinas en un taller mecánico profesional. Existen distintos equipos disponibles para hacerlo, desde alineadores mecánicos a modernos alineadores digitales. En el taller procederán a realizar la alineación de dirección del automóvil.

Antes de hacerlo, se revisa el tren delantero del coche, la suspensión, la mangueta, las rótulas, los bujes, se comprueba la dirección para ver que no tenga holguras, el sistema de frenos y demás componentes. Cuando todo se haya revisado, se pone en una plataforma elevadora para vehículos.

Ahí, se colocan las ruedas sobre los platos geoniométricos y, antes de comenzar, se revisa la superficie de los neumáticos para ver los lugares en los que se ha producido el desgaste, tal como se mencionó anteriormente. De esta manera, se puede saber de qué problema de alineado se trata.

También se comprueba que la presión de los neumáticos sea la indicada y se centra el volante.

 A continuación, empieza el proceso de alineado de los neumáticos: 
  1. Se aseguran las ruedas por las llantas utilizando las garras y se conectan los platos goniométricos.
  2. Los paneles de las garras son detectados por los captadores y empiezan a proporcionar información.
  3. Con la finalidad de compensar el alabeo, se eleva el vehículo por su parte trasera para liberar las ruedas. El ordenador debe mostrar unos valores dentro de un rango adecuado si la compensación es correcta.
  4. Cuando se hayan compensado las ruedas de la parte trasera, se hace lo mismo con las delanteras.
  5. A continuación, se mide el avance, la divergencia en curva, la salida y el ángulo máximo de giro.
  6. Se echa el freno y se bachea el sistema de la suspensión para un buen asentamiento de la misma.
  7. Se nivelan y se fijan los captadores, girando las ruedas según vaya indicando el equipo, para así ir comprobando el ángulo de salida y el ángulo de avance de la rueda delantera.
  8. Una vez la dirección esté recta, se comprueba el nivelado de los captadores.
  9. Cuando vuelven las ruedas a su posición recta, entonces tendremos los datos de la medición.
  10. En el equipo, se muestran los datos dentro de los valores adecuados en verde y en rojo los que se encuentran fuera de los valores considerados tolerables.
    Proceso de alineado de los neumáticos
  11. Con estos datos, se pueden conocer datos como el desplazamiento entre ejes, el retraso entre ejes, el retraso del eje posterior, los ángulos relativos al eje trasero, etcétera.

En caso de tener que realizar una corrección, los mecánicos realizarán un proceso para hacerlo. Una vez acabado el proceso, el programa muestra datos comparativos del antes y el después del ajuste los neumáticos del coche.

Para terminar, se prueba el vehículo en carretera. De esta manera, se comprueba que el ajuste se ha realizado correctamente, verificando la estabilidad del vehículo al circular y durante las maniobras.

Conclusión

Una buena alineación de las ruedas del vehículo nos proporciona una buena estabilidad al circular y al realizar maniobras, previene las averías y prorroga la vida útil de las llantas y los neumáticos. Además, también influye en el nivel de emisiones de CO2 y en el consumo del vehículo.

Realizar una alineación neumáticos en un taller mecánico profesional nos garantiza que se restablecen las condiciones geométricas originales de las ruedas. Recuerde que es recomendable la alineación de dirección de coche al menos una vez al año, así nos aseguraremos la buena respuesta del vehículo.

Puede que le interese ampliar conocimientos consultando: Reparar una suspensión que emite golpeteos.

[Total: 0   Promedio: 0/5]