Bujía incandescente diésel defectuosa: síntomas, ubicación, función

Bujía incandescente diésel defectuosa: síntomas, ubicación, función

Las bujías de los coches diésel son distintas de las que llevan los de gasolina. Así, en el caso de los vehículos diésel, estos componentes se llaman bujías de precalentamiento. Igual que ocurre con los coches de gasolina, el fallo de este componente provoca fallos de arranque y de funcionamiento.

En la actualidad, en los coches diésel se puede encontrar un testigo específico para las bujías incandescentes diésel. En caso de no contar con esta luz de aviso específica, esta función la realiza la luz de Check Engine. Esto da buena cuenta de la importancia que tiene este componente.

Por lo tanto, conviene prestarle atención a cualquier síntoma de avería de la bujía de precalentamiento diésel. Para que no le pille de sorpresa, aquí hemos recopilado toda la información precisa sobre este componente: la función que realiza, su ubicación y las averías que sufre. ¡Empecemos!

Función de las bujías de precalentamiento diésel

La función principal de este componente es posibilitar el arranque en frío del motor diésel, permaneciendo activas hasta un poco después de arrancar, para evitar fallos del motor. Pero esta no es la única función, pues ayudan también a reducir las emisiones y el humo con el motor en frío.

Estas bujías, también llamadas calentadores, son unas piezas metálicas que funcionan, simplemente, calentándose hasta ponerse incandescentes. Así, ayudan a calentar el aire y también calientan las cámaras de combustión del motor. Ayudan encender el combustible y a arrancar el motor.

Las bujías tienen un electrodo, encargado de generar el calor en el momento en que está activado. El calor calienta el cilindro y permite que el gasoil prenda correctamente. Estos componentes alcanzan temperaturas de unos 1.000 grados Celsius.

Pero, hay que tener en cuenta que, como resultado de la contaminación del combustible diésel al quemarse, las bujías incandescentes se ensucien. Esto provoca fallos de encendido y, por lo tanto, puede ser una causa de que el coche no arranque. Veamos las averías de las bujías de precalentamiento.

Síntomas de fallo y averías de las bujías incandescentes

Ya hemos visto que la suciedad resultante de la quema del combustible es el principal inconveniente para que estos componentes dejen de funcionar correctamente.

 Cuando un calentador falla, lo notaremos por los siguientes síntomas: 
  • ! Fallos al arrancar. Este es el principal síntoma de que un calentador falla. Los fallos ocurren, sobre todo, cuando hace frío y un nivel alto de humedad ambiental. Si la bujía no general suficiente calor, el cilindro no se calentará lo suficiente para que se prenda el combustible.
  • ! Aceleración pobre. Cuando uno de estos componentes falla, puede notar que al pisar el acelerador, el coche no acelera como debería. Aunque hay otros problemas del motor que pueden provocar este fallo, si percibe este síntoma combinado con otro de esta lista, es muy posible que el fallo sea del fallo de una bujía de incandescente.
  • ! Mayor nivel de emisiones. Como hemos visto, una de las funciones de los calentadores es reducir el nivel de emisiones y de humo. Si ve que el humo salga muy oscuro o negro, esto puede deberse a una bujía defectuosa.
  • ! Se enciende el testigo Check Engine. En los vehículos que no llevan un testigo especial para las bujías, se encenderá el testigo de comprobar el motor. En un escáner OBD2 nos devolverá el código de error P0380.
  • ! Otros fallos. Puede escucharse ruido de golpes u producirse otros fallos, como un funcionamiento inestable del motor cuando las bujías no hacen que el combustible se queme como es debido.

¿Cómo comprobar las bujías de precalentamiento? Cuando se presenten estos síntomas, es el momento de acudir a nuestro taller de confianza para que lo revisen. Aunque, si el coche arranca, se puede seguir conduciendo con un calentador estropeado, su rendimiento y funcionamiento será pobre o fallará.

Si no las sustituimos, posiblemente cada vez sea más difícil arrancar el vehículo o conseguir que este acelere como lo haría con estas bujías en buen estado. Además, esto también supondrá un mayor gasto de combustible y puede tener problemas, por ejemplo, para pasar la prueba de emisiones de la ITV.

Recuerde que los fabricantes de bujías incandescentes diésel recomiendan su sustitución cada 120.000 kilómetros de viaje. Según el entorno por el que se circule y el estado en que se encuentre el vehículo, esta cifra puede alargarse o acortarse.

Cómo cambiar las bujías de precalentamiento

La sustitución de estas bujías requieren habilidad trabajando con componentes eléctricos y pueden suponer un riesgo si no se hace correctamente. Los mecánicos profesionales recomiendan siempre cambiar estas bujías en su conjunto no individualmente.

Cómo cambiar las bujías de precalentamiento

Por lo tanto, recomendamos que el cambio de bujías de precalentamiento se realice en un taller, bajo la supervisión de un experto y siguiendo los estándares de calidad correspondientes.

 Si cuenta con las habilidades mecánicas y la experiencia necesarias para hacerlo, puede seguir estos pasos: 
  1. Primero, tendremos en cuenta lo dicho anteriormente. Aunque solo una de las bujías haya fallado, es necesario cambiarlas todas.
  2. Lo primero es desconectar el polo negativo de la batería del coche. Después, hay que conocer la ubicación de las bujías de precalentamiento. Normalmente, suelen ir alineadas a uno de los lados del motor. En caso de duda, lo mejor será consultar el manual del vehículo.
  3. Cuando haya localizado estos componentes, puede ser que para poder llegar a ellas tenga que desmontar una tubería de admisión o una de las canalizaciones del gasóleo. También es necesario que desconecte el cable de alimentación que va a las bujías.
  4. Cuando pueda acceder a ellas correctamente, solo hay que desenroscar una a una las bujías de precalentamiento y sacarlas.
  5. Ahora, se debe engrasar las roscas de las bujías de precalentamiento nuevas que vamos a instalar en el motor.
  6. Si utiliza un alargador de llave de bujías será más sencillo instalarlas. Antes de empezar a enroscarlas, fíjese que se encuentren bien colocadas y en posición recta.
  7. Debe finalizar la tarea de enroscarlas e instalarlas utilizando sus manos, para que se queden bien apretadas.
  8. Por último, solo tiene que enchufar de nuevo el cable de alimentación y volver ha poner todas las conexiones que haya tenido que quitar para desmontar las bujías de precalentamiento.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *