Carril bus-HOV: reglas y restricciones

Carril bus-HOV: reglas y restricciones

La idea de implantar un carril bus VAO, esto es, para vehículos de alta ocupación, es una medida que puede tener un efecto positivo para mejorar el tráfico urbano. Este tipo de carriles solo pueden ser utilizados por determinados tipos de vehículos o personas que posean permisos especiales.

Así es, la posibilidad de circular por estas vías está limitada vehículos como autobuses, motocicletas, turismos o vehículos mixtos adaptables. También se regula su utilización para un determinado número de ocupantes o para vehículos especiales, que cumplan unos requisitos establecidos.

Por supuesto, quebrantar estas regulaciones y circular por uno de estos canales VAO sin ajustarse a la normativa puede suponer sanciones. Por esta razón, en este artículo, vamos a proporcionarle información práctica sobre todo lo que hay que saber para aprovechar correctamente este tipo de vías.

¿Qué es el carril VAO?

Qué es el carril VAO

El nombre de carril VAO viene de Vehículos con Alta Ocupación, es decir, aquellos medios de transporte en los que viajan un determinado número de pasajeros. De esta manera, se pretende mejorar la eficiencia en el transporte, incentivando que las personas no viajen solas en un coche.

Mejorar el tráfico urbano descongestionándolo significa un menor número de atascos y retrasos, con todo lo que ello conlleva: mayor fluidez, menor estrés al conducir por la ciudad, menor contaminación, al ocuparse mejor los vehículos, y menor número de incidentes.

Suele ocurrir que a determinadas horas el tráfico urbano se vuelve muy denso. Por ejemplo, a primera hora para ir al trabajo o al colegio es normal que si vivimos en una ciudad grande, como Madrid, tengamos problemas paras desplazarnos rápidamente.

Esta es una razón por la que algunas de estas vías tienen un horario definido de circulación, fuera del cual no se pueden utilizar. Fuera de este horario, estos carriles solo se abren cuando son necesarios, porque el tráfico sea muy denso y con atascos o por otros motivos especiales.

La medida ya se ha implantado en los accesos a algunas ciudades españolas, como Madrid, Barcelona o Granada y los buenos resultados conseguidos, hasta un 47% menos de coches de un solo ocupante en la A6 de Madrid durante sus 10 primeros años, están causando que otras ciudades empiecen su diseño.

Por lo tanto, parecen una medida efectiva que se irá desarrollando en el futuro, por ejemplo en Tenerife o Sevilla. Pero, hay que ser conscientes de las limitaciones existentes a la hora de circular por ellos o nos exponemos a una multa. Ahora, vamos a ver quién puede aprovechar el carril bus VAO.

Vehículos que pueden utilizar el carril VAO

Vehículos que pueden utilizar el carril VAO

Ya hemos anticipado que no todos los vehículos están autorizados a circular por estas vías de acceso a los núcleos urbanos.

 Por ley, los siguientes criterios determinan qué tipo de vehículos pueden circular por el carril bus VAO: 
  • i Según el tipo de vehículo. Pueden utilizarlos las motocicletas, los turismos, los autobuses o los vehículos mixtos adaptables, esto es, vehículos especialmente diseñados para el transporte de mercancías y personas con un máximo de 9 ocupantes incluyendo al conductor que permitan la sustitución parcial o total de la carga por personas, añadiendo asientos. Por el contrario, no se permite circular vehículos que lleven remolques, ciclomotores o los vehículos tirados por caballos u otros animales.
  • i Número de pasajeros. El mínimo número para poder aprovechar estas vías son dos personas en un mismo automóvil, contando con el conductor. Además, existe la excepción de algunos vehículos especiales, que veremos a continuación.
  • i Vehículos especiales. Aunque viaje solo el conductor, pueden circular por estos carriles los vehículos que lleven la señal VC-15, referida a algún tipo de minusvalía que supone una movilidad reducidad. Ser portador de la etiqueta cero emisiones también permite circular solo por estos carriles.
  • i Autobuses. Siempre y cuando su masa máxima autorizada no sea superior a los 3.500 kg.
  • i Vehículos para transporte de mercancías. Igualmente, limitado a una MMA de 3.500 kg.
  • i Vehículos prioritarios. En este grupo se incluyen los que prestan algún tipo de servicio de urgencia, por ejemplo, las ambulancias, los coches de policía o los camiones de bomberos.
  • i Vehículos ecológicos. Siempre y cuando dispongan del correspondiente registro cero emisiones emitido por la Dirección General de Tráfico y que tengan una autonomía de 40 kilómetros como mínimo. En este grupo se incluyen los coches eléctricos, que desde del año 2015, que pueden circular por estos carriles sin limitaciones. El distintivo ecológico acreditativo debe poder verse a simple vista.

Por lo tanto, todos los vehículos que no entren en estas categorías o no cumplan estos criterios no pueden circular por estas vías, por ejemplo, los transportes de mercancías con una MMA superior a los 3.500 kg, las bicicletas, los peatones, los coches con remolque o los ciclomotores, por citar algunos.

Algunas personas se preguntan si puede un conductor novel circular con su turismo por un carril VAO. La respuesta es un sí, cualquier conductor, independientemente de su experiencia, siempre y cuando lleve un vehículo autorizado, puede aprovechar estas vías sin exponerse a sanciones.

Las multas por no respetar las restricciones de circulación de los carriles VAO ascienden a los 200€. Para controlar que se cumplen las normas, hay cámaras de vigilancia. No es recomendable intentar hacer trampas, como utilizar un maniquí. Ya se intentó y fracasó… Con su correspondiente multa.

Conclusión

El carril para vehículos de alta ocupación ha demostrado ser útil para cumplir su misión de optimizar el tráfico urbano. En las ciudades que se ha llevado a cabo, la medida de construir estos carriles especiales para vehículos con varios ocupantes o especiales ha resultado positiva.

Hemos citado el ejemplo del carril de la vía A6 en Madrid, que entró en funcionamiento en el año 1991 y que, como comentamos, la evaluación pasados 10 años demostró que se consiguió reducir el número de coches que circulan ocupados por una sola persona hasta en un 47%.

El principal inconveniente de esta solución es lo costoso que resulta su construcción: son proyectos de gran envergadura que requieren una inversión económica importante. En cualquier caso, por los beneficios, es muy positivo que otras localidades sigan el mismo camino y decidan llevarlos a cabo.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *