Cómo quitar abolladura coche con sus propias manos

Cómo quitar una abolladura de coche con sus propias manos

Una de las cosas más molestas para los amantes de los coches es encontrar una abolladura en su querido vehículo. Mientras que algunos consideran que una pequeña abolladura no es gran cosa, para otros, esa misma abolladura puede romper su corazón o resultar embarazosa.

Aunque usted sea extremadamente cuidadoso, no siempre podrá sortear todos los obstáculos y molestias de la vida real que pueden causar una abolladura en el coche. Independientemente de cómo se haya producido ésta y de su tamaño, lo siguiente en lo que se piensa es, sin duda, cómo eliminarla. Por supuesto, puede llevar su coche a un taller de chapa y pintura o a un mecánico de su barrio para reparar la abolladura, pero los precios pueden ser desorbitados, sobre todo si quieren quitar la pintura previamente o utilizar masilla para chapa.

En lugar de eso, ahorre algo de ese dinero que tanto le ha costado ganar y hágalo usted mismo. Hay muchos métodos asequibles y bastante rápidos para quitar abolladuras de coche en casa sin arruinar la pintura y no hace falta ser un experto para hacerlo.

Si ya está cansado de que esa molesta abolladura continúe en su vehículo, pruebe hoy mismo alguno de los siguientes métodos para deshacerse de las abolladuras de su coche.

¿Se le ha abollado el coche? No se asuste y pruebe uno de estos métodos

Antes de entrar en materia quisiéramos señalar que la reparación casera podría suponer un problema cuando los bordes exteriores de la abolladura son afilados en lugar de redondeados. Los daños provocados por un accidente o una deformación del chasis tampoco pueden ser arreglados mediante una reparación por su cuenta.

Asimismo, no todos estos trucos van a funcionar en un caso o coche en concreto. El resultado de los mismos puede variar dependiendo de dónde se encuentre la abolladura y de qué material esté hecho el panel de la carrocería, el capó o el parachoques (aluminio, fibra de carbono, plástico, fibra de vidrio, acero, etc.). Así por ejemplo, el aluminio posee pocas propiedades de memoria, por lo que la eliminación de abolladuras sin necesidad de pintura va a ser mucho más difícil.

  • Utilizar un desatascador. Los desatascadores no sólo sirven para desatascar tuberías y desagües, sino que también le permiten sacar abolladuras de tamaño pequeño o mediano de la superficie de su coche. Eso sí, para que este método de sacar abolladuras de coche con ventosa dé resultado, no utilice un desatascador normal o con brida (para inodoros). En su lugar, utilice un desatascador de copa o plano, que normalmente se emplea para desatascar fregaderos.

    Para quitar la molesta abolladura, sólo tiene que echar un poco de agua tanto a la propia abolladura como a la ventosa de goma del desatascador. A continuación, coloque la ventosa del desatascador contra la abolladura de su vehículo. Con toda la fuerza que sea capaz, tire del desatascador hacia usted. Procure tirar en varios ángulos hasta que la abolladura salga, sobre todo si la superficie de ésta es grande.

Utilizar un desatascador
  • Golpear la abolladura hasta que vuelva a su lugar. Cuando se produce una abolladura en su coche, no sólo tiene lugar un hundimiento del metal, (la chapa se mete hacia dentro), sino que los bordes que rodean la abolladura también suben, creando una especie de pequeño volcán.

    Aunque puede parecer un poco raro, usar un mazo para golpear la abolladura hacia fuera puede servir para arreglar la chapa del coche. Esto funciona bien para abolladuras de tamaño medio o grande. Si se trata de una más pequeña, un martillo puede servirle para llevar a cabo este método. No obstante, tenga en cuenta que golpear la abolladura con un martillo sólo va a funcionar si se puede acceder fácilmente a la misma desde atrás.

    Antes de golpear con el martillo o el mazo desde el interior, asegúrese de colocar previamente un paño sobre la abolladura para evitar que se dañe el interior de la estructura. Asimismo, nunca golpee demasiado fuerte ni demasiado rápido. Dé pequeños golpes desde los bordes hasta el centro de la abolladura hasta que ésta vuelva a salir recuperando su forma. También es posible arreglar la abolladura del coche utilizando una combinación de un palo largo redondeado debajo de la abolladura y una herramienta de golpeo (de madera o de goma) en la parte superior.

  • Usar agua hirviendo. El agua hirviendo también puede ser utilizada para eliminar hundimientos no deseados en su vehículo, siempre y cuando posea un parachoques de plástico y tenga la posibilidad de acceder a la abolladura desde la parte posterior.

    Debido a la rigidez del plástico, en el caso de los parachoques de este material, puede resultar difícil sacar la abolladura, incluso si intenta desmontar el parachoques. Puede solucionar este problema hirviendo un poco de agua en una olla y echándola sobre la abolladura. Protéjase de las quemaduras con guantes de goma y tenga a mano una olla de agua fría.;

    En cuanto haya echado el agua, meta la mano por detrás del parachoques e intente sacar la abolladura desde el interior antes de que se enfríe. Gracias al calor del agua, el plástico debería ser un poco más flexible, haciendo que sea más fácil volver a ponerlo en su sitio.;

    Tendrá que trabajar con rapidez. Si la abolladura no sale del todo, siga echando agua hirviendo sobre ella hasta que consiga sacarla por completo y eche de inmediato el agua fría sobre la zona para que conserve su forma y se endurezca con mayor rapidez.

  • Utilizar pegamento termofusible, tacos de madera y tornillos. Al intentar arreglar una abolladura del coche por usted mismo, siempre correrá el riesgo de dañar aún más su coche, ya sea empeorando la abolladura o desconchando la pintura.;

    Una forma segura de intentar eliminar las abolladuras de mayor tamaño de tu coche es el método del pegamento en caliente o termofusible. Aunque su nombre pueda hacer que sienta cierto reparo de primeras, es un método seguro, ya que no provocará daños en la pintura del coche. Vamos a explicarle cómo sacar un bollo del coche con él.

    Junto con una pistola de pegamento caliente, va a necesitar varios tacos de madera y unos cuantos tornillos. Cuanto más grande sea la abolladura, más material precisará.

    Sólo tienes que clavar dos tornillos en cada lado de los tacos (que servirán después de asa) y aplicar el pegamento caliente en la parte inferior. Coloque los tacos con el lado del pegamento hacia abajo en las zonas que rodean la abolladura y en diferentes lugares de la abolladura. Continúe añadiendo tantos tacos como sea necesario para cubrir la correspondiente zona. Deje que se sequen y tire de cada uno de ellos hasta que la abolladura desaparezca o la la mayor parte de la misma salga.;

    Si va a probar este método, procure tener suficiente pegamento y algo de paciencia. Una vez resuelta la abolladura, los restos de pegamento caliente que queden en el vehículo pueden ser retirados fácilmente con calor o alcohol.

  • Emplear un secador de pelo y aire comprimido. Otro método muy conocido para arreglar las abolladuras del coche de un componente de plástico consiste en utilizar dos productos domésticos corrientes: un secador de pelo y aire comprimido.

    Para empezar, caliente la abolladura con el secador de pelo a su nivel de máxima temperatura, ya que así el plástico del coche se dilatará.

    Una vez que la zona esté lo suficientemente caliente, tome la lata de aire comprimido, póngala boca abajo y comience a rociar en esa misma zona. El aire frío hará que el plástico se contraiga y, si todo va bien, la abolladura se invertirá y saldrá.

Emplear un secador de pelo y aire comprimido.
  • Utilizar una aspiradora y un cubo. Como hemos visto con las ventosas, la succión es una de las formas de deshacerse de las abolladuras de su coche, aunque encontrar un extractor de abolladuras con la potencia adecuada puede ser problemático.

    ¿Por qué no crear el suyo propio? Todo lo que va a necesitar para crear su propio sacabollos de coche casero es un cubo, una aspiradora y un poco de cinta adhesiva, y en poco tiempo podrá deshacerse de ellas. Este método es el más efectivo para reparar abolladuras huecas.

    Para ponerlo en práctica, haga un pequeño agujero en el fondo del cubo y pegue el cubo con cinta adhesiva en torno a la abolladura. Seguidamente, coloque la boquilla de la aspiradora sobre el agujero que acaba de crear y enciéndala. El agujero realizado debe ser más pequeño que la boca de su aspiradora para garantizar que sea hermético. Si la abolladura no es demasiado superficial, la succión creada debería sacar la abolladura. Si nota poca o ninguna mejora, intente que entre más aire moviendo la boquilla de la aspiradora.

  • Comprar una herramienta para quitar abolladuras. Quienes tengan poca experiencia en la reparación de abolladuras pueden tener reparos a la hora de probar los métodos anteriores, por temor a estropear aún más la carrocería. En ese caso, o si no ha tenido éxito con ninguno de los métodos anteriores, comprar una herramienta especial diseñada para la eliminación de abolladuras de su vehículo puede ser una gran idea.

    En el mercado existen numerosas herramientas sacabollos y kits de reparación de abolladuras con ventosas de varios tamaños. Lo mejor de estas herramientas es su precio asequible. Desde luego, es mucho más barato que el precio que le cobraría un mecánico, pero siempre que la herramienta tenga éxito.

    Antes de elegir una herramienta, considere preguntar a un empleado qué herramienta podría aconsejarle o bien lea los comentarios de la herramienta en Internet para asegurarse de que realmente funciona, es fácil de usar y será eficaz para eliminar el tipo de abolladura que tiene su vehículo.

Comprar una herramienta para quitar abolladuras

Pida ayuda a un técnico con experiencia

Si ha probado estos métodos y no ha tenido suerte, lo mejor será dejar que un profesional haga el trabajo por usted. Quienes cuentan con experiencia en arreglar abolladuras de coche conocen los métodos más adecuados y eficaces para reparar incluso abolladuras difíciles sin provocar más daños, además de cómo pintar un coche para que su carrocería quede tan impecable que nadie podrá sospechar que su coche tenía una abolladura.

Muchos técnicos han recibido formación para realizar la reparación de abolladuras sin pintura. Es un tipo de servicio específico que consiste en reparar abolladuras de tamaño pequeño y mediano sin dañar la pintura en el proceso, lo que le permitirá ahorrar dinero al no tener que reparar también la pintura de su coche.

Conclusión

Aunque un pequeño arañazo o desconchón en la pintura no siempre hace que los amantes de los coches se preocupen demasiado, las abolladuras sí lo suelen hacer. Una abolladura no tiene nada de atractivo y puede ser sumamente molesta.

La buena noticia es que su abolladura, incluso si es grande y severa, tiene la posibilidad de ser arreglada. Como hemos visto, hay numerosos métodos para eliminar las abolladuras de su vehículo que puede hacer usted mismo, entre los que se incluyen el uso de un desatascador o incluso una aspiradora. 

También puede adquirir herramientas especializadas o un kit de reparación de abolladuras, que contiene herramientas especialmente creadas para eliminar las abolladuras del coche utilizando muchos de los métodos detallados anteriormente.

Ahora bien, en caso de que estos métodos no funcionen o tenga miedo de arreglar las abolladuras por su cuenta, lo más recomendable será recurrir a la ayuda de un profesional. Con sus conocimientos y experiencia obtendrá buenos resultados sin tener que hacer el trabajo duro usted mismo.

Su perfil es su asistente personal.

Realiza un seguimiento de gastos, registro del coche, calendario sustituciones, materiales, notas y documentos favoritos.