Cómo saber si el alternador está averiado

Cómo saber si el alternador está averiado

El alternador de un vehículo constituye una de sus piezas clave, ya que es el encargado de convertir la energía mecánica en energía eléctrica, asegurando así el correcto funcionamiento del sistema eléctrico del coche. Si el alternador se estropea, la batería no se recargará y algunos sistemas esenciales, como la iluminación o la climatización, tampoco funcionarán. De hecho, el coche podría llegar a no arrancar. Pero, ¿cómo se puede comprobar el voltaje del alternador de un coche?

Tranquilo, no es tan difícil, ya que las averías relacionadas con el alternador, al menos en los modelos equipados con uno tradicional, son bastante sencillas de diagnosticar. Preste atención, le mostramos los síntomas más evidentes de que el alternador del coche está roto y cómo comprobar su voltaje.

 Síntomas que indican una avería en el alternador 

1. Se enciende la luz del testigo de la batería en el cuadro

El alternador del coche en funcionamiento se encarga de alimentar todos sus sistemas eléctricos, de modo que si el motor está parado el alternador no girará. Por lo tanto, la única fuente de energía es la batería, encargada de poner en marcha el motor cuando encendemos el vehículo, pues alimenta los sistemas eléctricos aunque el motor esté parado.

Además, si el alternador no puede generar suficiente carga cuando el motor está funcionando, la batería se encarga de suplir esta carencia. Cuando el motor está parado y damos al contacto, observamos que el testigo rojo de la batería se enciende, indicándonos que la batería está alimentando todos los sistemas eléctricos del coche en ese momento.

En cambio, en el mismo instante en que ponemos el motor en marcha, la luz se apaga porque la energía de la batería ya no es necesaria, y solo sirve para cerrar el circuito eléctrico y que la electricidad pueda circular correctamente.

Si ocurre que vemos la luz de la batería encendida con el motor en marcha, nos estará indicando que el sistema eléctrico está utilizando la batería. Y debe saber que, salvo en coches muy viejos o que tengan instalados sistemas que no son de serie, es prácticamente imposible que el alternador no sea capaz de generar la suficiente energía como para alimentar todos los sistemas del vehículo.

De este modo, si vemos que el testigo de la batería se enciende con el motor en marcha, es más que probable que el alternador del coche se haya averiado. Acuda a un taller para que puedan comprobarlo por si debe ser reparado o sustituido. El precio de esta avería no bajará de 120 o 140 euros, pudiendo triplicar esta cantidad si hay que cambiarlo por un alternador nuevo.

Testigo de la batería

2. Atento a los picos de tensión

Algunas veces, cuando se conectan sistemas de elevado consumo como el aire acondicionado o las luces, puede que notemos una leve fluctuación en las revoluciones del motor. Es normal, pero, no lo es que, justo en ese momento, se encienda la luz de la batería, aunque sea tenue y durante un instante. Si esto ocurre debe revisar el alternador, ya que es un claro indicio de que fallará en breve.

3. Un ruido extraño en la correa de servicios

El alternador se acciona por el motor a través de la correa de servicios, por lo que si se destensa o está en mal estado podría patinar, provocando que el alternador no cargue bien. En esta situación también puede que se encienda el testigo de la batería del cuadro, así como es habitual que escuchemos un ruido proveniente del motor, como chirridos. En este caso no habrá que sustituir el alternador, pero sí la correa de servicios.

Otro problema que podría presentarse es que se estropee el rodamiento de la polea del alternador, lo que también provocará que el alternador no gire como es debido y no pueda cargar correctamente. La buena noticia es que también se puede sustituir y no es demasiado caro.

Por último, tenga en cuenta que si la correa se rompe el alternador dejará de cargar y solo tendremos electricidad hasta que se agote la batería. Por ello, es imprescindible que cambie esta correa cuando lo indique el manual técnico del vehículo.

4. Comprobar el alternador con un multímetro

El voltímetro es un aparato que sirve para medir la carga de la batería y, puesto que su coste es muy bajo, debería hacerse con uno. También nos sirve un multímetro o polímetro, pues incluyen entre sus funciones la de voltímetro.

Cuando lo tenga, basta con que mida la tensión entre los dos bornes de la batería para comprobar la carga. Con el motor parado, una batería en buen estado debería tener, al menos, 12,6 voltios. Con el motor en marcha puede comprobar que esa medida sube, así podrá comprobar el alternador sin desmontarlo. Si carga de forma correcta, lo normal es que la medición esté entre 13,8 y 14,4 voltios.

Comprobar el alternador con un multímetro

Indicaciones para comprobar el alternador

Es muy importante conocer los síntomas que indican una avería en el alternador, por eso debemos prevenirlo para que ese fallo no ocasione problemas más graves. El encendido del testigo en el cuadro de instrumentos, como hemos dicho, es un indicador claro de que el alternador del coche está roto, aunque en algunos vehículos lo etiquetan como ‘Alt’ o ‘Gen’. No circule si esto ocurre.

Considere además que la avería en el alternador deriva en un fallo en el voltaje que alimenta todos los sistemas eléctricos, así que el funcionamiento de los elevalunas eléctricos será más lento, disminuirá la intensidad de iluminación de los faros, etc. Si observa estos síntomas, es necesario que lo revise un mecánico.

La emisión de chirridos también muestra que el alternador no se encuentra en perfecto estado y, cuando el deterioro del alternador sea más avanzado, la batería del coche no se cargará de forma debida y el vehículo no arrancará. Por ello, como hemos indicado, la forma más sencilla de comprobar el alternador es con un voltímetro o multímetro, que nos indica el voltaje de la batería conectada al alternador sea cual sea el momento y el lugar.

Ante cualquier síntoma de que el voltaje del alternador del coche está fallando, llévelo a su taller de confianza, más vale prevenir que arriesgarnos a que se produzca una avería más costosa.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *