El reciclaje de neumáticos usados en España

El reciclaje de neumáticos usados en España

En muchas ocasiones hablamos de lo importantes que son los neumáticos del coche, de lo importante que es cuidarlos, comprobar la presión de los neumáticos y sustituirlos cuando ya tienen un desgaste importante. Cuando se hace esto, es importante tener en cuenta el reciclaje de los neumáticos.

Gracias a este proceso, los residuos de los neumáticos se pueden utilizar para otros fines, como por ejemplo fabricar asfalto para las carreteras, césped artificial u otros artículos útiles. Para conocer la importancia de deshacerse correctamente de ellos vamos a hablar de ello en este artículo.

Y es que, en España, cada año se sustituyen alrededor de 25 millones de neumáticos cada año que deben ser recogidos, clasificados, granulados y, finalmente, reciclados. Así se consigue reducir el impacto medioambiental y reaprovecharlos. ¡Veamos pues qué ocurre con los neumáticos fuera de uso!

Proceso de reciclaje de los neumáticos usados

Ya hemos visto brevemente la importancia y las ventajas del proceso de reciclaje de los neumáticos usados. Es posible que se esté preguntando cómo se lleva a cabo este proceso y cómo participar en él llevando nuestros viejos neumáticos al lugar correspondiente.

A continuación, le explicaremos sobre el proceso de reciclado de los neumáticos fuera de uso, sobre qué proceso se lleva a cabo:

  1. Recogida de los neumáticos usados. El proceso comienza con la recogida de los viejos neumáticos para su procesamiento, que se realiza en determinados centros, como en los “puntos limpios” de algunas ciudades y localidades. Nunca debemos deshacernos de los neumáticos usados tirándolos a la basura ni tampoco quemarlos ni dejarlos tirados por ahí. Desde los centros de recogida, los neumáticos se llevan a las plantas de procesamiento correspondientes. Normalmente, si los cambiamos en un taller mecánico, este se encarga de ello.
  2. Clasificación. Este es el segundo paso del proceso de reciclaje de los neumáticos usados. Hay que separar y clasificar los neumáticos correctamente, pues son diferentes y muchas veces están fabricados con distintos materiales y elementos. Se agrupan por tipo antes de pasar al siguiente paso.
  3. Granulado. El granulado consiste en triturar los neumáticos utilizando unas máquinas trituradoras especiales para esto. Después del granulado, se clasifican los distintos materiales del neumático, ya sea metal, caucho o fibra textil, y se obtienen por separado. Este proceso de separación y clasificación facilita su posterior envío a las distintas industrias que utilizarán estos componentes para fabricar otras cosas.
  4. Proceso de reciclaje de los neumáticos usados
  5. Aprovechamiento. Llegado este punto, los materiales se aprovechan en distintas industrias para fines diversos. Por ejemplo, el polvo de los neumáticos se puede utilizar para el asfalto de las carreteras, mezclado con otros productos, para producir artículos de moda, como relleno y materiales de obras, como combustible en cementeras o plantas de incineración, para fabricar depósitos de agua y balsas de infiltración, pistas para los campos de juego, etcétera.

Como hemos podido observar, la cantidad de aplicaciones de los residuos de los neumáticos usados es muy amplia. Ya sabe que, cuando cambie sus neumáticos, estos serán bien aprovechados para otros fines. A continuación, veremos algunos de los métodos que se utilizan para el reciclaje.

Métodos para reciclar los neumáticos usados

Ahora que conocemos el proceso para reciclar los neumáticos, conviene estar al tanto de algunos de los métodos que se utilizan para procesar los neumáticos viejos. Por ejemplo, en primer lugar se pueden mencionar los procesos que se valen de la aplicación de calor para transformarlos:

  • Pirolisis. Consiste en descomponer químicamente la materia orgánica y otros materiales, no metálicos ni de vidrio, por medio del calentamiento sin oxígeno. Durante el proceso no se producen furanos ni dioxinas, que son muy contaminantes. La degradación del caucho de los neumáticos por pirolisis da como resultado un gas parecido al propano llamado GAZ que tiene un uso industrial, además de para hacer aceite industrial líquido con otras aplicaciones.
  • Termolisis. Consiste en el procesamiento de un compuesto a alta temperatura para separarlo de otros. Cuando los neumáticos se exponen al calentamiento sin oxígeno, se destruyen los enlaces químicos del neumático, obteniendo metales, hidrocarburos gaseosos y sólidos para fabricar nuevos neumáticos u otros objetos.
  • Incineración. Es el proceso de combustión completo de la parte orgánica del neumático hasta reducirla a cenizas. Este proceso tiene un coste elevado con algunas dificultades añadidas, como la distinta velocidad de combustión de los distintos materiales del neumático, de difícil y necesario control, ecológicamente hablando. El calor generado puede utilizarse como energía.

A la hora de llevar a cabo el proceso de reciclaje de neumáticos usados, también se realizan otros procesos físicos:

  • Trituración mecánica. Se trata de un proceso realizado sin utilizar productos químicos ni calor. Solo se trata de pasar sucesivamente el neumático a reciclar por unas máquinas trituradoras que van reduciendo su tamaño hasta conseguir un producto muy reducido, dependiendo del uso que se le va a dar a continuación a esos residuos.
  • Métodos para reciclar los neumáticos usados
  • Trituración criogénica. Para realizar este proceso se necesitan unas instalaciones de cierta complejidad y maquinaria especial. Este proceso no es muy recomendable, por las dificultades materiales y económicas que presenta para purificar caucho y metal y por la baja calidad del producto obtenido.
  • Conversión en energía eléctrica. Algunas veces, los residuos de los neumáticos se utilizan para producir energía eléctrica. Estos residuos se meten en una caldera para su combustión y el calor y la presión generados durante el proceso se lleva a una turbina. Durante el proceso de expansión se mueve la turbina y, a su vez, el generador acoplado a ella, lo que produce electricidad

Cada planta se vale de sus propios procesos para conseguir transformar los neumáticos usados en algo útil. Si se pregunta por qué es importante reciclar, los materiales que se obtienen y las distintas maneras que hay de aprovechar los residuos de estos neumáticos son una buena respuesta.

Usos de los neumáticos de coche reciclados

Ya hemos indicado brevemente algunos de los usos que pueden tener los materiales obtenidos de los neumáticos usados tras su reciclaje. A continuación exponemos una lista con algunas aplicaciones más del material de los neumáticos usados:

  • Relleno para campos de césped artificial. Esta es la principal manera de aprovechar el granulado de caucho.
  • Fabricación de suelas de zapato. Esta es una de las aplicaciones que le han dado algunas marcas de calzado: las suelas de zapatillas, zapatos o chanclas.
  • Suelo de los parques infantiles. Los materiales de estos suelos blandos utilizados en parques infantiles suelen provenir 90% de neumáticos reciclados.
  • Asfalto de las calles y las carreteras. El polvo de caucho de reciclar los neumáticos del coche se mezclan y utilizan para el asfalto.
  • En obras. Triturados, los neumáticos se utilizan para rellenar terraplenes, entre otras aplicaciones.
  • Fabricación de elementos decorativos. Se suelen utilizar para fabricar artículos decorativos, como lámparas, columpios, maceteros, etcétera.
  • Para fabricar barreras de contención. Se utilizan gránulos de caucho para la fabricación de las barreras que se utilizan en la carretera y así dotarlas de una mayor flexibilidad.
  • Combustible. En la industria cementera y para obtener energía en plantas de incineración.
  • Arte. Algunos artistas han utilizado neumáticos usados recogidos de vertederos y talleres para materializar sus obras de arte.

Ahora sabemos que el caucho reciclado tiene muchas aplicaciones, aparte de reducirse en gran medida su impacto ecológico negativo. La ecotasa de un neumático reciclado de coche cuesta entre 1-2 euros, mientras que los de motocicleta cuestan unos 0,70€ y los de un vehículo agrícola, unos 30€. Esto se refiere al impuesto de reciclaje de los neumáticos. Como podemos ver, es una tasa razonable por un beneficio importante. Por ello, animamos a todos los conductores a procurar el reciclaje de sus neumáticos usados en  talleres y plantas de reciclaje autorizadas. ¡Nuestro entorno se lo agradecerá!

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *