Elegir una cofre de techo: Guía completa

Elegir una cofre de techo: Guía completa

Nuestro automóvil es un gran aliado para realizar cualquier actividad, ya sea laboral, deportiva o de ocio y tiempo libre. Sin embargo, muchas veces necesitamos más espacio que el del maletero para llevar lo necesario para realizar estas actividades. En estos casos, un cofre de techo es la solución.

Se pueden encontrar diferentes cofres de techo para el coche: rígidos, flexibles, grandes, pequeños, económicos, caros, ligeros, con distinta forma, aerodinámicos, e incluso algunos de gran capacidad, capaces de albergar hasta 1.700 litros y soportar cargas de hasta 140 kilos de peso.

Sean cuales sean las características del cofre para el coche que necesitemos, hay una opción adecuada para nosotros. Pero, ¿qué tipos de cofres de techo hay? ¿Qué tener en cuenta a la hora de comprar uno? ¿Cómo elegir correctamente? Toda la información, a continuación.

Tipos de cofres de techo

La oferta de cofres de techo coche disponible en el mercado es enorme.

 Por lo tanto, primero vamos a detallar los distintos tipos de cofres de techo según las distintas características: 
  • Precio. Este es uno de los principales motivos que pueden hacer que nos decantemos por una u otra opción. Normalmente, con excepciones, existe una relación directa entre la calidad del artículo elegido y el precio que pagamos por él. En este caso, un modelo económico rondará los 100€ de precio. Por supuesto, esto será evidente en la calidad de los materiales, las sujeciones, las bisagras y los cierres. Todo esto repercute también en su durabilidad. Los modelos de clase Premium pueden llegar a costar hasta más de 1.000€.
  • Tamaño. Lógicamente, a mayor tamaño, mayor capacidad y mayor precio. En este caso, elegiremos en función de nuestras necesidades, no es necesario elegir un artículo de más capacidad de la que vamos a aprovechar. Aparte de eso, menos tamaño también significa un peso menor, que es también algo a tener en cuenta.
  • Forma. Hay artículos de este tipo de muchas formas. Elegiremos una forma u otra en función de los objetos que vayamos a transportar. Puede que necesitemos un cofre de forma alargada, por ejemplo para llevar unos esquís o un par de bicicletas. Siempre hay que tener en cuenta el tipo de carga a transportar para elegir la forma más adecuada. Si es posible, conviene también tener en cuenta el aspecto aerodinámico: una menor resistencia implica un menor consumo.
  • Tipo de apertura. Los modelos de cofres de techo clásicos cuentan con apertura trasera. Por otra parte, los más nuevos llevan apertura lateral, incluso en sus dos lados. Así, se facilita el proceso de carga y descarga de la mercancía. Es importante tener esto en cuenta.
    Tipos de cofres de techo coche
  • Rigidez. En este caso, existen cofres de techo rígidos o flexibles. Los que están hechos de materiales textiles, flexibles, cuentan con la ventaja de que son fáciles de desmontar y que son plegables. Si elegimos uno de este tipo, recuerde asegurarse de que sean impermeables. Uno de sus principales inconvenientes es que hacen más ruido y que ofrecen mayor resistencia al viento. Los de tipo rígido están hechos de materiales impermeables y son más silenciosos, por el contrario, su montaje, desmontaje y almacenaje son más complicados.

Estas son las características más importantes que debemos conocer a la hora de comprar uno de estos cofres te techo para el coche. Hay que tener en cuenta que para instalarlo, el vehículo debe contar con unas barras de techo transversales.

Cómo elegir un cofre de techo para el coche

Ya conocemos los distintos tipos de cofres disponibles. Ahora, tenemos que tomar la decisión de elegir uno que responda a nuestras necesidades. Para ello, debemos tener claro qué vamos a transportar y en qué condiciones se hará.

 Estos son los factores que deben regir nuestra elección: 
  • Tamaño. Si necesitamos disponer de mucha capacidad lógicamente elegiremos uno grande. Pero, recuerde los inconvenientes: mayor tamaño significa mayor resistencia contra el aire y, por lo tanto, mayor consumo de combustible, más ruido y mayor influencia negativa al comportamiento del automóvil. Dependiendo de su tamaño, puede aumentar el consumo hasta 1,29 litros por cada 100 km de viaje. Recuerde: el cofre no puede exceder el tamaño del coche por su parte delantera o trasera.
  • Carga. No solo el tamaño es importante, la capacidad de soportar peso viene determinada por las características del propio vehículo. Por lo tanto, debe consultar el manual técnico del vehículo para saber la carga máxima permitida de su modelo y evitar excederla.
  • Cargas especiales. Ciertos artículos requieren un cofre especial para poder llevarlos, por ejemplo, las tablas de surf o los esquís. Si es nuestra intención utilizarlo para llevar estos artículos, es interesante valorar la comprar uno de estos tipos de cofres de techo especiales.
  • Instalación sencilla. La facilidad y rapidez del proceso de montaje, desmontaje y guardado es un factor realmente importante para muchas personas. Además, el artículo debe cumplir con todos los requisitos legales y de seguridad para poder ser instalado en un vehículo y circular dentro de la legalidad. Su instalación debe quedar bien firme y estable.
  • Extras. Los hay que llevan cerradura de seguridad, alfombrillas antideslizantes, correas de sujeción, separadores para la carga, etcétera. La finalidad de estos añadidos es la de asegurar todavía más la carga y proteger la carrocería del vehículo. Estas características adicionales suelen incrementar el precio del producto.

Estos son los factores más importantes que deberíamos considerar antes de realizar la compra de uno de estos productos. Los mejores cofres de techo para coche no tienen porque ser los más caros, sino los que mejor se adapten a nuestras necesidades específicas personales.

Recomendaciones para utilizar los cofres de techo

Para garantizar nuestra seguridad y la de los demás conductores al instalar un cofre, conviene seguir ciertas recomendaciones. Primero, la instalación debe realizarse a la perfección: las barras deben estar bien sujetas y el cofre ubicado de manera longitudinal respecto a la dirección de marcha.

Barras de techo

Para hacerlo, lea bien las instrucciones y cuente con la ayuda de otra persona. Una vez instalado, recuerde no circular a velocidades superiores a 130 km/h. Aunque la mayoría pueden resistir más velocidad, no es conveniente circular con ellos más rápido de manera continua.

Dentro del cofre, conviene repartir la carga a lo largo de todo el espacio disponible. El techo de un vehículo puede soportar un peso superior a los 70 kilos, pero depende del modelo. Asegúrese de consultar este dato y de no superar la carga permitida incluyendo el peso del cofre para el techo.

Tenga en cuenta que el centro de gravedad se eleva al añadir este accesorio, por lo que el vehículo se comportará de manera diferente. Esto es notable en el balanceo en las curvas y en la distancia de frenada. Por lo tanto, conviene aumentar la distancia de seguridad y anticipar las frenadas.

La mayor altura del coche también puede causar otros problemas. Hay que tenerlo en cuenta en los accesos a los aparcamientos y en los peajes. Por lo tanto, conviene circular con precaución teniendo presente esta nueva altura adicional de nuestro vehículo.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *