Neumáticos usados: ventajas e inconvenientes

Neumáticos usados: ventajas e inconvenientes

Existen distintos motivos por los que cambiar los neumáticos, algunos conductores los sustituyen coincidiendo con la llegada del invierno. Otro posible motivo es que se encuentren muy gastados y sea necesario cambiarlos. Una opción económica que eligen muchos son los neumáticos segunda mano.

El cambio de los neumáticos de un coche puede resultar bastante costoso y es por ello que la opción de instalar unos neumáticos usados cobra sentido en muchos casos. Los motivos económicos llevan a mucho conductores a considerar esta opción cuando llega el momento del cambio de neumáticos.

Si estamos valorando la opción de instalar unas ruedas de ocasión es posible que nos asalten varias preguntas. ¿Son seguros los neumáticos de segunda mano? ¿En qué debo fijarme antes de comprar unos neumáticos usados? Vamos a descubrir los pros y los contras de los neumáticos de segunda mano.

Quizá te interese: Mejores marcas de neumáticos

¿Qué son los neumáticos de segunda mano?

Se llama así a los componentes que ya han sido utilizados con anterioridad y que se han sometido a un proceso de selección y, en algunos casos, restauración para devolverles sus características. Así, se pueden instalar de nuevo de manera que son útiles para circular durante más tiempo.

Existe cierto recelo a la hora de comprar unos neumáticos de segunda mano. Por ello, conviene saber de dónde vienen estos neumáticos y qué garantías de seguridad ofrecen. Es lógico pensar que, en algunos casos, su origen puede ser dudoso y eso puede suponer un riesgo para nuestra seguridad.

Sin embargo, los neumáticos usados suelen ser bastante seguros. Muchos de estos componentes vienen de coches de alquiler, pues se cambian entre los 20.000 y 25.000 km de viaje. También pueden venir del cambio de ruedas por parejas, si una de ellas se pincha y se sustituye también la otra para igualarlas.

Los hay procedentes de un cambio de llantas o de marca, por motivos estéticos o para mejorar la dinámica del coche. También proceden de países en los que el cambio estacional es obligatorio. Por ello, su origen suele ser fiable, solo unos pocos vienen de coches que han sufrido accidentes de tráfico.

Además, antes de venderlos, los neumáticos usados son revisados y restaurados. Se comprueba que la profundidad de su banda de rodadura es adecuada y que estén en buen estado. ¿Qué tipo de neumáticos debo elegir para mi coche? Si tiene dudas, a continuación le explicamos las ventajas y desventajas.

Ventajas de los neumáticos de segunda mano

La principal ventaja de estos neumáticos es su precio, por lo tanto, el aspecto económico es el punto a su favor más importante. El cambio de neumáticos puede resultar bastante costoso, a modo orientativo, en España puede suponer un desembolso de entre 450-800€.

Conviene recordar que los neumáticos deben revisarse cada 10.000 kilómetros de viaje, sobre todo los del eje delantero que sufren un desgaste más rápido, y que la vida útil de unos de estos componentes, de calidad, se establece entre 40.000 – 50.000 kilómetros.

El precio de los neumáticos nuevos de calidad oscila entre los 100-200€. En cambio, el de unos neumáticos seminuevos está entre los 25 – 60€. Así, es fácil darse cuenta de que suponen un ahorro de hasta el 75% del precio de unos nuevos. Esta es una razón de peso para muchos conductores.

Además, otra de las ventajas es que los neumáticos recauchutados se procesan para devolverles sus características originales de funcionamiento, por lo tanto, se consideran seguros. Simplemente, hay que asegurarse de saber elegirlos correctamente.

El aspecto ecológico es también importante. Estos componentes usados todavía suelen contar con bastante vida útil. Por lo tanto, utilizarlos tienen un impacto positivo sobre el medio ambiente, pues se retrasa su reciclaje y la fabricación de nuevos componentes.

Los neumáticos que para el reciclaje se dejan en vertederos y esto puede tener un impacto ambiental considerable. Cuando se reciclan, se destinan a fabricar hormigón asfáltico o protecciones de goma, como las que se pueden encontrar en los parques infantiles.

Te puede interesar: Mejores marcas de llantas

Inconvenientes de los neumáticos de segunda mano

El primer aspecto negativo de esta opción es desconocer el uso que han llevado unos determinados componentes. Observando la rueda, se pueden apreciar las imperfecciones e irregularidades que tengan. Preste atención a signos de desgaste, cortes y grietas, para desechar los componentes que los presenten.

Neumáticos segunda mano

Utilizar unos neumáticos deteriorados implica un riesgo de que este reviente durante la marcha. No hace falta entrar en detalles sobre lo que esto puede suponer. Por lo tanto, antes de adquirir unos neumáticos seminuevos, conviene revisarlos detenidamente para asegurarse de su calidad.

Profundidad del dibujo ruedas de ocasión

No hay una base legal que regule la venta y seguridad de estos neumáticos. Se pueden utilizar, pero deben cumplir ciertos requisitos: no deben tener cortes, la profundidad del dibujo es al menos de 1,6 mm y se corresponden con las características del vehículo y la documentación técnica del mismo.

Muchas veces es imposible conocer su procedencia, por ello, es recomendable elegir un proveedor de confianza. No sabemos en qué condiciones se han almacenado, en qué vehículos han sido instalados ni sus condiciones de uso, por lo que deberíamos tener cierta garantía de calidad por parte del proveedor.

Las consecuencias de circular con unas ruedas en mal estado son que se pueden producir vibraciones, el manejo y la estabilidad del vehículo pueden verse afectados y también se puede producir un desgaste irregular de los componentes.

Si los neumáticos presentan un deterioro importante, sus características pueden verse perjudicadas. Esto supone ciertos riesgos en la carretera, por ejemplo, puede cambiar su respuesta al frenar sobre terreno mojado o haber perdido capacidad de tracción.

También te puede gustar: Neumático Runflat: ventajas desventajas antipinchazos

Conclusión

El cambio de los neumáticos supone un desembolso considerable. Por ello, la respuesta a si merece la pena comprar neumáticos que ya han sido utilizados, siempre y cuando su origen y proveedor sean de fiar, es un sí. Pero, si decide hacerlo, recuerde prestar atención ciertos detalles.

Código DOT neumaticos usados

Por ejemplo, si vamos a cambiar todas las ruedas, conviene mirar el código DOT, que son los números grabados en el lateral, pues nos indican datos como la fecha de fabricación de los neumáticos, los códigos de velocidad o los índices de carga. Teniéndolos en cuenta elegiremos componentes similares.

Esta es una recomendación muy importante, aplicable también al cambio de la pareja de neumáticos de un mismo eje. Siguiendo todas las recomendaciones citadas en esta publicación, podrá ahorrar y evitará que le den gato por liebre.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *