Qué es el sistema de frenos ABS

Qué es el sistema de frenos ABS

Es sabido que uno de los principales componentes de un vehículo, que siempre deben encontrase en perfecto estado, son los frenos. En la actualidad, el sistema de frenos ABS es el más utilizado, por ejemplo, en Estados Unidos son un requisito imprescindible para todos los coches de nueva fabricación desde el año 2013.

Por este motivo, el de garantizar la máxima seguridad al volante, nació el sistema antibloqueo de frenos ABS, para ayudar al conductor a mantener cierta capacidad de dirección y evitar un arrastre excesivo durante la frenada. Por su seguridad, no se pierda este post, le mostramos en qué consiste este sistema de frenos y cómo funciona.

Cómo funciona el sistema antibloqueo de frenos ABS

El sistema antibloqueo de frenos ABS evita que las ruedas se bloqueen y patinen al frenar provocando el deslizamiento del vehículo. De este modo, el coche no solo desacelera de manera óptima, sino que permanece estable y mantiene su maniobrabilidad durante la frenada, es decir, puede girarse el volante mientras frenamos.

ABS son las siglas de “Anti Blockier System”. Este sistema de frenos impide que alguna de las cuatro ruedas patine, permitiendo dirigir el vehículo mientras se frena. Esto nos permite maniobrar mientras frenamos para evitar colisionar con cualquier obstáculo. Sin el sistema ABS no se podría girar mientras frenamos, además el coche podría patinar peligrosamente.

Para comprender mejor el funcionamiento de este sistema de frenos antibloqueo, hay que saber que cada rueda lleva un sensor de revoluciones conectado con la unidad central de control electrónico del ABS. Así, se miden las revoluciones de las ruedas y se comparan constantemente entre sí y con la velocidad real del vehículo.

Sensor de revoluciones

En caso de que la velocidad de giro de alguna rueda disminuya más que las otras proporcionalmente, se detecta el peligro de bloqueo. Acto seguido, se reduce inmediata y automáticamente la presión hidráulica del líquido de frenos sobre el circuito correspondiente a esa rueda, para que no se frene tanto.

Por lo tanto, el sistema antibloqueo de frenos ABS actúa de forma automática sin que el conductor tenga que reducir la presión sobre el pedal del freno. Por su parte, los sensores de velocidad de las ruedas detectan el bloqueo y envían señales para modificar la presión de la frenada, que varía rápidamente adaptándose a las exigencias.

Los sistemas de frenos antibloqueo ABS modernos, realizan la operación de disminuir y aumentar la presión de la frenada entre 15 y 18 veces por segundo, incluso con el pedal del freno pisado a fondo. Sobre pavimento húmedo, permiten que el agua drene por las estrías y no se forme la cuña de agua y se produzca el aquaplanning, que provoca que el coche patine sobre el agua, perdiendo por completo el control del mismo.

Por último, el sistema de frenos antibloqueo está supervisado por el dispositivo de mando. En caso de encontrar algún problema, se desconectan los ABS y se enciende la luz de advertencia del panel de instrumentos, avisándonos de que en ese momento el sistema de frenos ABS no está disponible. La luz del sistema ABS se enciende al accionar la llave de contacto y se apaga cuando el motor se pone en marcha.

Cómo debemos frenar con los frenos ABS

Para activar el sistema antibloqueo de frenos ABS se debe pisar fuerte y con firmeza el pedal de freno. Cuando necesite frenar de repente, se mantiene presionado el pedal de freno lo más firmemente posible, ya que es necesaria este tipo de presión para que los frenos ABS funcionen correctamente.

Cómo debemos frenar con los frenos ABS

Es posible que, al hacerlo, sientas vibraciones en el pedal, incluso pueden oírse ruidos que son normales cuando funcionan los ABS. No obstante, la fuerza debe seguir aplicándose sobre el pedal de freno para frenar eficientemente.

Cabe destacar que el sistema de frenos antibloqueo tiene un alto impacto en la seguridad vial y ha sido una contribución fundamental en los últimos años para reducir el número de accidentes de tráfico.

Ventajas de los frenos ABS

El sistema antibloqueo de frenos ABS garantiza un manejo pleno del automóvil en todo momento, incluso en situaciones de frenada de emergencia.

 Además, el sistema de frenos ABS también tiene otras muchas ventajas entre las que destacan las siguientes: 

  • El coche siempre permanecerá manejable, incluso en situaciones de frenado a fondo.
  • Nuestro automóvil no derrapará al frenar a fondo en una curva ni perderemos su control por culpa de la frenada.
  • Gracias a este sistema antibloqueo de frenos, el comportamiento del automóvil al frenar nodependerá tanto de las condiciones del suelo.
  • En general, los frenos ABS han sido una contribución muy importante a la seguridad activa del automóvil.

Tipos de sistemas antibloqueo de frenos ABS


Pueden encontrarse tres tipos diferentes de sistemas de frenos antibloqueo ABS que funcionan de manera diferente.

 En líneas generales, estas son sus principales características: 
  1. Sistema de frenos antibloqueo de un canal. Se utiliza principalmente en pickups con ABS en sus ruedas traseras. Llevan una válvula que controla las dos ruedas traseras y un sensor de velocidad instalado en el eje trasero. Este sistema funciona de manera similar al sistema de tres canales. Se supervisan las ruedas traseras juntas, pues estas deben empezar a bloquearse antes de que el sistema ABS actúe.
  2. Sistema antibloqueo de tres canales. Hace un tiempo, la mayoría de los sistemas de frenos antibloqueo ABS eran de tres canales. En ellos, las dos ruedas delanteras se controlan de forma individual, al igual que ocurre con las dos ruedas traseras.
  3. Sistema antibloqueo de cuatro canales. En los vehículos más actuales solo se utilizan sistemas de frenos antibloqueo ABS de cuatro canales. En este caso, el sensor de velocidad en cada rueda es controlado de manera individual. Así, como cada rueda tiene un sensor de velocidad, la unidad de control electrónico conoce en todo momento la velocidad de giro actual de cada una de las ruedas. Así, si una rueda desacelera más que las otras durante la frenada, la presión de freno de esa rueda se mantiene o disminuye. No obstante, esto solo ocurre a una velocidad mayor de 6 km/h y siempre que el conductor tenga su pie en el pedal del freno. De esta manera, la velocidad del vehículo y la de la rueda individual se ajustarán de forma permanente. Esto hace que la presión del freno también cambie sin interrupción.
[Total: 1   Promedio: 5/5]