Qué son los caballos fiscales y cómo calcular la potencia fiscal

Qué son los caballos fiscales y cómo calcular la potencia fiscal

Muchos conductores se preguntan, ¿cómo saber los caballos de mi coche? Casi todos sabemos que este término sirve para referirse a la potencia de un vehículo. Lo que no todos saben es que hay dos tipos: los caballos de potencia o caballos de vapor y los caballos fiscales.

En primer lugar, tenemos pues que diferenciar los caballos fiscales (CVF) y los caballos de vapor (CV). El primer término está relacionado con la carga impositiva a la que está sometido un vehículo, o los impuestos que se paga por él, como explicaremos con detalle más adelante.

Los caballos de vapor se refieren a la potencia de un vehículo. Una vez explicado esto, surgen otras preguntas más. Por ejemplo, ¿cómo calcular los caballos fiscales de un coche? Para resolver esta y otras dudas relacionadas más, por favor, siga disfrutando de la lectura.

Diferencia entre caballos de vapor y caballos fiscales de un coche

 Antes de pasar a explicar cómo se calculan los caballos de un coche, es conveniente detallar un poco más la diferencia que hay entre los dos conceptos mencionados anteriormente: 
  • i Caballos de vapor. Es una unidad de medida de potencia calculada tomando la potencia que se necesita para, en un segundo, levantar a un metro de altura un peso de 75 kilogramos. Se expresan como cv. Por poner un ejemplo, el Hyundai Tucson 1.7CRDi tiene 115 CV.
  • i Caballos fiscales. ¿Qué son los caballos fiscales? A esto también se le conoce como potencia fiscal y se calcula a partir de la cilindrada y al número cilindros de un vehículo. Cuantos más caballos fiscales tiene un vehículo, más impuestos se pagan por el mismo. Por ejemplo, el Hyundai Tucson Hyundai Tucson 1.7CRDi tiene 12,02 caballos fiscales.

Como puede ver, los caballos fiscales no sirven para medir físicamente la potencia, simplemente es un término relacionado con los impuestos que paga un determinado vehículo. Puede saber la potencia fiscal de su coche consultando la tarjeta de la ITV. También verá la potencia, expresada en kW.

Sin embargo, los caballos de vapor si tienen una base real y nos sirven para medir la potencia que es capaz de desarrollar un motor. Teniendo todo esto bien claro, ya podemos pasar a ver cómo calcular los caballos fiscales y también cómo calcular los caballos de vapor de un vehículo.

Caballos de vapor y caballos fiscales: cálculo y significado

Si se pregunta cómo calcular los caballos de un coche, es algo bastante sencillo. Solo necesita disponer de algunos datos. La potencia de un coche se mide también en kilovatios o kW. Debe consultar el manual técnico del vehículo para disponer de la información sobre la potencia del automóvil en kW.

Cuando tenemos la potencia en kW, se multiplican por 1,36. Esto nos da como resultado los caballos que tiene nuestro vehículo. También hay otra posibilidad, que es realizar este cálculo a partir del número de cilindros que lleve y a través de la cilindrada.

 Calcular los caballos por el número de cilindros del coche también es una operación bastante sencilla: 
  • i Primero, dividimos la cilindrada del vehículo entre la cantidad de cilindros que lleve.
  • i En segundo lugar, tomamos el resultado y lo elevamos a 0,6.
  • i Finalmente, se multiplica el resultado por 0,08 para conseguir una aproximación muy fiable a los caballos de vapor que tiene nuestro coche.

Es importante saber los caballos de vapor que tiene nuestro coche. Esto puede ser útil, por ejemplo, si queremos comprar o vender un coche. También puede ser necesario si, simplemente y por cualquier razón, tenemos que conocer esta información para incluirla en algún documento, como en un seguro.

Para calcular los caballos fiscales, aplicaremos esta fórmula: (0,785 x diámetro de los cilindros x carrera del pistón) x 0,08. A mayor cilindrada tendremos un mayor número de caballos fiscales y, consecuentemente, pagaremos más. Puede encontrar una calculadora de caballos fiscales en línea.

Pero, no es posible calcular los caballos con la potencia fiscal, esto es, cambiar de caballos de vapor a caballos fiscales. Para conocer ambos datos, consulte la documentación del vehículo o proceda a realizar los cálculos que indicamos anteriormente.

Cuánto paga un coche según los caballos fiscales

La cuantía del impuesto de circulación varía según este dato. En cada ciudad o localidad, el Impuesto sobre los Vehículos de Tracción Mecánica es diferente. El criterio elegido para el pago de impuestos por tener turismos es el caballo fiscal.

Para ilustrar esto un poco con un ejemplo práctico, si tomamos como referencia las cuotas que cobra el Ayuntamiento de Madrid en el año 2022 por este impuesto, podemos ver que, en caso de los turismos, es:

  • i < 8 CVF: 20 €.
  • i 8 – 11,99 CVF: 59 €.
  • i 12 a 15,99 CVF: 129 €.
  • i 16 a 19,99 CVF: 179 €.
  • i >20 CVF: 224 €.

Aparte de este impuesto, los seguros nos cobrarán más o menos en función de la potencia que tenga nuestro vehículo. El precio depende de cada aseguradora, por lo que tendremos que consultar con cada una por separado para saber cuánto cuesta el seguro según los CV.

No todos los tipos de vehículos pagan los impuestos por este criterio, por ejemplo, los impuestos que se pagan por los autobuses son en función de las plazas autorizadas que tengan, mientras que los ciclomotores pagan impuestos según los centímetros cúbicos.

Conclusión

Ahora tendrá una mejor idea de este concepto de caballos fiscales y su diferencia con los CV de vapor o CV de potencia. Es importante saber esto cuando vayamos a comprar un vehículo, o a venderlo, pues nos ayudará a saber mejor qué carga impositiva se puede esperar.

Tanto los CVF como los CV de un vehículo pueden influir en nuestra decisión de comprar o no un determinado vehículo. Ya sabemos que tanto el ayuntamiento correspondiente como la aseguradora nos cobrarán más cuanto mayor sea el número de caballos fiscales y de caballos.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *