Síntomas del desgaste de los cojinetes de empuje del embrague

Síntomas del desgaste de los cojinetes de empuje del embrague

Es necesario que los distintos componentes del embrague, como el cojinete de empuje, funcionen correctamente para que el sistema funcione bien en su conjunto. El embrague sirve para conectar el motor y la transmisión y se encarga de la transferencia de la potencia a las ruedas traseras de un coche.

Cuando el cojinete de empuje del embrague se estropea, esto ocasiona ciertos problemas importantes, como holguras que provocan vibraciones y ruidos de chirridos procedentes del sistema de la transmisión del vehículo. Son síntomas de avería que suelen empeorar cuando se utiliza el embrague.

Vamos a proporcionarle información valiosa sobre este componente del embrague. Por ejemplo, veremos cuál es la función del cojinete de embrague y sus síntomas de avería, como los ruidos característicos. Así, podrá diagnosticar una avería en este componente y solucionarla de inmediato.

¿Qué es el cojinete de empuje del embrague?

¿Qué es el cojinete de empuje del embrague?

Se denomina cojinete de empuje a un componente capaz de soportar las dirigidas en función del eje de rotación. Hay cojinetes para soportar las cargas de tipo radiales y axial. Son dos soluciones empleadas ampliamente para dar solución a ciertos problemas técnicos especiales en automoción.

El cojinete de empuje del embrague es necesario para accionar los muelles del embrague y para la acción de desembrague. Esto es, interponer, entre la palanca accionada por el pedal y el plato que gira con los muelles, un cojinete para absorber la carga axial de la reacción de los muelles y permitir el giro.

Estos componentes se encuentran instalados en cualquier vehículo que lleve instalado un cambio de marchas manual. Explicando su utilidad de manera más sencilla, este componente sirve para desconectar el embrague a voluntad del conductor, cuando acciona el pedal de embrague.

Como muchos otros componentes del automóvil, ha ido evolucionando desde sus primeras versiones que no eran muy duraderas. Así, se han ido solucionando los problemas que presentaban los primeros tipos de cojinetes y se han ido introduciendo nuevos tipos de estos, como los cojinetes radiales.

Síntomas de que el cojinete de empuje del embrague se ha gastado

Para que el embrague funcione correctamente, todos sus componentes deben de estar en buen estado. Si el cojinete de empuje del embrague se ha estropeado, puede detectar un fallo del embrague de varias maneras. Vamos a clasificar y analizar los posibles síntomas de este componente cuando se desgasta:

  • ! Ruidos de la transmisión. Cuando se desgasta el cojinete de empuje, se produce una holgura entre los rodillos que este lleva. Al moverse más de la cuenta en el asiento de montaje, se pueden producir chirridos, rugidos o vibraciones de la transmisión. Normalmente estos síntomas van a más cuando se utiliza el embrague. Esto ocurre sobre todo en climas cálidos.
  • ! Vibración al pisar el pedal. Si notamos que el pedal vibra al pisar el pedal del embrague, esto nos puede estar indicando que el cojinete de empuje está desgastado. El problema es que este componente ya no realiza bien su función de distribución de la carga de manera uniforme en la placa que lleva el embrague. El contacto desigual con la placa que hace presión provoca la vibración que podemos sentir al pisar el pedal.
  • ! Embrague atascado. Si el cojinete de empuje ha perdido la lubricación que necesita con el paso del tiempo, el uso y el desgaste, esto puede provocar que el rodamiento atasque o que no se desplace con soltura. En consecuencia, pueden producirse ruidos de rechinar al cambiar de marcha, porque el cojinete no libera por completo el embrague. Como resultado, tendremos dificultades para cambiar de marcha.

Otros síntomas de un cojinete de empuje dañado pueden ser el sobrecalentamiento del motor, que se perciba olor a quemado, que se produzca el deslizamiento del embrague o que el vehículo de tirones al circular.

Cuando este componente se desgasta debe sustituirse. No es una reparación cara por el componente en si, más bien por los costes en mano de obra, pues requiere bastante trabajo. Al fin y al cabo, es una pieza importante que, si no se mantiene como corresponde, puede propiciar una avería del embrague.

Cuándo cambiar el cojinete de desembrague

Сojinete de empuje síntomas

El embrague de un automóvil debe revisarse después de 40.000-50.000 kilómetros recorridos. Su vida útil depende en gran medida del estilo de conducción. Si circulamos principalmente por la ciudad y realizamos muchos cambios de marchas esto acortará su vida útil y este intervalo será menor.

Un diagnóstico temprano de cualquier problema de ocurra a un componente del sistema de embrague, incluyendo el cojinete de desembrague, y un mantenimiento y ajuste oportunos harán que el sistema y los componentes que lo forman estén mucho más tiempo en buen estado y alargarán su vida útil.

El funcionamiento de esta pieza no puede diagnosticarse en un taller, es decir, no es posible comprobar su desplazamiento al pisar el pedal de embrague. Por esta razón, cuando notamos alguno de los síntomas anteriores u ocurre cualquier tipo de avería en el embrague, hay que sustituirlo.

Si nuestro vehículo lleva instalado un cojinete de desembrague de tipo hidráulico, la recomendación es la misma. Si el resto del sistema de embrague presenta desgaste, es siempre recomendable sustituirlo también, comprando un kit de reparación del embrague que incluya los componentes a sustituir.

Es importante observar el correcto asentamiento de esta pieza: el casquillo guía debe estar exactamente en el centro y en paralelo al eje primario de la caja de cambios. Si el casquillo guía está desgastado o dañado, se cambia inmediatamente, pues evita el buen deslizamiento del cojinete de desembrague.

Conclusión

Ahora conocemos un poco mejor la función del cojinete de empuje o cojinete de desembrague y cómo puede estropearse. Ya que, como hemos comentado, no es posible evaluar su buen funcionamiento directamente, debemos conocer los síntomas que nos permitan saber si efectivamente se ha averiado.

De confirmarlo, es necesaria su sustitución. Recuerde que, incluso si es otra pieza del embrague la que se ha dañado, se recomienda cambiarlo también. La razón es que no es una pieza cara y, normalmente, su nivel de desgaste es similar al del resto del sistema, por lo que no merece la pena esperar.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *