Sistemas ADAS: qué son y cuáles tenemos en nuestros coches

Sistemas ADAS: qué son y cuáles tenemos en nuestros coches

Los vehículos actuales son cada vez más seguros y los fabricantes no dejan de introducir innovaciones, como los sensores de aparcamiento, para mejorar la seguridad. El sistema ADAS (del término anglosajón “Advanced Driver Assistance Systems”) son sistemas avanzados de asistencia al conductor.

Estos sistemas ADAS en vehículos sirven como asistencia en distintos aspectos. Por ejemplo, los hay que nos avisan de ciertas situaciones en carretera, como la alerta de tráfico cruzado, también los hay que regulan el comportamiento del coche, como el control de crucero adaptativo.

Los coches modernos llevan varios de estos sistemas avanzados de ayuda a la conducción. Muchas veces, el conductor no es consciente siquiera de que puedan estar actuando. Para que se ponga al día sobre estos sistemas de asistencia, ¡aquí le presentamos información completa y clara sobre el tema!

¿Qué son los sistemas ADAS?

Ya hemos explicado que los sistemas ADAS ayudan al conductor de distintas maneras, igual que el eCall qué es, para hacer la conducción más segura, más confortable o más sencilla. Por eso, desde el 2022 todos los vehículos deberán llevar sistemas ADAS instalados obligatoriamente.

Para dar una definición de estos podríamos decir que los sistemas ADAS son dispositivos electrónicos de asistencia al conductor que realizan distintas funciones de aviso y control del funcionamiento del vehículo para evitar accidentes y otras situaciones complicadas al circular.

Desde nuestro punto de vista, toda tecnología que sirva para mejorar la seguridad en carretera es bienvenida. Al fin y al cabo, al año todavía fallecen muchos conductores y peatones por descuidos al volante, como no guardar la distancia de seguridad o perder la atención.

¿Qué sistemas ADAS llevan los vehículos modernos?

Ya sabemos qué son los ADAS y, esta claro que estos sistemas ayudan a conseguir una conducción más segura, cómoda y fiable. Existen sistemas de asistencia de distintos tipos y para distintos fines. A continuación, vamos a revisar los más importantes que pueden encontrarse en la actualidad:

  • i Sistema detector de ángulo muerto. Lafunción de este sistema es la de avisarnos en caso de que un vehículo nos vaya a adelantar y que no lo hayamos visto por los retrovisores. El sistema nos da un aviso por medio de una luz que se enciende en el espejo retrovisor. Esto evitará que realicemos una maniobra equivocada y reduce las posibilidades de colisionar así con el vehículo que nos adelanta y que no hemos visto.
  • i Alerta de tráfico cruzado. Graciasa este sistema recibiremos un aviso si al dar marcha atrás para salir del aparcamiento se aproxima otro vehículo cruzándose en nuestra dirección. Así, nos ayudará a evitar el choque en una maniobra cotidiana que tenemos que realizar casi a diario.
  • i Control de crucero adaptativo. Con este sistema, el coche va midiendo la distancia con el coche que circula delante de nosotros y evita que nos aproximemos más de lo que debemos sin que nos demos cuenta. De esta manera, el sistema puede frenar o acelerar nuestro vehículo según lo considere necesario.
  • i Sistema de aviso de cambio de carril. Su misión es la de detectar las líneas de la carretera continuamente. Si nos desviamos y cambiamos de carril sin accionar los intermitentes, el sistema interpreta que se ha realizado el cambio de manera involuntaria, por lo que procederá a avisar al conductor por distintos medios. Por ejemplo, puede emitir una señal de aviso acústica, puede moverse asiento del conductor o encenderse una luz en el cuadro de instrumentos. El conductor entonces debe corregir la trayectoria del vehículo para evitar que se produzca un accidente.
  • i Control de mantenimiento en carril. Suele estar incluido en los sistemas de aviso de cambio de carril y ayuda a controlar la dirección automáticamente, para que el vehículo recupere su trayectoria ideal por nuestro carril.
  • i Sistema de detección de peatones. Se encarga de analizar la situación delante del vehículo y de avisar si se percibe una emergencia, por ejemplo si alguien se cruza andando delante del coche. El aviso se puede realizar por medio de una pantalla proyectada sobre el parabrisas o en el panel de instrumentos. En vehículos con frenada autónoma, el vehículo se detiene de manera automática para evitar el atropello.
  • i Aviso de colisión. Nos avisa de los obstáculos próximos que haya delante del coche. Resulta muy útil en caso de encontrarnos en un atasco, en el que tenemos que arrancar y parar constantemente prestando mucha atención al vehículo que tenemos delante para no darle un golpe. El aviso suele de tipo auditivo y la frecuencia del pitido que emite nos indica la proximidad al obstáculo detectado.
  • i Detección de cansancio del conductor. Analiza los movimientos y los ojos del conductor para detectar su cansancio y dar una señal de aviso para procurar su descanso. En este caso, el aviso puede aparecer con el icono de una taza de café en el panel de instrumentos del vehículo.
  • i Freno autónomo de emergencia. Puede ocurrir que el vehículo que circula delante de nosotros frene de golpe o también puede ocurrir que nos despistemos y nuestro vehículo lleve trayectoria de colisionar con algún obstáculo. En estos casos el freno autónomo de emergencia se pondrá en marcha para reducir la velocidad del coche y avisar correspondientemente a los conductores que circulan detrás de la maniobra de frenada de emergencia.

Estos son algunos de los tipos de sistemas ADAS que suelen llevar los coches que encontramos en el mercado. Por supuesto, van surgiendo nuevos sistemas continuamente e incluso algunos fabricantes tienen sus propios sistemas de asistencia y sus propias versiones de los sistemas existentes.

 Conclusión 

Recuerde que usar sistemas de asistencia al conductor no quiere decir que nos relajemos al conducir y que deleguemos tareas como prestar la máxima atención a un dispositivo electrónico de asistencia. Por ejemplo, nunca debemos descuidar la distancia de seguridad porque llevemos un freno autónomo.

Al fin y al cabo, el conductor sigue siendo usted. Los dispositivos pueden facilitarnos mucho la circulación pero no sustituyen su atención ni tampoco hacen que su coche circule solo. Por eso, le animamos a aprovecharlos, porque son de gran ayuda, pero nunca a depender excesivamente de ellos.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *