Tipos de cascos de moto

Tipos de cascos de moto

La moto es posiblemente el vehículo que más sensaciones causa. Esto es porque nos permite experimentar la velocidad al aire libre y sin barreras. Sin embargo, esta es una razón más para protegernos de las inclemencias y accidentes, con ropa especial y varios tipos de cascos de moto.

Así, a la hora de decidir qué casco de moto comprar, además de saber la talla del casco de moto, tendremos en cuenta el modelo de moto que llevamos, el uso que le daremos o simplemente nuestras preferencias para proteger la cabeza de la mejor manera posible.

Si está valorando adquirir un casco de moto nuevo, le gustará saber cosas como las diferencias que hay entre los tipos de casco para moto, qué casco de moto ofrece una mejor protección, cuál es más ligero o más resistente, por citar algunas características importantes. ¡Veámoslos con detalle!

Diferencias entre los distintos tipos de cascos de moto

Si vamos a comprar un casco de moto, debemos saber que hay muchos tipos diferentes, cada uno con unas características y un nivel de seguridad:

  • Cascos “quitamultas”. Son cascos tipo gorra, también llamados cascos “Calimero”. La calota de estos cascos solo proporciona una cobertura del 50% del cráneo y dejan al descubierto partes importantes como el cuello, la mandíbula o la nunca. Por ello proporcionan un nivel de seguridad y de protección bajos. Estos cascos pueden ser adecuados para circular a baja velocidad por entornos urbanos. Tienen un bajo precio y pocas ventajas, su nombre de “quitamultas” lo dice todo. Eso sí, si decide comprar uno, asegúrese de que está homologado, de no ser así no cumplirán ni siquiera esta función de evitarnos sanciones.
  • Casco Jet. Suelen utilizarse en entornos urbano llevando scooters de una potencia moderada. Su protección abarca la cabeza, la nuca y las orejas, dejando la mandíbula al descubierto. Se recomienda este tipo de caso de moto a personas que circulen a velocidad media-baja y en trayectos de corta distancia. En su contra, proporcionan una protección limitada, no son demasiado cómodos, no tienen una buena aerodinámica ni tampoco cuentan con un sistema que permita una ventilación adecuada.
  • Casco modular. Este tipo de casco para moto se caracteriza porque lleva una calota articulada ajustable para el mentón, que se puede ajustar más arriba o más abajo según el motorista. Esta característica les añade un plus de comodidad y tienen un buen nivel de protección, similar al nivel que proporciona un tipo de casco integral. Puede utilizarse con cualquier tipo de moto, como scooters, motos touring o maxiscooters, y en cualquier trayecto. Su principal desventaja es que, en caso de sufrir un golpe, se podría romper por el barboquejo, dejando expuesto el mentón y la mandíbula.
  • Casco integral. Si nos preguntamos qué tipo de casco para moto es mejor y buscamos seguridad, este tipo es el que mayor nivel de seguridad y protección proporciona. Su calota se fabrica de una sola pieza y sirve para proteger la cara, la mandíbula y el mentón, la nuca y las orejas. Estos son aptos para circular con cualquier moto, independientemente de que sea una moto de potencia media o alta. Igualmente, son ideales para recorridos de longitud media-larga. Hay cascos de este tipo específicos para determinados modelos de moto, como de carreras, diseñados con una forma para proporcionar una buena respuesta aerodinámica y un peso ligero.
  • Diferencias entre los distintos tipos de cascos de moto
  • Casco Off-Road. Tienen un diseño y una estética muy diferente al resto y son aptos para motocross, enduro racing o para trial. Se trata de unos cascos integrales pesados y resistentes. Dependiendo de para que deporte hayan sido diseñados, sus características serán algo diferentes, por ejemplo, los de motocross son distintos a los de enduro: tienen un peso ligero, no llevan pantalla, llevan una visera y una mentonera prominente y bien ventilada.

En el catálogo de los fabricantes, encontramos muchos modelo, tipos y subtipos diferentes. Si ya lo tenemos, es importante saber cómo limpiar el casco de la moto y proporcionarle un mantenimiento adecuado. Si aún no tiene claro qué saber antes de comprar un casco de moto, ¡siga leyendo!

Cómo elegir un tipo de casco para la moto

Son varios los criterios que podemos seguir a la hora de elegir un casco adecuado para nosotros. Por ejemplo, podemos elegir un tipo de casco según la moto que llevemos, el dinero que pretendamos gastar, la frecuencia con la que utilicemos nuestra motocicleta, etc.

Para aclarar un poco las cosas y ayudarle a elegir, vamos a darle algunos consejos básicos de cómo escoger un casco de moto:

  • Uso que le vamos a dar. Elegiremos un casco u otro según por dónde vayamos a circular, las condiciones meteorológicas del sitio y la longitud de los trayectos que realizaremos. Por ejemplo, un casco tipo Jet puede ser ideal para la ciudad, mientras que para trayectos más largos, elegiremos uno que proporcione una protección mayor. Igualmente, si vivimos en una zona fría, será mejor elegir uno que nos proteja mejor de las inclemencias, como uno integral.
  • Presupuesto. Normalmente, calidad y precio van de la mano. Elegir un casco para moto de marca es garantía de que tendremos un buen producto. Puesto que nuestra vida puede depender de ello, recomendamos elegir un casco de calidad que proporcione un buen nivel de protección.
  • Talla. Lo ideal sería poder probárselo antes de comprarlo, las tallas pueden diferir entre los fabricantes, aunque hay ciertas indicaciones que podemos seguir para saber que talla de casco de moto nos corresponde.
  • Material. El nivel de seguridad que proporciona el casco depende en gran medida del material del que esté hecho. Los de plástico son los más baratos, pero es recomendable valorar los cascos de policarbonato o los cascos multi-fibra.
  • Pantalla y cierre. Debe valorar que la pantalla del casco sea lo más práctica posible a la hora de abrirla o cerrarla. No debe abrirse con facilidad, pues a alta velocidad el viento podría abrirlo ligeramente y producir silbidos. Por ello, es preferible que el cierre vaya un poco duro y también que no se deje caer cuando dejamos la visera entreabierta.
  • Visera o gafas. En la actualidad, no se llevan mucho los cascos con la visera ahumada y se utilizan unas gafas de sol retráctiles. Es aconsejable fijarse en este detalle, pues las gafas incorporadas en el casco deben contar con ciertas características, como protección contra rayos UV para evitar quemaduras en los ojos.
  • Ventilación. Las entradas y salidas de aire le otorgan un nivel de comodidad adicional a los cascos de moto. Un casco bien ventilado permite que entre aire fresco por su parte delantera y que el calor salga por la parte trasera, permitiendo la ventilación de toda la cabeza.
  • Carrilleras. Fíjese en que las carrilleras del casco, si las lleva, se puedan desmontar. Así podrá limpiarlas y lavarlas siempre que lo necesite para que el casco se mantenga bien limpio y huela bien siempre.
  • Compatibilidad con intercomunicadores. Si pretendemos utilizar uno de estos dispositivos en nuestras aventuras sobre dos ruedas, recuerde prestar atención a este detalle. Algunos modelos de casco van preparados para ellos, así su instalación será rápida y sencilla.

Prestando atención a estos consejos para comprar un casco de moto y a las descripciones sobre los tipos de cascos seguro que tendrá una idea más clara de qué casco para moto elegir. Recuerde que el casco es el elemento de protección más importante para un motorista, por eso debemos elegirlo sabiamente.

    Su perfil es su asistente personal.

    Realiza un seguimiento de gastos, registro del coche, calendario sustituciones, materiales, notas y documentos favoritos.