Todo sobre las escobillas y los limpiaparabrisas del coche

Todo sobre las escobillas y los limpiaparabrisas del coche

Cuando hablamos de la seguridad de un coche, pensamos en el cinturón de seguridad o en modernos sistemas de detección de colisiones, de puntos muertos, etcétera. Sin embargo, son pocos los que se acuerdan de los limpiaparabrisas y se hacen la pregunta ¿qué limpiaparabrisas lleva mi coche?

De su correcto funcionamiento depende, en gran medida, nuestra visibilidad al volante. Demos gracias pues Mary Anderson, la inventora del limpiaparabrisas. Eso sí, deben encontrarse en perfecto estado de funcionamiento para garantizar que no perdamos ni un ápice de lo que ocurre en la carretera.

Además, con el paso de los años estos dispositivos de limpieza han ido evolucionando y cada vez se encuentran en el mercado más tipos de escobillas limpiaparabrisas. ¿Los limpiaparabrisas de su coche han empezado a hacer ruido? ¿Ya no limpian como deben? Lea este artículo para encontrar respuestas.

Qué son los limpiaparabrisas y tipos de limpiaparabrisas para el coche

Todos sabemos ya qué son los limpiaparabrisas del coche, la función que realizan y también tenemos una idea aproximada de sus partes y de cómo funcionan. Sin embargo, como ocurre con otros componentes del vehículo, la mejora tecnológica es constante y hay más de un tipo.

Si tiene que comprar repuestos y se pregunta ¿qué escobilla lleva mi coche?, le ayudará conocer el Top 7 limpiaparabrisas: mejor marca para elegir. Para entrar en materia, lo mejor será que revisemos los principales 3 tipos de limpiaparabrisas para coche que se utilizan en la actualidad:

  • Limpiaparabrisas convencionales. Fueron el limpiaparabrisas estándar para todos los coches fabricados hace poco tiempo. Llevan un brazo metálico o de plástico metálico, uno eslabones articulados con varios puntos de presión y unos elementos hechos de distintos tipos de goma, como goma endurecida por halógeno. Son económicos pero también son los menos resistentes de todos los tipos, por lo que su vida útil es corta (poco más de 6 meses).
  • Limpiaparabrisas planos (beam wipers). El diseño de estos limpiaparabrisas es de una sola pieza. Son los que se suelen montar ahora en los coches nuevos. Normalmente, llevan un refuerzo de goma doble o silicona. No llevan un marco y las escobillas limpiaparabrisas ejercen cierta presión, repartida de manera uniforme sobre el parabrisas por medio de unos flexores tensores metálicos que sirven como soporte al elemento de goma. El elemento de goma suele llevar un pequeño spoiler para reducir el ruido y aprovechar la presión del aire. Son los más caros y los que mejor funcionan a la hora de limpiar de manera eficiente. Los limpiaparabrisas planos también son mucho más resistentes que los convencionales.
  • Limpiaparabrisas híbridos. Son una combinación de los dos tipos anteriores. Tienen un diseño parecido al de los convencionales pero mejorado. Estas mejoras incluyen un spoiler a lo largo de toda la escobilla, igual que los planos, que los hace son más aerodinámicos y los mantiene haciendo fuerza hacia abajo constantemente. Llevan un refuerzo adicional en su parte exterior que los hace más resistentes y pueden llevar una funda de goma para proteger la escobilla de la nieve y el hielo.
  • Qué son los limpiaparabrisas y tipos de limpiaparabrisas para el coche

Aparte, hay distintos tipos de sujeción, de brazo recto o de brazo de gancho. Hay incluso unos universales que incluyen varios adaptadores para instalarlos. Es recomendable consultar el manual técnico del vehículo para saber qué limpiaparabrisas es el que lleva instalado.

Síntomas de desgaste de los limpiaparabrisas

A continuación, encontramos los síntomas de avería de los limpiaparabrisas. Si nos encontramos con ellos y el limpiaparabrisas no funciona como debe, posiblemente nos toque cambiarlos ya:

  • ! Rastros. Queda una mancha en el parabrisas, como una neblina, después de que pase la escobilla del limpiaparabrisas. Esto puede deberse a que la goma ha sufrido endurecimiento. El elemento de goma no debe endurecerse. Si ocurre esto esto, hay que cambiarlo.
  • ! Ruidos y movimientos bruscos. Muchos factores, como los cambios de temperatura, el hielo o la nieve, provocan que la goma se vaya deteriorando y se endurezca. Así, se producen los ruidos del limpiaparabrisas, cuando la goma pasada se desplaza sobre el parabrisas.
  • ! Quedan rastros finos. Si queda un rastro, como líneas finas sobre el parabrisas tras pasar la escobilla, posiblemente la goma se haya agrietado. Esto ocurre también por el endurecimiento del material.
  • Síntomas de desgaste de los limpiaparabrisas
  • ! Limpieza deficiente. Si quedan grandes zonas sin limpiar, esto puede deberse a un elemento de goma envejecido y/o una presión irregular de la escobilla .
  • ! Empañamiento. Si se empaña el cristal, este es un motivo para cambiar inmediatamente el limpiaparabrisas. Esto también se debe a que el elemento de caucho se ha endurecido y que el limpiaparabrisas ya no puede ejercer la presión sobre el cristal que se necesita para proporcionar una limpieza adecuada, por lo que deja espacios sin aclarar.

Ya sabe cuando tiene que sustituir los limpiaparabrisas de su coche. En caso de que se presenten las situaciones mencionadas más arriba, puede ir pensando en cambiarlos. Además, para proporcionarles el mejor cuidado posible, vamos a ver algunos consejos de cómo cuidar los limpiaparabrisas del coche.

Consejos de mantenimiento de los limpiaparabrisas

A la hora de asegurarnos del perfecto funcionamiento, conviene conocer algunos consejos de mantenimiento de los limpiaparabrisas del coche:

  • Desgaste. Como hemos mencionado, los limpiaparabrisas tradicionales sufren un desgaste que se hace evidente tras unos seis meses de uso. Notaremos que es necesario cambiar los limpiaparabrisas del coche cuando notemos que se manifiestan los síntomas descritos.
  • Limpieza. Siempre conviene limpiar la suciedad, como polvo o pequeñas piedras, que puedan quedar sobre las escobillas. Al ponerlos en funcionamiento, la suciedad puede arañar y estropear la luna del vehículo. Por eso, es recomendable limpiar la escobilla de vez en cuando utilizando un paño húmedo. El parabrisas también puede limpiarse para eliminar los restos de grasa y demás suciedad que pueda tener.
  • Condiciones climáticas. Los cambios de temperatura y la exposición a los elementos, como el sol intenso o la nieve, son los mayores enemigos de las gomas. Limpie la nieve si se queda sobre las escobillas y procure que el coche descanse bajo techo, para evitar el deterioro de los limpiaparabrisas y demás elementos. Recuerde que no debe accionar los limpiaparabrisas nunca cuando hay hielo sobre parabrisas.
  • Nivel de líquido limpiaparabrisas. Debe revisar periódicamente el nivel de limpiaparabrisas que tiene el depósito.
  • Escobilla trasera. Si su coche dispone de una, preste atención al mantenimiento y cuidado de la escobilla trasera, pues nos proporciona una visibilidad óptima al maniobrar.

Siguiendo estas sencillas indicaciones, le procurará el mejor cuidado a las escobillas, al elemento de goma y demás partes del limpiaparabrisas. De esta manera, podrá disfrutar siempre de la mejor limpieza y de una visibilidad óptima llueva lo que llueva. ¡Feliz viaje!

    Su perfil es su asistente personal.

    Realiza un seguimiento de gastos, registro del coche, calendario sustituciones, materiales, notas y documentos favoritos.