Top 5 mejores coches de hidrógeno

Top 5 mejores coches de hidrógeno

El hidrógeno es un gas que cuenta con múltiples ventajas como combustible, pero también con algunos inconvenientes. En cualquier caso, supone una de las alternativas para la automoción del futuro más interesantes, en la búsqueda por encontrar combustibles renovables que sustituyan al petróleo.

Es cierto que el hidrógeno no se encuentra directamente disponible en la naturaleza, sin embargo, existen múltiples modos de obtenerlo. Esta es una fuente inagotable porque es el elemento más abundante en la atmósfera.

Por si fuera poco, la relación peso/volumen del hidrógeno es perfecta, además de poseer un rendimiento energético considerable. Así, se puede utilizar sin problemas para propulsar vehículos. A continuación, le mostramos algunos de los mejores modelos de coches de hidrógeno en el mercado. ¡Vamos allá!

Coches de hidrógeno: pros y contras

Coches de hidrógeno: pros y contras

Los coches de pila de hidrógeno captan oxígeno de la atmósfera y lo combinan con hidrógeno a altas presiones. Esto propicia una reacción química que da como resultado electricidad y vapor de agua. A partir de ahí, el coches de hidrógeno funcionamiento es muy similar al de un vehículo eléctrico, pues esa energía eléctrica es la empleada para impulsar el vehículo.

Otra ventaja de los coches de hidrógeno es que es uno de los combustibles más limpios que hay, ya que la reacción química resultante produce vapor de agua además de electricidad. De igual modo, el hidrógeno proviene de fuentes de energía renovable, garantizando la etiqueta CERO para este tipo de coches, pues se equiparan a los eléctricos e híbridos.

Continuando con los pros y los contras de los coches de hidrógeno, debe saber que recargar el depósito es una operación que no llevará más de cinco minutos. En cambio, las baterías de los vehículos eléctricos necesitan largos periodos de espera para recargarse. Además, la autonomía de los coches motor hidrógeno es similar o superior a la de los coches eléctricos.

Uno de los principales inconvenientes de la tecnología del hidrógeno es su precio, pues todavía es demasiado costosa. De hecho, adquirir uno de los pocos vehículos disponibles propulsados con hidrógeno puede costarnos más de 50.000 €.

Otro inconveniente es que el combustible de hidrógeno debe tener un alto grado de pureza, al menos del 95%, de lo contrario la reacción química no será eficaz. También debe tener en cuenta que el kilo de hidrógeno no es barato, ronda los 10 euros, y el consumo medio es de unos 0,9 kg/100 km.

A la hora de repostar un coche de hidrógeno también tendremos problemas, ya que este gas debe almacenarse a una presión igual o superior a los 350 bares, lo que hace que sea un elemento muy inflamable. Como consecuencia, la tecnología necesaria todavía resulta cara y el número de clientes es escaso. En la actualidad, solo hay seis hidrogeneras en España y apenas 375 en todo el mundo.

Los depósitos de hidrógeno son ligeros pero muy voluminosos, por lo que la autonomía estará limitada al espacio de su almacenaje. Además, la tecnología empleada hace que los vehículos sean más pesados de lo habitual.

En contraposición, la gran pureza del hidrógeno empleado en los vehículos reduce el riesgo de explosión y, en caso de fuga, su alta volatilidad generará una llama vertical que terminará por extinguirse. Además, el hidrógeno no es tóxico y su impacto medioambiental es muy bajo. Estos son los mejores coches con motor de hidrógeno del mercado.

Los mejores coches de hidrógeno 2020

1. Honda Clarity

Honda Clarity

Este modelo de la empresa japonesa Honda permite 589 kilómetros de autonomía de conducción, más que cualquier vehículo eléctrico, y una rápida recarga de hidrógeno, entre tres y cinco minutos. El Honda Clarity genera electricidad por medio de una reacción química entre el hidrógeno y el oxígeno del aire.

Además, su tecnología y aspecto son bastante futuristas, es eléctrico por completo y en lugar de cargarse a través de un enchufe después de una larga espera, produce la energía por sí mismo. Y es que bajo el capó lleva una pila de combustible que es donde el hidrógeno reacciona con el aire, produciendo electricidad y agua.

De este modo, por el tubo de escape saldrá agua cristalina en lugar de sucios gases contaminantes. Aunque pesa 1,9 toneladas, el Honda Clarity es capaz de alcanzar los 100 km/h en tan solo 8,7 segundos.

2. Hyundai Nexo

Hyundai Nexo

A finales de septiembre de 2018, la marca Hyundai se convirtió en la primera en matricular un coche con pila de hidrógeno en España. Nos referimos al Hyundai Nexo, un todocamino con cinco puertas, cinco plazas y un maletero con capacidad para 461 litros.

Se trata de un vehículo eléctrico que consigue la electricidad de una pila de combustible alimentada por hidrógeno. No se carga en un enchufe, sino que se reposta como un coche de combustión convencional. Para almacenar dicho gas, lleva instalados tres depósitos de 52,2 litros cada uno, una tecnología limpia que por el tubo de escape solo emite vapor de agua.

En cuanto al equipamiento tecnológico, es un modelo muy avanzado con diversos sistemas de asistencia a la conducción: asistente de mantenimiento de carril, avisador de ángulo muerto y cámaras laterales y traseras, entre otros. El Hyundai Nexo ha obtenido la calificación de 5 estrellas en el test de seguridad Euro NCAP, convirtiéndose en el SUV más seguro del mercado.

3. Toyota Mirai

Toyota Mirai

El Toyota Mirai es un vehículo japonés de celda de combustible de hidrógeno y se ha convertido en uno de los primeros coches de este tipo en comercializarse. El modelo de 2016 tiene una autonomía total de 502 km con un tanque lleno, lo que lo convierte en uno de los vehículos con motor de combustible de hidrógeno más eficientes y en el de mayor autonomía.

4. BMW hydrogen X5

BMW hydrogen X5

En cuanto al BMW hydrogen X5, utiliza el hidrógeno como combustible para alimentar tanto las baterías de iones de litio como el propio motor eléctrico del vehículo, el encargado de mover las ruedas. Y como ocurre con los anteriores coches de hidrógeno modelos expuestos, lo único que emite el tubo de escape es vapor de agua.

El sistema de pila de combustible del BMW hydrogen X5 ofrece una potencia máxima de 125 kW, o lo que es lo mismo, 170 CV, e incorpora dos depósitos de hidrógeno con una capacidad combinada de 6 kilogramos. Además, la potencia total combinada puede alcanzar los 275 kW, es decir, 374 CV en momentos puntuales, como en adelantamientos o al acelerar con decisión.

5. Mercedes-Benz GLC

Mercedes-Benz GLC

Los coches de hidrógeno no son baratos, todo lo contrario, y el nuevo coche de hidrógeno de la marca alemana Mercedes-Benz no es una excepción. Este modelo con motor de hidrógeno busca entrar en el mercado emergente de esta clase de vehículos con su nuevo GLC F-CELL.

Además, el Mercedes-Benz GLC combina la innovadora tecnología de pilas de combustible y baterías en forma de híbrido enchufable. Pero no solo en el modelo de hidrógeno, la variante totalmente eléctrica de este popular SUV funciona también con electricidad.

[Total: 0   Promedio: 0/5]