Vida útil de los neumáticos de motocicleta

Vida útil de los neumáticos de motocicleta

Los neumáticos de la moto son determinantes para el comportamiento de la moto en carretera. De su buen estado depende en gran medida la seguridad del motorista. Por eso, conviene saber cuándo cambiarlos, es decir, la caducidad de los neumáticos de la moto.

En realidad, los neumáticos se van deteriorando con el paso del tiempo y en mayor o menor medida según el uso que se les de, esto es, por dónde circulemos y cómo lo hagamos. Por lo tanto, si nos preguntamos qué caducidad tienen los neumáticos de la moto, no se puede dar una respuesta exacta.

Sin embargo, si es posible aproximarnos para tener una idea de cuándo debemos sustituirlos para que no lleguen a perder sus características originales. ¡Acompáñenos un momento y revisaremos toda la información sobre la vida útil de los neumáticos de la motocicleta!

Leyes sobre el uso de los neumáticos de la moto

Aunque no existe un fecha de caducidad exacta para los neumáticos, si es cierto que estos deben cambiarse cuando se llega a un grado crítico de desgaste.

 Por lo general, para pasar la ITV los neumáticos que llevemos instalados deben cumplir ciertos requisitos, como esta homologados: 
  • i Buen estado. Los neumáticos no deben tener ningún defecto, como grietas, desgaste, deformaciones, que se vean los cables, ampollas o roturas. Un neumático en mal estado puede causar que nuestra moto no supere la inspección técnica de vehículos (ITV) en España.
  • i Banda de rodadura. La profundidad del dibujo es muy importante, porque nos indica el grado de desgaste del componente. Con algunas excepciones, 1,6 mm es la profundidad mínima para circular dentro de la legalidad, pero es conveniente no llegar a tanto y cambiarlos antes.
  • i Misma marca. Desde el año 2019, los neumáticos instalados en un mismo eje deben ser de la misma marca. Por lo tanto, no se puede pasar la ITV si hemos combinado neumáticos de marcas diferentes en un mismo eje.
  • i Montaje. Por supuesto, la instalación debe ser correcta. Esto es especialmente importante con los neumáticos unidireccionales.
    Dimensiones. Deben coincidir con las recogidas en la homologación del vehículo o en la tarjeta de la ITV.
  • i Indice de carga y de velocidad. Esta es otra característica que se revisa durante una inspección.
  • i Sistema de control de aire. Si nuestro vehículo lo lleva instalado, debe funcionar a la perfección.

Ya que no tienen una fecha de caducidad al uso, estos son algunos de los aspectos de los neumáticos que se evalúan durante las pruebas. Los defectos que se encuentren serán evaluados como falta leve, grave o muy grave.

Además, es necesario saber cómo darles un cuidado y mantenimiento adecuados a los neumáticos, por ejemplo, procurando que siempre tengan la presión correcta. A continuación veamos la vida útil estimada para los neumáticos de una motocicleta.

Cuál es la vida útil de los neumáticos de la moto

Es muy importante saber este dato pues es sinónimo de cuándo cambiar los neumáticos de la moto. En el flanco de un neumático se puede encontrar información útil sobre la fecha de fabricación en un código. Este código nos da datos como el lote o la fecha en la que se fabricó la goma.

Este código DOT, creado por el Departamento de Transporte Estadounidense, no se encuentra en todos los neumáticos. Aunque ya hemos visto que la vida útil del neumático de una moto depende de muchos factores, sí que puede ser útil para saber cuándo fue fabricado.

 Estos son los factores que pueden influir en el estado y, consecuentemente, en la duración de un neumático: 
  • i Fecha de fabricación. Nunca es recomendable utilizar unos neumáticos para la moto que tengan más de 10 años. Los propios fabricantes recomiendan desechar estos, pues la goma sufre un deterioro natural con el paso del tiempo que puede afectar a sus características, con el consecuente riesgo para nuestra seguridad en carretera.
  • i Almacenaje. Las condiciones de almacenamiento pueden suponer una diferencia en la vida útil de un neumático. Por ejemplo, si están guardados en un lugar seco, airado, fresco y no expuesto a la luz del sol, estos se conservarán mucho mejor. Si compramos unos neumáticos de segunda mano, nada nos garantiza que hayan sido almacenados en unas condiciones ideales, por lo que podemos llevarnos una sorpresa al instalar y utilizar unos neumáticos usados.

Se dice que, realmente, la vida útil de un neumático comienza cuando se instala y se empieza a utilizar. La ETRMA recomienda realizar una revisión de los neumáticos al menos una vez al año a partir del quinto año desde su instalación.

Otro recomendación importante es que se debe cambiar un neumático cuando hayan pasado más de 10 años desde que fueran fabricados, independientemente de su estado y aunque no se haya alcanzado el grosor mínimo de la banda de rodadura.

Por supuesto, todo esto se debe a motivos de seguridad: si estalla un neumático cuando circulamos a gran velocidad, podemos perder el control del vehículo y tener un accidente importante. La verdad, no merece la pena arriesgarse a sufrir un altercado por ahorrarse un poco de dinero.

Definitivamente, recomendamos siempre comprar neumáticos para la moto de proveedores de confianza y desconfiar de los vendedores de segunda mano que ofrecen neumáticos de marca a precios sospechosamente económicos.

Consejos para conservar los neumáticos de la moto

Ya hemos visto las condiciones que deben respetarse para conservar los neumáticos en buen estado cuando están guardados. Pero, ¿qué hay de conservarlos cuando ya están instalados en nuestra querida moto?

 Puede seguir estos consejos útiles para que se mantengan en el mejor estado posible durante el mayor periodo de tiempo: 
  • i Mantener la presión adecuada. Circular con un neumático desinflado perjudica el comportamiento de la moto y supone un desgaste mayor. Compruebe esto cada mes.
  • i Guardar la moto. Si dejamos el vehículo a la intemperie durante la noche expuesto al agua y al sol, definitivamente su deterioro será más rápido. Por ello es recomendable guardarla en un garaje cuando no la utilicemos.
    Usar el caballete. Si disponemos de uno, es mejor dejar que el peso de la moto descanse sobre el mismo. De esta manera, el neumático no tendrá que soportarlo todo el tiempo.
  • i Equilibrado. Cada vez que se cambien o se quiten, los neumáticos deberán ser equilibrados. Esto evita las vibraciones y el desgaste prematuro.
    Alineado. La correcta alineación de la suspensión y el neumático afecta al comportamiento de la moto, reduce el consumo y protege los neumáticos del desgaste.
  • i Válvulas y tapones. Cuando se cambien los neumáticos, conviene cambiar también las válvulas, que también se deterioran, y los tapones. Así ayudamos a mantener la estanqueidad y la presión correcta, garantizando una vida útil más larga del neumático.

Siguiendo estas recomendaciones puede alargar la vida útil de sus neumáticos. Recuerde que los neumáticos son los “pies” de una moto y que cuando están en buen estado esta rinde mejor y nos proporciona una mayor seguridad al circular.

Su perfil es su asistente personal.

Realiza un seguimiento de gastos, registro del coche, calendario sustituciones, materiales, notas y documentos favoritos.