Cinto de seguridad: dispositivo, tipos, funciones

Cinto de seguridad: dispositivo, tipos, funciones

El cinturón de seguridad es uno de los elementos más importantes de la seguridad pasiva de un coche y, según la OMS, uno de los que más vidas ha salvado. A primera vista puede parecer algo simple, pero sigue siendo la medida de seguridad más efectiva para prevenir lesiones en caso de accidente.

Cuando frenamos o aceleramos repentinamente, los elementos y ocupantes del vehículo están sometidos a una fuerza importante. Los cintos de seguridad sirven para reducir los efectos de esta inercia. Esto es especialmente importante en caso de colisión.

Es en estas situaciones son en las que la utilidad los cintos de seguridad se hace patente. Vamos a aprender un poco más sobre el funcionamiento de los cinturones de seguridad, de sus distintos tipos y sus funciones.

¿Qué es el cinturón de seguridad?

El invento de los cinturones de seguridad se remonta atrás hasta principios del siglo pasado. Los primeros cinturones eran de cuero y se sujetaban con unas hebillas, aunque no alcanzaron su auge hasta mediados de siglo.

El dispositivo de seguridad pasiva del automóvil llamado cinturón de seguridad, o cinto de seguridad, es, valga la redundancia, un cinturón con un arnés en uno de sus extremos que se sujeta a un punto de anclaje.

Los cinturones de seguridad están hechos de tejidos especialmente diseñados para evitar lesiones derivadas de su uso al conductor o al ocupante que lo lleva puesto. Así, este sencillo dispositivo es capaz de reducir hasta por nueve el riesgo de siniestro y de sufrir heridas en la cabeza, además de reducir hasta una cuarta parte el riesgo de sufrir lesiones, heridas o fracturas.

Actualmente, los coches modernos llevan obligatoriamente instalados cinturones de seguridad tanto en la parte delantera como en la trasera. En España son obligatorios para circular por carretera desde el año 1974 y desde el año 1992 para circular por zonas urbanas.

Partes del cinturón de seguridad

Cinturón de seguridad partes
 El mecanismo de este dispositivo de seguridad del automóvil tiene varias partes diferenciadas, cada una encargada de una función específica: 
  • Sistema de bloqueo angular. Este componente se encarga de evitar que el cinturón se salga.
  • Sistema de bloqueo por sensibilidad. El sistema impide que el cinto se salga cuando se produce un desplazamiento brusco hacia delante del usuario. Este sistema es especialmente relevante en colisiones frontales.
  • Sistema limitador de carga. Estos sistemas permiten la salida controlada del cinto, unos 5 y 7 centímetros, cuando la presión sobre nuestro pecho o sobre la pelvis supera los valores predeterminados y así evitar que la persona sufra daños internos o lesiones cervicales.

¿Cómo funcionan los cinturones de seguridad?

Cinturón de seguridad funcionamiento

Ya hemos mencionado la función principal del cinto de seguridad de amortiguar la desaceleración del cuerpo en caso de accidente. Por esta razón, los cinturones de seguridad han de soportar tensiones de hasta 1.200 kilogramos, hasta 3.000 kg en algunas ocasiones.

Para ser capaces de resistir estas tensiones tan altas, cuentan con una propiedad de deformarse cuando se produce un accidente, para así absorber la energía cinética del pasajero. Así, los cinturones de seguridad no son elásticos, si no que dan de si perdiendo anchura y ganando en longitud.

 Aunque existen distintos tipos de cinturón de seguridad, que veremos a continuación, el mecanismo básico del sistema del cinturón de seguridad funciona así: 
  • El cinto va conectado a un mecanismo retractor, cuyo elemento principal es un carrete que está sujeto a uno de los extremos del cinturón.
  • Dentro del retractor, hay un muelle que aplica un par de torsión al carrete. Esto es lo que hace girar al carrete, recogiendo la parte del cinturón que se encuentra suelta.
  • Cuando se estira el cinturón, el carrete gira al contrario de las agujas del reloj, lo que también hace retorcerse al muelle adjunto en la misma dirección.
  • El carrete giratorio sirve para desenrollar el muelle. Sin embargo, este tiene tendencia a volver a su forma original, por lo que opone resistencia a este movimiento de desenrollado. Si se suelta el cinto, el muelle se tensará, haciendo girar la bobina en el sentido de las agujas del reloj, hasta que el cinturón recupere su tensión.
  • El retractor cuenta con un sistema de bloqueo que detiene el giro del carrete cuando el coche tiene un choque. Actualmente existen varios sistemas de bloqueo activados por el movimiento del coche y sistemas de bloqueo activados por el movimiento del cinto.
  • Muchos sistemas de cinturón de seguridad nuevos cuentan con pretensores, que también sirven para tensar el cinturón.

Tipos de cinturón de seguridad

En general, existen 4 tipos de cinturones de seguridad.

 Estos tipos se diferencian por su funcionamiento y por su eficacia cuando se tiene un accidente: 
  • Abdominales. Los cinturones de seguridad abdominales son un cinturón que nos sujeta cruzando de un sitio a otro a la altura del abdomen. Su principal problema es que no evitan el desplazamiento de la cabeza y el tórax. Es por ello que, actualmente, solo se instalan en las plazas centrales traseras y que están destinados a desaparecer.
  • Torácicos. Sujetan el tórax de manera diagonal. Comparado con los otros sistemas, es más efectivo que los de tipo abdominal, pero existe la posibilidad de que la persona que lo utiliza se deslice, pudiendo sufrir daños en las vértebras, cuello y pies. Estos están en desuso.
  • Mixtos, con tres puntos de sujeción. Se trata de una combinación de los dos tipos de cinturones de seguridad, abdominales y torácicos, mencionados anteriormente. En este caso, proporcionan una sujeción más completa, por el tórax y el abdomen, eliminando la posibilidad de deslizamiento. Son los que se suelen utilizar actualmente, tanto en la parte delantera como en la trasera del coche.
    Cinturón de seguridad normativa
  • Cinturones tipo arnés. Los hay de dos tipos:
    • Con cuatro puntos de anclaje: con dos cintas que sujetan los hombros y dos que rodean el abdomen.
    • Con séis puntos de anclaje: que incluyen también un cinto para sujetar las piernas y se utilizan principalmente en coches de competición, por su sujeción segura que impide el desplazamiento del cuerpo completamente.

Consejos de uso del cinturón de seguridad

Es importante seguir ciertas normas de seguridad a la hora de utilizar los cintos de seguridad.

 Así, nos aseguraremos de que realizan su función de la manera más eficiente posible: 
  • Regular el asiento del vehículo. Este no debe encontrarse demasiado inclinado, más bien en ángulo recto, para evitar que se produzca el llamado efecto submarino, en el que el cinturón puede llegar a provocar estrangulamiento por un choque y desplazamiento fuertes hacia delante.
  • El cinto debe ir bien ajustado al cuerpo del usuario. Este debe colocarse por encima de la clavícula, nunca por el cuello para evitar lesiones. No es aconsejable utilizar ropa voluminosa o colocar objetos debajo del cinto.
  • Debemos comprobar que el cinturón está bien abrochado y colocado antes de arrancar. Se puede comprobar dándole un pequeño tirón para ver si funciona correctamente.
  • Los cinturones deben sustituirse si hay algún problema con el sistema de 1anclaje o si su tejido ha perdido sus características.
  • Todos están obligados a utilizar el cinturón de seguridad, pero las mujeres embarazadas deben tener precaución a la hora de colocarlo, para no dañar al feto.