Filtro de gasolina: síntomas y funciones

Filtro de gasolina: síntomas y funciones

El filtro de gasolina realiza una función básica para el funcionamientos del motor. Si no fuera por él, el combustible podría contaminarse con toda clase de suciedad. Así, el filtro gasolina coche protege no solo la bomba y los inyectores, sino que también garantiza un consumo óptimo de combustible.

Los mecánicos aconsejan reemplazar de forma periódica el filtro gasolina, pues esto ayudará a mantener el combustible y el motor en perfecto estado. Si quiere saber cuáles son los síntomas de un filtro de gasolina sucio y cuando debemos sustituirlo, no se pierda este artículo.

Qué es un filtro de gasolina

La bomba de combustible tiene la función de atrapar las partículas, desechos e impurezas que se quedan en el depósito de gasolina antes de que esta llegue a la bomba. De este modo, se garantiza que la gasolina llegue limpia al motor y no penetre agua en filtro de combustible.

Los coches anteriores a 1980 utilizaban bombas mecánicas de combustible y carburadores que no requerían demasiada presión de combustible para funcionar. Por lo tanto, los trabajos de reparación y mantenimiento eran más rápidos y sencillos.

En cambio, el sistema de inyección actual es más moderno y complicado, por eso su mantenimiento debe ser más regular, pues ejercen una mayor presión de funcionamiento. Así, debido a su complejidad, es más recomendable sustituir el filtro de combustible en lugar de repararlo.

Para cerciorarnos de que el combustible que ingresa en el motor está bien limpio, este debe pasar a través de uno o dos filtros diseñados precisamente para capturar y retener todas las impurezas presentes en la gasolina.

No importa si la suciedad que se acumula en el combustible proviene de los sedimentos o de una gasolina de baja calidad, pero debemos evitar a toda costa que llegue al motor, pues podría ocasionar enormes daño. Por este motivo también es importante que no pase agua en filtro de combustible.

Debe tener en cuenta que, como ocurre con cualquier otro filtro, la suciedad se irá acumulando y lo obstruirá con el paso del tiempo de forma inevitable. Esto ocasionará que la bomba de combustible se vea obligada a trabajar más, pudiendo averiarse en cualquier momento.

Debe cambiarse el filtro de gasolina obstruido antes de que provoque una avería en el motor. Es incluso recomendable hacerlo un poco antes de lo recomendado por el fabricante, aunque los avances en el refinado y mejoras en los materiales de filtrado hacen que los combustibles estén cada vez más limpios.

Dónde se ubica el filtro gasolina coche

Dónde se ubica el filtro gasolina coche

La ubicación del filtro gasolina varía según el vehículo y modelo. Muchos de los automóviles más modernos lo llevan en el depósito, formando parte o no de la bomba de combustible.

También puede situarse en el bastidor, es decir, fuera del depósito, y rodeado por un escudo protector. De hecho, es frecuente que muchos vehículos contengan dos filtros: uno en el interior del depósito y otro fuera, instalados a lo largo de la ruta del combustible.

Es bueno saber que, en algunos vehículos donde el filtro de gasolina se encuentra dentro del depósito, no podrá repararse por formar parte de un conjunto de bomba integrado. El filtro va incorporado en la propia bomba y no se puede cambiar, solo puede sustituirse instalando una bomba nueva.

Por otra parte, algunos filtros se instalan en la parte superior del depósito, algo que sirve para facilitar el trabajo a los mecánicos a la hora de sustituir un filtro de gasolina obstruido.

Beneficios de reemplazar el filtro de gasolina

Beneficios de reemplazar el filtro de gasolina
  1. Mejora en el rendimiento del motor
    El filtro gasolina coche nos asegura que la gasolina llegue limpia en el motor. Además, también permite que el motor obtenga la cantidad exacta de combustible según las necesidades del momento. Esto es posible gracias a que el filtro de gasolina es capaz de evitar las obstrucciones en los inyectores.
    En consecuencia, aumentará la potencia del propulsor y evitaremos averías costosas. Por ello, tanto el mantenimiento como la sustitución de este componente según lo recomendado por el fabricante contribuirá a aumentar el rendimiento del motor de su vehículo.
  2. Alargaremos la vida útil del vehículo
    El filtro de combustible del coche evita la entrada de polvo en el motor y que se produzcan daños en componentes del mismo, como los pistones, cilindros o la válvula de mariposa, lo que provocaría costosas reparaciones. Por lo tanto, cambiando el filtro de combustible, no tendremos que enfrentarnos a estos problemas y lograremos alargar la vida útil del motor.
  3. Mayor eficacia del combustible
    Es fundamental sustituir un filtro de gasolina obstruido de forma periódica y según se recomiende en el manual del vehículo. Esto nos permite eliminar los contaminantes del combustible, controlando además que la cantidad de flujo de combustible que va al motor sea la correcta.
    También nos garantizará una eficiencia del combustible óptima. Y es que un filtro de gasolina obstruido ocasionará que el motor no reciba la cantidad suficiente de energía, mermando el rendimiento del vehículo en general.
  4. Reduciremos las emisiones
    Todos sabemos que las emisiones de los coche son dañinas. Pues con un filtro de gasolina obstruido obtendremos un flujo insuficiente de combustible a través de los inyectores. Esto derivará en una mezcla inadecuada de aire y combustible, provocando una mala combustión.
    Como consecuencia, estaremos generando más emisiones nocivas a la atmósfera. Por lo tanto, reemplazar el filtro de gasolina sucio otorgará un flujo apropiado de aire y combustible, optimizando de este modo el consumo y, lo que es más importante, reduciendo las emisiones tan perjudiciales.
  5. Protegemos los inyectores y las bombas de combustible
    Como se habrá podido imaginar, un combustible limpio es básico conseguir un rendimiento óptimo del motor de cualquier vehículo, sin recurrir a la reprogramación. Por eso, el filtro gasolina coche es tan importante, porque elimina el óxido, la suciedad, los sólidos y demás contaminantes del combustible.
    Por último, cuando el filtro gasolina coche no funcione de forma correcta, podría acabar provocando mucho daño en los inyectores y la bomba de combustible, debido principalmente a los contaminantes presentes en el combustible.

Síntomas de un filtro de gasolina sucio

Síntomas de un filtro de gasolina sucio
  • El motor tiembla a ralentí. Cuando el motor se mueve de forma espasmódica, podría ser un claro indicio de un filtro de gasolina sucio.
  • El vehículo no arranca. Hay muchas razones para que un coche no arranque, y una de ellas es que no pueda extraer el combustible por culpa de un filtro de gasolina obstruido.
  • Dificultades para arrancar. Antes de que ocurra lo que acabamos de explicar, cuando el vehículo experimente un bloqueo parcial pero todavía arranque, mejor llevarlo a un taller antes de que deje de arrancar.
  • Se apaga el motor en circulación. Si su automóvil ya presentaba problemas para gestionar el combustible y se queda parado en marcha, podría indicarnos que el filtro gasolina puede ser el culpable.
  • El motor se vuelve inestable a bajas velocidades. Si el motor recibe el combustible de manera correcta circulando por carretera, pero se torna inestable al reducir la velocidad o al pisar de nuevo el acelerador después de detenerse, es otro de los síntomas de un filtro de gasolina sucio.

Ya conoce las razones por las que debe cambiar el filtro de combustible, asegurando así el correcto funcionamiento del motor. Si ha llegado la hora de sustituirlo, lo mejor es que lo haga un profesional de confianza. Es un componente económico pero que desempeña un papel fundamental en su vehículo.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *