Seguridad activa y pasiva coche

Qué es seguridad activa y pasiva

Los vehículos han evolucionado mucho desde sus orígenes, introduciendo progresivamente nuevos avances técnicos para facilitarnos la conducción y aumentar nuestra protección. Por eso, los numerosos fabricantes de coches incorporan cada vez mejores sistemas de seguridad pasiva y activa.

Algunos objetivos de estas medidas es mejorar la seguridad, ayudar a evitar accidentes en la medida de lo posible y reducir los daños sufridos en el caso de que estos se produzcan. Otros sistemas de seguridad influyen también sobre la comodidad al volante.

Pero, ¿qué es seguridad activa y pasiva coche? Actualmente, los coches llevan modernos sistemas electrónicos de seguridad. Además, también llevan otros para reducir al máximo las consecuencias del accidente para el conductor, otros conductores, ciclistas y peatones. ¡Se lo contamos con detalle!

→ Uno de los sistemas de seguridad activa más importantes es el Sistema de frenos ABS.

Sistemas de seguridad activa

Seguridad activa

La seguridad activa se refiere a aquellos componentes de un vehículo que le otorgan mayor estabilidad, reducen el riesgo de accidente y previenen que estos se produzcan.

 Los elementos de seguridad activa fundamentales en un coche son los siguientes: 
  • Sistema antibloqueo de frenos o ABS. Impide el bloqueo de los frenos en una frenada intensa.
  • Control de estabilidad o ESP. Ayuda a mantener la trayectoria del vehículo en caso de derrape.
  • El control de tracción. Evita que las ruedas patinen y pierdan adherencia.
  • Control de presión de los neumáticos. Avisa al conductor si la presión de los neumáticos no es la correcta.
  • Alerta de colisión frontal. Advierte al conductor ante la proximidad de un vehículo delante suyo, a una distancia de colisión inminente.
  • Frenado automático de emergencia. Detiene el automóvil automáticamente en caso de que el conductor no responda ante un peligro con la suficiente rapidez.
  • Alerta de salida del carril. Avisa cuando el vehículo está a punto de salirse del carril, se circule a la velocidad que se circule.
  • Asistente de mantenimiento en carril. Este sistema de seguridad activa corrige la trayectoria del coche en caso de detectar que se va a cruzar la línea del carril sin antes haber activado el intermitente.
  • Asistente de marcha atrás. Revierte de manera precisa la última maniobra que haya realizado conduciendo hacia delante. Así, puede sacarle de los huecos y callejones más intrincados.
  • Control de crucero adaptativo (ACC). Este es otro de los elementos de seguridad activa que pueden evitar accidentes, pues permite mantener la velocidad constante que hayamos fijado previamente. Además, si tiene en cuenta el tráfico, no tendrá que estar acoplándolo a las condiciones de la carretera de forma continua.
  • Reconocimiento de señales de tráfico (TSR). Con este sistema, nuestro vehículo identificará las señales de tráfico que nos encontremos en la carretera, avisando al conductor para que no pase por alto ninguna de ellas.
  • Detector de fatiga. Valora el comportamiento al volante del conductor, detectando y alertando sobre los posibles síntomas de fatiga o cansancio.
  • Control de ángulo muerto. Este sistema de seguridad activa avisa al conductor si hubiera algún vehículo circulando en algún punto muerto de su visión.
  • Sistema de suspensión. Es uno de los elementos de seguridad activa más importantes, ya que se encarga de dotar al vehículo de la estabilidad necesaria para circular de forma segura tanto en terrenos irregulares como en curvas.
  • El sistema de dirección. Este sistema está formado por un conjunto de componentes encargados de orientar las ruedas a voluntad del conductor. En consecuencia, se puede dirigir el coche por la trayectoria correcta con maniobras suaves y progresivas. Gracias a este sistema, el conductor puede decidir hacia dónde dirigir su vehículo de forma segura.
  • Sistema de iluminación. El control sobre las luces del vehículo, siempre y cuando funcionen de forma eficaz, es uno de los elementos de seguridad activa más importantes cuando circulamos de noche o de día.
  • Carrocería y chasis. Destacan innovaciones como la carrocería “autoportante”, formada por una estructura muy compacta de aceros que la dotan de gran rigidez y seguridad.

→ Le recomendamos leer más sobre el funcionamiento, ventajas y otros detalles de los Airbags.

Sistemas de seguridad pasiva

Seguridad pasiva

Por otro lado, los componentes y dispositivos de la seguridad pasiva de un vehículo sirven para evitar o reducir las lesiones que puedan ocasionarse tras sufrir un golpe o accidente. Es decir, los sistemas que entran en juego cuando los elementos de la seguridad activa no han logrado evitar la colisión.

Esa es la gran diferencia entre seguridad activa y pasiva.

 A continuación, le mostramos los principales elementos de la seguridad pasiva de un coche: 
  • Cinturón de seguridad. Está considerado el sistema de seguridad pasiva más importante, pues ha sido el que más vidas ha salvado desde su invención en 1959. Según la DGT (Dirección General de Tráfico), el cinturón de seguridad puede reducir el riesgo de fallecimiento tras sufrir un accidente hasta en un 90%. En el caso de los niños, deben ir sujetos con su sistema de retención infantil correspondiente (SRI).
  • El airbag. La principal función de estos dispositivos de seguridad pasiva es absorber la mayor parte posible de la energía cinética del cuerpo. Así, evitaremos el impacto contra cualquier elemento interior del coche y reduciremos el riesgo de heridas y lesiones.
  • Reposacabezas. Este sistema de seguridad pasiva evita la sacudida cervical en caso de impacto, reduciendo además las lesiones que se pudieran ocasionar en el cuello en un accidente. Para una mayor efectividad, se debe colocar correctamente: su borde superior a la altura de los ojos.
  • Parabrisas laminado. Este tipo de parabrisas está fabricado con vidrio laminado y es obligatorio desde hace décadas. Está fabricado con un material muy resistente, pero flexible a la vez, ya que presenta una cierta elasticidad ante impactos muy violentos. Esto hace que no se rompa en mil pedazos, sino que se formen grietas radiales, que los fragmentos no salgan despedidos ni que las grietas se propaguen por todo el parabrisas.
  • Sistema eCall. Este es uno de los elementos de seguridad pasiva fundamentales, pues llama a los servicios de emergencia en caso de que se produzca un accidente. De este modo, se reduce el tiempo de espera desde la colisión hasta la llegada de los equipos de emergencia. El vehículo marca el número de emergencias 112 de manera automática para solicitar estos servicios en caso de accidente. Se considera que se pueden salvar alrededor de 2.500 vidas al año gracias al sistema eCall de seguridad pasiva.

→ Puede leer este artículo si está preocupado por la Seguridad infantil.

[Total: 0   Promedio: 0/5]