Cómo limpiar el filtro de partículas

Cómo limpiar el filtro de partículas

El filtro de partículas de un vehículo permite reducir la contaminación emitida por los motores diésel, atrapando las partículas de gran tamaño generadas durante la combustión. Con el tiempo, es inevitable que termine ensuciándose. Pero, ¿cómo limpiar el filtro de partículas de un coche?

La mayoría de las averías de este componente se producen porque nadie nos explica que necesitamos seguir determinados hábitos al volante para conservarlo en buen estado y que realice su función a la perfección durante más tiempo y qué medidas podemos tomar para limpiarlo.

Por ejemplo, existen determinados productos y una máquina para limpiar filtro de partículas. No se pierda este artículo y descubra cómo limpiar el filtro de partículas y dónde hacerlo para alargar todo lo posible la vida del motor de su vehículo.

¿Qué es el filtro de partículas, para qué sirve y por qué se ensucia?

Qué es el filtro de partículas, para qué sirve y por qué se ensucia

Tarde o temprano, el filtro de partículas acabará ensuciándose y dando problemas. Peor, si se circula siempre por circuito urbano, el filtro de partículas se ensuciará antes, aunque siga a rajatabla unas medidas preventivas beneficiosas.

Es cierto que los motores diésel generan un mayor número de partículas, aunque recientemente varios fabricantes han anunciado que, con vistas a cumplir las futuras y estrictas normativas de emisiones, también instalarán un filtro de partículas en motores de gasolina.

El filtro de partículas es un componente hecho de carburo de silicio diseñado para atrapar partículas de hollín grandes producto de la combustión. Tiene una estructura específica capaz de atrapar el hollín para que estas partículas no sean liberadas a la atmósfera y que puedan ser eliminadas durante el proceso de regeneración.

Cómo funciona el filtro de partículas

A grandes rasgos, el filtro de partículas es como una esponja cerámica con multitud de canales paralelos diseñado para retener las partículas y dejar que los gases continúen su camino por la línea de escape. Lleva un catalizador o aditivo en su superficie, que reduce la temperatura necesaria para eliminar las partículas de hollín aproximadamente hasta los 400 ºC.

De no ser por este catalizador, el hollín debería ser incinerado a unos 550 ºC, una temperatura muy complicada de conseguir, pues solo se alcanza en los turbocompresores (de ahí que los filtros de partículas se sitúen cerca de ellos). A este proceso se le denomina regeneración pasiva.

En caso de que incluso con el catalizador no se genere la suficiente temperatura, el sistema puede originar lo que se conoce como regeneración activa. Esta regeneración se consigue inyectando combustible adicional que, debido a las altas temperaturas, se evaporará y elevará la temperatura del filtro, eliminando así el hollín.

El filtro de partículas se va obstruyendo progresivamente por la acumulación de partículas contaminantes. Sin embargo, un filtro de partículas funciona como la limpieza pirolítica de algunos hornos que, elevando la temperatura, destruyen la suciedad.

La obstrucción o taponamiento del filtro de partículas se produce cuando, por avería o por desconocimiento del conductor, no se realicen los ciclos de regeneración necesarios para mantenerlo limpio. El combustible de mala calidad y pobre en aditivos puede provocar una concentración mayor de emisiones pero, sobre todo, de partículas sólidas.

Además, para evitar averías por un filtro de partículas obstruido, debe conducirse a cierta velocidad, es decir, a más de 70 km/h y a más de 2.000 rpm constantes. También es conveniente circular de vez en cuando a la carretera para que los sistemas anticontaminación puedan autolimpiarse gracias a los ciclos de regeneración.

Cómo limpiar el filtro de partículas

Para limpiar el filtro de partículas, lo mejor es procurar que los sistemas de regeneración funcionen correctamente, alcanzando la temperatura de 400 ºC en el filtro. Pero, con el tiempo, aunque circulemos de forma correcta, el filtro de partículas acabará dando problemas. Esto suele ocurrir a partir de los 120.000 kilómetros.

También debe saber que durante la combustión, no se quema todo, quedan residuos. Para evitar los residuos, lo ideal sería pasarse al gas, que no genera carbonilla ni hollín. Los residuos se producen porque el azufre y los metales generan un desecho muy resistente y pegajoso, que acaba obstruyendo todo a su paso. Estos residuos pueden resistir temperaturas superiores a 900 ºC.

Si realiza trayectos cortos por la ciudad habitualmente, es posible que esté abortando de manera constante las regeneraciones activa. Sin ellas, el correcto funcionamiento del filtro es casi imposible. Por esto, cuando se acumula una gran cantidad de carbonilla, se compacta y obstruye el sistema, haciendo necesaria una solución para el problema:

Máquina para limpiar filtro de partículas

¿Dónde limpiar el filtro de partículas? Si se dirige a un taller, solucionarán su problema utilizando unas máquinas profesionales especializadas. Se realiza un análisis previo a la limpieza del filtro de partículas: un chorro de aire atraviesa el filtro y analiza los metros cúbicos que circulan, la capacidad del mismo, y la contrapresión detectada.

Con esta información, y antes de la limpieza del filtro de partículas, el mecánico sabrá exactamente el volumen de obstrucción del filtro. La máquina limpiará el filtro de partículas mediante distintos flujos de agua a presión, detergentes y productos especiales que arrastran las partículas de hollín desatascando el filtro de partículas.

Esta máquina también sirve para limpiar de aceite un catalizador. Cuando acabe la limpieza del filtro de partículas, la máquina volverá a evaluar el estado del filtro, lanzando nuevamente chorros de aire a través del sistema y evaluando la contrapresión generada y el volumen de saturación u obstrucción.

Limpiar el filtro de partículas con ultrasonidos

Esta limpieza del filtro de partículas consiste en producir determinadas vibraciones en el interior del vehículo que hacen que se despeguen las partículas de hollín. No obstante, a pesar de eliminar gran parte de los residuos, esta solución no dejará el filtro como nuevo, lo que haremos será alargar el intervalo de sustitución del filtro de partículas.

Sustitución del filtro de partículas

Si no quiere tener problemas de nuevo en un futuro cercano, lo mejor es sustituir el filtro cuando sea necesario, pues la avería puede estar en torno a los 2.000€. Sustituyendo el filtro de partículas ganaremos muchos kilómetros más antes de volver a tener problemas.

Líquido para limpiar filtro de partículas

Líquido para limpiar filtro de partículas

Existen ciertos productos para la limpieza de los filtros de partículas diésel que permiten limpiarlo rápida y eficazmente sin tener que cambiar el filtro. Normalmente, se aplica con una sonda pulverizadora adaptada al modelo del vehículo.

Retirada del filtro de partículas

Antes de nada, debe saber que esta opción es ilegal, nos perjudica a todos y puede provocar problemas con la ITV. Aun así, hay muchos coches que carecen de filtro de partículas. Si opta por esta opción, la retirada debe hacerla en un taller para que no se note y pase inadvertido en la ITV, donde examinarán su vehículo en el foso.

¿Cómo saber cuándo hay que limpiar el filtro de partículas?

Cómo saber cuándo hay que limpiar el filtro de partículas

Habrá comprobado cómo limpiar filtro de partículas en casa es complicado. Cuando la unidad de mando nos avise de que el filtro de partículas no funciona, el coche se pone en modo avería para que el conductor acuda a un taller de inmediato.

Esto es posible gracias a unos sensores que miden la presión antes y después de pasar por el filtro de partículas. Con estas dos medidas, se calcula lo que se conoce como presión diferencial y cuanto mayor sea esta, mayor volumen de obstrucción tendrá nuestro vehículo.

Entonces, es el momento de recurrir a las regeneraciones pero, si no surten efecto, el ordenador lanza el aviso relativo a la limpieza del filtro de partículas. Estos filtros cada vez son más sofisticados y están más cerca del motor para contar así con una temperatura más elevada y prescindir dentro de lo posible de las postcombustiones de la regeneración activa.

En los filtros de partículas más nuevos, el propio filtro se encuentra ubicado junto al catalizador, pegado a la conexión del turbo, que es una de las piezas que alcanza mayor temperatura.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *