Cómo usar las borriquetas

Cómo usar las borriquetas

A la hora de realizar una reparación en los bajos de nuestro vehículo o cambiar una rueda, en muchas ocasiones es necesario utilizar un soporte o caballetes para el coche. Estas herramientas nos facilitarán estas labores mecánicas en gran medida, son fáciles de usar y se encuentran ampliamente disponibles.

Por lo tanto, son una herramienta imprescindible en cualquier taller que se precie de serlo. Por supuesto, es importante saber cómo elegir, cómo comprar y cómo utilizar correctamente los caballetes de soporte para el coche, así tendremos el más apropiado para nuestro vehículo.

En esta publicación vamos a hablar largo y tendido sobre los caballetes para sujetar coches: sus características importantes, en qué fijarnos para comprar uno y, por supuesto, cómo utilizar las borriquetas o caballetes del coche.

En qué fijarse para elegir unas borriquetas

En qué fijarse para elegir unas borriquetas

Si tenemos un taller o aspiramos a tenerlo, muchas tareas de mantenimiento del automóvil, como la dirección, los frenos o la suspensión requieren disponer de unas borriquetas. A la hora de elegirlas, tenemos que fijarnos en varias características. Estas son:

  • La carga máxima. Como su nombre indica, esto nos indica el peso máximo para el que ha sido diseñado el soporte. Las hay hasta para soportar 10 toneladas de peso. Por supuesto, decidir con respecto a esto depende del peso de nuestro vehículo. Consulte el manual técnico de su vehículo para saber su peso exacto y, recuerde, es preferible que sobre que no que falte.
  • Sistema de seguridad. Hay soportes mecánicos, hidráulicos y neumáticos. Los sistemas de funcionamiento y seguridad de cada tipo son distintos. Sin embargo, hay que asegurarse de que cuente con un sistema antiapertura, para que las patas del caballete no se abran durante la reparación y se caiga el coche. Hay caballetes de automoción con doble sistema de seguridad, así si uno de ellos falla, el coche seguirá alzado en el aire.
  • Altura. Elegiremos según lo que necesitemos alzar el vehículo.
  • Marca. Siempre hay productos de calidad que no son de marca pero, por lo general, comprar un soporte para el coche de marca implica ciertas garantías que se agradece que tengan. Estos dispositivos deben contar con la homologación correspondiente para poder ser comercializados.
  • Material. Es importante tener en cuenta de qué material está hecho el soporte. Se utiliza el acero, por su fuerza y su resistencia, y también se utiliza el hierro fundido, muchas veces con un tratamiento para que pueda resistir los procesos de corrosión.

Existen otros aspectos a los que habría que prestar atención, por ejemplo, a la garantía. Muchos de las borriquetas tienen una garantía de un año, pero hay algunos fabricantes que incluso nos ofrecen una garantía válida de por vida. 

Precauciones básicas antes de usar los caballetes del coche

A la hora de manipular grandes cargas, aún utilizando un caballete de buena calidad, debemos adoptar ciertas precauciones para evitar accidentes, pues su uso puede entrañar cierto riesgo y hay que asegurarse de reducirlo al máximo:

  • Compruebe su estado. Siempre debe asegurarse de que los caballetes se encuentran en perfecto estado de funcionamiento, si detecta cualquier problema, utilice otro.
  • Lea el manual de instrucciones. Contiene información útil para aprovechar mejor el caballete que ha adquirido.
  • Asegúrese de su capacidad de carga. Esta información la encontrará en el manual. Preste atención a este dato antes de proceder a alzar su vehículo.
  • Utilizarlo sobre una superficie lisa y estable. Evite las pendientes o desniveles y asegúrese de que la superficie donde trabaja es totalmente estable, nada de apoyar sobre arena, tierra o grava suelta.
  • Delimitar el área de trabajo. Es importante señalizar o indicar de algún modo el sitio de trabajo para evitar que otras personas se acerquen demasiado.
  • Realizar un buen ajuste del sistema de seguridad. En caso de que los caballetes que estamos utilizando tengan un seguro, este debe ajustarse correctamente.
  • Centrar bien la carga. A la hora de poner los soportes, asegúrese de que el peso queda bien equilibrado.
  • Utilizar unos soportes de goma para las borriquetas. Si no los lleva, unas almohadillas de apoyo de goma evitará que dañemos los bajos del vehículo.
  • No utilizar el gato que viene de fábrica con el coche. Si lo utilizamos por una urgencia y porque no tenemos nada mejor a mano, evite ponerse debajo del coche.

Con esto bien claro, estamos en condiciones de elegir unas borriquetas para el coche apropiadas para nuestro vehículo y preparar el lugar de trabajo adecuadamente para asegurarnos de que procedemos con la mayor seguridad.

Cómo levantar un coche con borriquetas

Cómo levantar un coche con borriquetas

En primer lugar, debemos saber que nos harán falta varias borriquetas para levantar un vehículo. Es recomendable utilizar 4 para una mayor seguridad. Con vehículos de gran tamaño, como todoterreno, furgonetas o camiones, igualmente pueden utilizarse 4 pero vigilando el peso que soportan.

A continuación, le indicamos cómo usar las borriquetas paso a paso:

  1. Aparcar el vehículo sobre la superficie plana en la que vaya a trabajar.
  2. Encontrar los puntos de apoyo del vehículo, que están ahí para ello.
  3. En caso de levantar el coche de su parte delantera, accionar el freno de mano y engranar una marcha.
  4. Si, por el contrario, vamos a levantar el vehículo desde su parte trasera, es necesario poner unos calzos en la parte delantera..
  5. Se procede a elevar el coche con un gato hasta alcanzar la altura del caballete que estamos utilizando. Es recomendable prestar atención y escuchar bien si se producen ruidos raros o si se hunde esa parte. En caso de no haber puesto bien el gato, podemos provocar desperfectos en los bajos del vehículo.
  6. Ajustar la altura de la cremallera.
  7. Bloquear las cremalleras utilizando el seguro.
  8. Poner los caballetes a la altura adecuada para trabajar en los bajos del coche cómodamente y con seguridad.
  9. Cuando haya puesto los soportes correctamente, baje poco a poco el gato para que el coche se quede apoyado en las borriquetas.

Una vez apoyado sobre los caballetes, puede tratar de mover el coche con sus manos, empujarlo para verificar que se encuentra totalmente estable y que no hay posibilidad de que se desplace accidentalmente poniendo en peligro nuestra integridad física cuando estemos trabajando. Esta es una guía general de cómo usar los caballetes del coche. Si utiliza un tipo de gato o caballete especial, puede ser que alguno de los pasos sea ligeramente distinto. Recuerde que si tiene cualquier duda, siempre es recomendable consultar con un mecánico profesional o acudir a un taller mecánico.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *