Top 6 coches con gas natural comprimido (GNC)

Top 6 coches con gas natural comprimido (GNC)

Para ser sinceros, todavía existen pocas estaciones de servicio en España donde se pueda repostar gas natural comprimido (GNC). Sin embargo, este combustible es una de las energías más limpias y económicas, aunque de momento tampoco existen demasiados modelos de coches con GNC 2020 en España que ofrezcan variantes de este tipo.

En cualquier caso, todos los vehículos de GNC a la venta en nuestro país cuentan con la etiqueta ECO de la DGT, por lo que pueden circular libremente y sin restricciones en los lugares donde se ha realizado una activa anticontaminación. Descubra a continuación los coches con gas natural comprimido más vendidos en España.

Modelos de coches con GNC en España

En la actualidad, la tecnología para el desarrollo de coches con gas natural comprimido está siendo monopolizada por el Grupo Volkswagen con sus cuatro marcas de coches con GNC: Volkswagen, Skoda, Seat y Audi.

Esto significa que el resto de marcas apuestan por la hibridación o electrificación pura, mientras que solo algunas marcas ven en el gas licuado del petróleo una alternativa real. Esta es la relación de los mejores coches con GNC de fábrica.

Fiat 500L 0.9 TwinAir Natural Power

Fiat 500L 0.9 TwinAir Natural Power

Este modelo de 5 puertas tiene una capacidad de maletero de 430 litros y un motor con una potencia de 80 CV y 140 Nm de par motor. Esto es transmitido a través de una caja de cambios manual de 6 velocidades con una transmisión de ruedas delanteras.

Además, es capaz de alcanzar los 100 km/h en 15.7 segundos. El motor tiene un Euro 6 estándar y la capacidad del tanque de combustible es de 14 litros. Además, se estima que el consumo de combustible de un 500L 0.9 TwinAir Natural Power es de 7,3 l/100km.

Skoda Scala G-TEC

Skoda Scala G-TEC

Otro de los coches con GNC es el Skoda Scala, pues recurre a un propulsor 1.0 G-TEC totalmente adaptado de fábrica para utilizar gas natural. Dicho motor alcanza una potencia máxima de 90 CV y un par motor de 160 Nm con una caja de cambios manual de 6 relaciones.

El Skoda Scala G-TEC cuenta con tres tanques para el GNC y un depósito de 9 litros para gasolina. Su autonomía usando solo gas natural es de 410 kilómetros gracias a sus tres depósitos, que pueden albergar hasta 13,8 kilos de este combustible. No obstante, gracias al tanque de gasolina amplía esta independencia hasta los 630 kilómetros.

Si tiene cerca una gasolinera con GNC, ahorrará bastante dinero en combustible, al mismo tiempo que reduce el impacto medioambiental. Sin olvidar que tendrá derecho a la etiqueta Eco de la DGT, una gran ventaja en las grandes ciudades.

Seat Ibiza TGI

Seat Ibiza TGI

Este modelo de SEAT es una solución a los combustibles alternativos y se trata de un sistema híbrido. Además de un depósito de combustible tradicional, cuenta con otros dos depósitos de gas natural comprimido. De este modo, el motor 1.0 con tres cilindros y una potencia de 90 CV puede funcionar con ambos combustibles con una autonomía total de 1.194 kilómetros.

El coste por kilómetro es realmente bajo y el Seat Ibiza TGI se fabrica en la misma línea de montaje que el resto de motorizaciones. Por lo tanto, no son versiones convertidas, han nacido como coches con motor GNC, ya preparados para impulsarse con gas natural comprimido o gasolina.

Audi A4 Avant G-Tron

Audi A4 Avant G-Tron

Con un motor 2.0 TFSI de 170 CV, cambio automático de siete marchas y tracción delantera, este modelo de la marca Audi tiene una respuesta suave, agradable y su consumo es muy bajo. Su comportamiento resulta excelente en cualquier caso y, al mismo tiempo, es cómodo y muy fácil de conducir. Además, la calidad de sus acabados es excelente.

Sus depósito para almacenar 19 kg de GNC dan para unos 400 km de autonomía, no obstante, los 25 litros de gasolina se quedan justos si consideramos la escasa red de gasolineras que disponen de GNC en España. El cambio es automático, con siete velocidades, y tiende a favorecer el consumo en lugar de las prestaciones, por lo que no parece tan rápido como uno espera con sus 170 CV.

Volkswagen Polo 1.0 TGI

Volkswagen Polo 1.0 TGI

El Volkswagen Polo de gas natural comprimido está impulsado por un motor tricilíndrico 1.0 TSI de 90 CV y dispone de 160 Nm de par motor. Además, dispone de un depósito de GNC de 13 kg y su consumo medio es de 3,1 litros a los 100 kilómetros.

Con una motorización de tres cilindros, su cambio es manual y dispone de cinco velocidades. El interior del habitáculo es bastante espacioso y confortable, tanto para el conductor como para los acompañantes. Sin embargo, la capacidad del maletero se ve afectada por los dos depósitos de GNC, que implican una reducción del volumen de 351 a 251 litros.

El factor más interesante de esta versión es, sin duda, su mecánica, además puede funcionar bien con gasolina y con gas natural gracias a sus tres depósitos, los dos mencionados de GNC y uno de gasolina. De este modo, no solo se reducen las emisiones contaminantes, sino que repostar nos costará menos ya que el gas natural implica un coste por kilómetro casi de un 30% menos que la gasolina.

Ford Mondeo

Ford Mondeo

El Ford Mondeo GNC lleva instalado un motor 1.5T Ecoboost GNC de 4 cilindros que funciona con gas natural comprimido y con gasolina, como combustible secundario y puede desarrollar hasta 145 CV funcionando a gas. Alcanza una velocidad máxima de 209 km/h.

El vehículo cuenta con un tanque para 14kg de gas y 62 litros de gasolina. Esto le otorga una autonomía de hasta 300 km funcionando con gas y 95 km funcionando a gasolina. Su consumo es de 4.6 kg de gas por cada 100 km recorridos y de 6.5 litros por 100 km de viaje si se utiliza con gasolina.

Este coche a GNC de Ford cuenta con una gran cantidad de asistentes a la conducción y medidas de seguridad, como protección contra latigazo cervical, sensores de lluvia, protección contra impactos, ABS, monitoreo de presión de los neumáticos, sistema “Hill Holder”, City Safety, airbags delanteros, traseros y de cortina, etcétera.

[Total: 0   Promedio: 0/5]