Parasoles coche

Hay muchos de accesorios para el automóvil que agradecemos hayan sido inventados. Aquellos pensados para cuidarnos, protegernos y para el bienestar son los más preciados. Entre ellos, sobre todo en verano, destacan el aire acondicionado y los parasoles para las ventanas del coche.

Tan sencillos como efectivos, los parasoles para el coche posibilitan algo tan básico como poder sentarse en el asiento de nuestro vehículo cuando este ha estado expuesto a las altas temperaturas veraniegas, así como poner nuestras manos sobre el volante para emprender la marcha.

Todos sabemos que los accesorios para el automóvil han ido evolucionado con el paso de los años y que se han ido perfeccionado para ofrecer los mejores resultados. Es el caso del protagonista de este artículo: el quitasol para el coche. ¡Descubra todas sus características y ventajas!

El uso de los parasoles del coche

El parasol o cubre ventanas del coche es un objeto plegable o enrollable, con distintos tamaños y formas, que sirve para dar sombra al interior del coche. Para ello, se colocan en la luna delantera, en la trasera o en las ventanas laterales cuando están cerradas, apoyándose sobre las mismas.

El uso de los parasoles del coche

Estos protectores solares para nuestro coche están fabricados con un material que repele los rayos del sol. Esto es debido a su parecido al aluminio pulido, que funciona como un espejo haciendo rebotar todo lo posible los rayos solares, reduciendo así el calor en el interior del vehículo considerablemente.

También los hay de distintos colores, blanco, negros, plateados e incluso personalizados con imágenes para todos los gustos. Lo importante es que cumplan de igual manera con su función de proteger el interior de nuestro automóvil del calor del sol.

No cabe ninguna duda de que durante el verano, en algunas zonas de nuestro país, así como en otras zonas del mundo, el calor es asfixiante, con temperaturas que incluso que sobrepasan los 40 ºC. Cuando esto ocurre, nos sentimos afortunados si nuestro coche está equipado con aire acondicionado.

Sin embargo, existen otros elementos más sencillos, como el parasol del coche delantero, para proteger nuestro vehículo del calor y los fervientes rayos del sol. Por lo tanto, si todavía no dispone de este accesorio para su vehículo, nuestro consejo es que adquiera uno de inmediato.

parasol coche ventanas laterales

Recuerde que el parasol del coche para las ventanas laterales, así como el parasol del coche para la luna trasera, son igual de necesarios que el destinado a la luna delantera. Si no tenemos la oportunidad de aparcar en la sombra, son un recurso económico y sencillo para mantener el interior del coche fresco.

La importancia de los parasoles para nuestro coche

Varios estudios científicos han demostrado la capacidad de reducir el calor en el interior de un vehículo de manera significativa gracias al parasol. Para realizar una de las pruebas que apoyan esta afirmación, colocaron un vehículo sin parasol en unas condiciones de calor extremo, como en verano al mediodía.

Esto dio lugar a temperaturas de hasta 77 ºC en el salpicadero, lo que podría causarnos quemaduras importantes si lo tocáramos. Por otro lado, la temperatura en el habitáculo ascendió hasta los 43ºC, es decir, un verdadero horno inhabitable para cualquier ser vivo que intente permanecer dentro un rato.

A continuación, hicieron la misma prueba pero colocando un parasol delantero en el coche, lo que generó una considerable disminución de la temperatura dentro del automóvil. En el salpicadero, se registró una reducción de 77 a 38ºC, mientras que en el habitáculo bajó de 43 a 32ºC.

Esto significa que, utilizando parasoles en nuestro vehículo, aprovecharemos su efecto protector, sobre todo durante los meses de más calor. Además, no solo nos protegen del calor, sino que también evitan el deterioro del automóvil causado por las elevadas temperaturas sobre el salpicadero y el volante.

Relevancia de los parasoles del coche para nuestra salud

Los cubre ventanas para el coche no son beneficiosos solamente para nuestro coche. Algunos médicos también han realizado estudios en los que han determinado que, cuando un vehículo está aparcado a la sombra con las ventanillas cerradas, puede emitir entre 400 y 800 miligramos de benceno.

Del mismo modo, si el automóvil permanece aparcado bajo el fuerte sol en pleno verano con las ventanillas cerradas, los niveles de benceno podrían alcanzar entre los 2000 y los 4000 miligramos, es decir, 40 veces más del nivel tolerable por un ser humano.

Conviene recordar que esta toxina, al ser respirada constantemente sin tomar precauciones, puede afectar manera muy negativa a nuestros riñones y al hígado de las personas que la aspiren. Además, expulsar esta toxina del cuerpo es bastante complicado.

Beneficios de colocar parasoles en el coche

Ya sea un parasol del coche retráctil, un parasol coche con ventosas, enrollable o plegable, delantero, trasero o lateral, los cubre ventanas coche son francamente importantes por las distintas siguientes razones:

  1. Protección. Protegen la tapicería del vehículo haciendo que se mantenga impecable mucho más tiempo, sobre todo las partes plásticas que son las que suelen calentarse más con el calor, pudiendo llegar a partirse con facilidad. Lo mismo ocurre con los asientos, ya que al estar expuestos al calor y la radiación del sol de forma constante, acabarán agrietándose.
  2. Confort. Hacen que disminuya la fatiga al conducir bajo altas temperaturas, pues conducir un automóvil con un interior demasiado caluroso produce más cansancio y pesadez. También son de ayuda para mejorar la ventilación interna del coche, permitiendo que este alcance la temperatura ambiente más rápidamente.
  3. Economía. Pueden ayudar a reducir el consumo de combustible. La razón es que si el automóvil se encuentra a una temperatura menor, necesitaremos utilizar menos el climatizador o el aire acondicionado.
  4. Salud. Como ya hemos mencionado, los parasoles ayudan a reducir la cantidad de benceno desprendida por los plásticos cuando estos se encuentran expuestos al sol de manera directa y continuada, algo que resulta realmente perjudicial para la salud humana.

Consejos para utilizar parasoles en las ventanas del coche

El primer consejo y el más importante es que no adquiera un único parasol. Es mejor comprar un kit de parasoles completo para todas las ventanillas de su vehículo. De este modo, reducirá considerablemente los peligros derivados del calor generado por los rayos del sol y acumulado dentro del habitáculo.

Por otra parte, también es recomendable abrir las ventanas y las puertas antes de conducir su automóvil si este ha estado aparcado un rato bajo el asfixiante sol del verano. Permita que el vapor que se genera en el interior del vehículo salga antes de iniciar la marcha, así conseguirá expulsar el benceno.

Después, encienda el aire acondicionado con las ventanillas bajadas, pues al ponerse en funcionamiento expulsará el benceno de sus conductos. Déjelo encendido con las ventanillas bajadas un par de minutos y, pasado este tiempo, suba las lunas del coche para disfrutar del refrescante aire acondicionado.

    Su perfil es su asistente personal.

    Realiza un seguimiento de gastos, registro del coche, calendario sustituciones, materiales, notas y documentos favoritos.