Baterías coche eléctrico: tipos de baterías y capacidad

Baterías coche eléctrico: tipos de baterías y capacidad

Sin duda la batería coche eléctrico es, junto con el motor eléctrico, el componente más importante de un coche eléctrico. Características como el tiempo de recarga, la autonomía o el peso final del vehículo dependen directamente de ella.

La batería de un coche eléctrico sirve como medio para almacenar energía eléctrica, que luego será convertida en energía mecánica para permitir el desplazamiento del vehículo. La batería esta compuesta por varias celdas, una carcasa, el cableado y la unidad de gestión electrónica.

La tecnología de las baterías coche eléctrico ha avanzado mucho durante los últimos años. Con la capacidad de una batería actual, ya se dispone de una autonomía muy respetable. Además, los nuevos tipos de baterías van mejorando aún más. Veamos toda la información relevante sobre el tema.

Qué es batería coche eléctrico y cómo funciona

Qué es batería coche eléctrico y cómo funciona

La batería de un coche eléctrico es un acumulador de energía para almacenar corriente eléctrica que luego será transmitida al motor eléctrico haciendo que el coche se mueva. Este es un invento muy importante, pues permite una transición energética de los combustibles fósiles al vehículo eléctrico.

Durante estos últimos años, hemos vivido una revolución en cuanto a la tecnología de las baterías del coche eléctrico se refiere. La mayor preocupación de los conductores es disponer de un coche eléctrico con mayor autonomía, algo en lo que han mejorado mucho, igual que el tiempo de carga y su vida útil.

Características de las baterías coche eléctrico

Para saber si una batería eléctrica es mejor o peor, debemos conocer qué significan las características de la batería del coche eléctrico.

 Las citamos brevemente a continuación, así podremos evaluar una batería en su conjunto y saber si nos conviene o no para nuestro coche eléctrico: 
  • Densidad. Expresada en vatios-hora por kilo (Wh/kg) Esto se refiere a la cantidad de energía que una batería puede almacenar en relación con su peso. Cuanto mayor sea la densidad, más capacidad de almacenar energía y autonomía tendrá un coche eléctrico.
  • Potencia. Se expresa como W/kg (vatios por kilo). Este dato nos indica la potencia del vehículo, por lo tanto, se refiere a las prestaciones que ofrece.
  • Eficiencia. Este dato se define como el porcentaje de energía que la batería es capaz de proporcionar en relación a la recibida durante la carga.
  • Velocidad de carga. Se refiere al tiempo necesario para cargarla.
    Cuidados de la batería del coche eléctrico
  • Ciclo de vida. Esto significa la cantidad de veces que se puede cargar y descargar una batería. Según el tipo de batería del coche eléctrico, se puede perder capacidad de carga progresivamente en mayor o menor medida. Lógicamente, al disponer de un mayor número de ciclos de carga, la vida útil de la batería será más larga.

Tipos de baterías eléctricas para el automóvil

El invento del coche eléctrico tiene ya muchos años, de hecho, el motor eléctrico coche surgió antes que el motor de combustión. Desde entonces, la tecnología de las baterías del coche eléctrico ha mejorado mucho.

 Pueden encontrarse distintas tecnologías de baterías, estas son las más relevantes: 
  • Batería de plomo-ácido /SVRLA y Pb A P). Esta es una tecnología antigua, inventada en el Siglo XIX, y muy utilizada que tiene un coste medio. Sus ventajas son su fiabilidad y que tienen una buena capacidad de carga y descarga. Sin embargo, tienen un peso alto, son muy tóxicas y tienen un gran tamaño y tardan mucho en cargarse, comparadas con otros tipos de baterías.
  • Batería de iones de litio (Li-ion). Estas baterías destacan porque tienen unas buenas características de rendimiento, un bajo peso y una larga vida útil. Sus ventajas sobre otros tipos de baterías para el coche eléctrico son que no tienen “efecto memoria”, son capaces de acumular una mayor densidad energética por centímetro cúbico, pesan poco y duran más que las del tipo anterior de plomo. Las baterías de este tipo son las que se utilizan en los coches eléctricos actuales.
  • Batería de níquel-hierro. Fueron desarrolladas hace más de un siglo por Thomas Edison y no se utilizan en la actualidad por baja potencia y eficiencia. Tienen una densidad energética parecida a las baterías del tipo plomo-ácido.
  • Batería de níquel-cadmio (Ni-Cad). Apenas se utilizan actualmente, porque uno de sus principales inconvenientes es su alto precio. Destacan por un alto rendimiento a bajas temperaturas y han sido utilizadas en aviación y en algunos de los coches eléctricos de pequeño tamaño producidos en la década de los años 90. Uno de sus principales inconvenientes es que sí tienen “efecto memoria”, por lo que van perdiendo capacidad con cada carga.
  • Batería de níquel-hidruro metálico (Ni-MH). Son parecidas a las de níquel-cadmio pero se caracterizan por un “efecto-memoria” reducido. Destacan porque tienen un nivel de toxicidad menor y se encuentran a medio camino, en rendimiento, entre las de plomo y las de litio. Como desventaja importante, requieren mantenimiento constante y se estropean con las altas temperaturas, generan mucho calor y se recargan lentamente. Se utilizan en algunos coches híbridos.
  • Batería LiFePO4. Son un tipo de baterías de ion de litio en las que no se utiliza cobalto. Esto sirve para darles una seguridad de uso mayor y también una mayor estabilidad. Tienen también más potencia y una vida más larga. Sus desventajas principales son su alto coste y menor densidad energética.
  • Batería ZEBRA. Son unas baterías que emplean el cloroaluminato de sodio triturado como electrolito y que funcionan a una alta temperatura (alrededor de los 250 grados centígrados). Estas baterías cuentan con el mayor ciclo de vida de todos los tipos de baterías eléctricas, sin embargo, son muy voluminosas y, en comparación con las otras, tienen una potencia baja.

A estos tipos se pueden añadir otros, todavía en desarrollo o experimentación, como las baterías de aluminio-aire o de zinc-aire. Utilizan el oxígeno para generar la corriente y su potencial es muy interesante, por su capacidad de carga. Algunos dicen que el zinc será el futuro de estas baterías.

Otra línea de desarrollo importante es la que representan las baterías de polímero de grafeno. Estas baterías prometen autonomías de más de 800 kilómetros, con un tamaño menor que las baterías de ion de litio, sin efecto memoria y, además, pueden cargarse rápidamente en 5 minutos.

Cuidados de la batería del coche eléctrico

La batería del coche eléctrico es el componente más caro de este tipo de vehículos. Se espera que su precio baje en el futuro pero, hasta que llegue ese momento y cambiarlas resulte asequible, conviene procurarles el mejor cuidado para aprovecharlas bien y mantenerlas en el mejor estado posible.

Gracias a las nuevas composiciones y a los sistemas de refrigeración de las baterías, se ha conseguido solucionar, al menos parcialmente, el problema de la degradación de las baterías.

 A continuación, encontramos algunos consejos para sacarle el máximo partido a la batería de su coche eléctrico: 
  • Evitar la carga y descarga total de la batería. Conviene consultar el manual técnico del vehículo para averiguar el mejor procedimiento para cargar la batería de un coche eléctrico. No se recomienda cargarla hasta el 100% ni permitir su completa descarga para alargar su vida útil. La recomendación es no cargar la batería más del 85% ni descargarla por debajo del 25%.
    Cuidados de la batería del coche eléctrico
  • Condiciones de uso. Hay que tener en cuenta que la climatología extrema ejerce una gran influencia sobre la batería. Esta es la razón por la que las baterías cuentan con sistemas de refrigeración, el sobrecalentamiento acorta la vida útil y el rendimiento de la batería. Por lo tanto, en climas calurosos, es preferible dejar aparcado el vehículo a la sombra y, en caso de temperaturas frías, dejar el coche en un garaje u otro espacio cerrado.
  • Uso de la recarga rápida. En general, aunque el coche y el cargador lo permitan, se debe restringir el uso de la recarga rápida a situaciones de necesidad, pues puede disminuir la vida útil de la batería.

Conviene recordar que las baterías son diferentes según el fabricante y que algunos, no todos, proporcionan información sobre las prácticas más adecuadas para mantener sus baterías en el mejor estado posible. Consulte siempre esta información para disfrutar al máximo de su coche eléctrico.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *