El aire acondicionado del coche no funciona

El aire acondicionado del coche no funciona

Los coches modernos se caracterizan por ofrecer unos niveles de confort que, en otros tiempos, se considerarían inalcanzables. Uno de los componentes responsables de esto es el aire acondicionado y el climatizador. Pero, ¿qué pasa si el aire acondicionado del coche no funciona?

Las averías de estos sistemas son un gran inconveniente para conducir con comodidad. Tanto por confort como por cuestiones de salud, es realmente importante que el aire acondicionado y el climatizador de nuestros vehículos funcionen perfectamente.

Lee a continuación para conocer las causas de los fallos de funcionamiento de este importante componente del automóvil para descubrir cómo proceder en cada caso.

¿A qué puede deberse que el aire condicionado del coche no enfría?

¿A qué puede deberse que el aire condicionado del coche no enfría?

Es posible no acordarse de este sistema hasta que se acerque el verano. Sin embargo, nada puede ser peor que descubrir en el último momento que el aire acondicionado no enfría. En este caso, puede deberse a distintas razones:

  • Falta de gas. En ocasiones, solo hay que recargar el gas en el circuito del aire acondicionado. Pero antes, debe realizarse una comprobación del sistema para ver que no haya ninguna fuga en las tuberías o conductos que esté provocando el problema.
  • Averías del compresor. Este es el componente encargado de comprimir y descomprimir el gas refrigerante para que circule por todo el circuito. El compresor puede fallar por varias razones, como lubricación insuficiente, la acumulación de impurezas, la pérdida de estanqueidad o el propio uso continuado. Es posible que se noten vibraciones de este componente si se ha averiado. En caso de que el compresor falle, deberá realizarse un diagnóstico en un taller mecánico y sustituirlo si fuera necesario. Esta puede ser una reparación bastante costosa.
  • Estanqueidad de los conductos. Se debe comprobar que el sistema no haya perdido su estanqueidad por el paso del tiempo. Además, las tuberías van volviéndose porosas con el paso del tiempo. Estas pueden ser razones por la que se haya producido una fuga y por las que el aire acondicionado no enfríe.
  • Ventilador obstruido. Si las rendijas del ventilador interior se han obstruido, esto afecta al flujo de aire. También es posible que se perciba un olor desagradable cuando se enciende el aire acondicionado si el ventilador tiene algún problema.
  • Averías del condensador. El condensador es un tipo de radiador que se encarga de condensar el gas en estado gaseoso y licuarlo junto con el compresor. Las averías de este componente pueden estar provocadas por las fugas de refrigerante, la acumulación de partículas contaminantes del compresor o del acumulador que impiden el flujo de líquido refrigerante.
  • Problemas con el evaporador. Este componente contiene el refrigerante frío que sirve para absorber el calor del interior del compartimento de para los ocupantes. El principal problema de este componente son las fugas por el propio deterioro del mismo. Para detectarlas, se utiliza un medidor. Debemos prestar atención a la tubería de drenaje del evaporador. Los rastros aceitosos verdes en la tubería de drenaje son un síntoma de que hay una fuga importante.
  • Averías de la válvula de expansión. Suele ir instalada en la entrada del evaporador y se encarga de convertir el refrigerante líquido en gas frío a baja presión, además de la de regular el flujo de este por el sistema del aire acondicionado. Esta pieza se puede obstruir o quedar bloqueada en posición abierta, provocando que el sistema no enfríe. No se debe pasar por alto, pues su avería puede provocar daños al compresor del aire acondicionado.
  • Filtros. Puede que el aire acondicionado del coche no funcione porque el filtro de cabina se haya obstruido. Esto ocurre por exceso de suciedad, por la polución o incluso por los insectos, que pueden llegar a impedir el flujo de aire adecuado. Los filtros deben revisarse siempre como parte del mantenimiento del vehículo y limpiarse o sustituirse siguiendo los intervalos indicados.

Medidas para comprobar el correcto funcionamiento del aire acondicionado

Medidas para comprobar el correcto funcionamiento del aire acondicionado

A la hora de inspeccionar el sistema del aire acondicionado, lo primero será conectarlo y probar los distintos modos de funcionamiento. Después, es recomendable que se compruebe el fusible, los relés y el cableado de las piezas.

Después, se prueba el sistema con una potencia máxima de refrigeración y se observa que el embrague electromagnético se active y desactive correctamente. De no ser así, comprobaremos el cableado y las conexiones, aparte del suministro eléctrico a la pieza utilizando un voltímetro. También hay que probar el interruptor o sensor de temperatura y el llamado presostato. Por último, comprobar también que el nivel de líquido refrigerante sea el adecuado.

A continuación, se recomienda encender el sistema a potencia máxima de refrigeración y dejarlo en marcha unos minutos con la refrigeración a nivel medio, su temperatura de salida en la tobera debe encontrarse entre los 3 y los 8 grados centígrados. Si la temperatura es demasiado elevada hay que comprobar que la calefacción esté apagada, que el filtro esté en buen estado, comprobar el interruptor de temperatura y las válvulas de ventilación de la calefacción y el condensador.

Por último, se debe comprobar la presión y contrastar el valor con los datos indicados en la documentación técnica del vehículo.

Como ya hemos indicado, es realmente importante comprobar los problemas provocados por fugas, pues estos suelen ser una de las causas más comunes de que el aire acondicionado no funcione:

  • Se debe comprobar la presión, si es baja es posible que haya alguna fuga.
  • También, se puede utilizar un kit de detección UV de fugas del aire acondicionado.
  • Compruebe todas las conexiones y asegúrese de que están todas bien. También se deben comprobar que las mangueras del compresor, y el resto de mangueras, están bien sujetas a los acoplamientos.
  • Compruebe el estado de las juntas tóricas, los interruptores de presión y los sellos.
  • Verifique el funcionamiento de las válvulas Shrader.

Conclusión

Como ha podido ver, el sistema de aire acondicionado es complejo y tiene muchos componentes que puede averiarse. Por lo tanto, siempre es recomendable dirigirse a un taller mecánico competente para que los revisen y decidir que hacer para repararlo.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *