Qué debo hacer si la llave se ha quedado atascada en el interruptor de encendido

Qué debo hacer si la llave se ha quedado atascada en el interruptor de encendido

Es muy probable que se haya encontrado con la situación en la que, antes de emprender un viaje, usted crea que la llave no encenderá el interruptor de encendido/arranque. En ocasiones, sucede que al final logra girarla, pero después del disparo, ésta no puede ser retirada del interruptor. En este artículo, vamos a tratar las razones por las que el dispositivo queda adherido y a buscar los métodos más sencillos para solucionar dicho problema.

10 razones por las que la llave de contacto no sale del interruptor de encendido

El volante se encuentra bloqueado

La mayoría de coches modernos están equipados con un sistema de protección antirrobo. En determinados casos, éste bloquea el volante y el interruptor de encendido para evitar que los intrusos puedan conducir su coche. El bloqueo es activado cuando se gira el volante sin tener la llave introducida en el interruptor de encendido o al intentar utilizar una llave incorrecta o muy desgastada. A veces, el problema es causado por un intento de girar una llave que no está insertada por completo en el cilindro. Además, el sistema de protección puede activarse cuando las ruedas del automóvil se encuentran completamente giradas hacia un lado, como por ejemplo, cuando se aparca en una pendiente pronunciada, o si las ruedas delanteras están apoyadas contra un bordillo o cualquier otro obstáculo. En general, cuando la función de bloqueo está activada, se puede escuchar un chasquido característico y no es posible sacar la llave del interruptor de encendido/arranque.

Qué hacer: Gire suavemente el volante de izquierda a derecha, a la vez que intenta girar la llave en el interruptor. Esto ayudará a desbloquear el volante. No apriete la llave con demasiada fuerza para no romperla.

La llave está deformada

Si usted la lleva en el bolsillo o en la cartera, o la utiliza para otros fines, puede doblarse. Debido a esto, en ocasiones la llave no girará ni podrá salir del contacto, o ni siquiera puede ser insertada en el interruptor.

Qué hacer: ¿Ha notado que su llave está doblada? No intente utilizarla para así no dañar el cilindro del interruptor. Arranque el coche utilizando una llave de contacto de repuesto. Si no tiene una, póngase en contacto con un centro de servicio de automóviles. Los expertos restaurarán enseguida la forma del dispositivo antiguo o harán una copia de la llave. Si aún así, usted ha insertado una llave doblada en el interruptor de encendido y se ha quedado atascada en el mismo, recurra a la ayuda de un profesional para que la extraiga.

La cerradura de la puerta está congelada

Esto puede suceder si hace frío en el exterior y se ha acumulado agua en el cilindro de la cerradura.

Qué hacer: Si su coche ha estado estacionado durante mucho tiempo al aire libre con un frío helado o en una habitación sin calefacción, y usted sospecha de que la cerradura podría haberse congelado, intente descongelarla. Para ello, caliente la llave con un encendedor o una vela y a continuación, introdúzcala en la cerradura. Repita este paso varias veces. También puede utilizar un descongelador especial de cerradura. Para evitar problemas posteriores, asegúrese de que el sistema de ventilación funcione de forma estable. Antes de guardar su coche en un lugar de aparcamiento a largo plazo, ventile el habitáculo para reducir su temperatura y evitar que se forme condensación.

La batería del coche está descargada

En algunos coches, cuando la batería está descargada, la llave queda bloqueada en el interruptor de encendido.

La batería del coche está descargada
Qué hacer: Encienda los faros delanteros. Si las luces no se encienden, el problema puede encontrarse en la batería. Utilizando un voltímetro, mida la tensión en los terminales de la batería del coche. Si se encuentra por debajo de 11,7 V, entonces la batería está completamente descargada. Probablemente, usted necesitará sustituirla o restaurarla. Si no tiene un multímetro, intente arrancar el coche con el salto de arranque. Si esto funciona, el problema está en la batería. Pero si no es así, entonces el fallo es de otro tipo.

Los dientes de la llave están desgastados

Los productos de baja calidad que han sido fabricados con materiales no duraderos sufren desgaste abrasivo con bastante rapidez. La llave se vuelve holgada en el interruptor y no puede interactuar correctamente con las partes móviles del cilindro del interruptor de encendido/arranque.

Qué hacer: Compare la llave que está utilizando con la de repuesto. Si aprecia signos de desgaste, sustitúyala. Si la vieja llave está atascada en el interruptor de encendido, intente girarla suavemente de izquierda a derecha y muévala también hacia adelante y hacia atrás. Probablemente, usted logrará encontrar el movimiento capaz de activar el mecanismo.

Fallo del cilindro del interruptor

Éste también se desgasta con el tiempo. Esto puede ocurrir con mayor rapidez debido al hábito de muchos conductores de colocar llaveros pesados u otros adornos a las llaves. Cuando el coche se encuentra en movimiento, crea una carga adicional sobre las piezas del mecanismo.

Fallo del cilindro del interruptor
Qué hacer: Si consigue sacar la llave del interruptor de arranque, utilice la de repuesto. Si el problema permanece y la llave se atasca, entonces será el cilindro del interruptor el que está desgastado. Póngase en contacto con un taller mecánico para que realicen el cambio.

El cilindro del interruptor y la llave se han ensuciado

El uso de una grasa inadecuada da lugar a la acumulación de suciedad dentro del mecanismo y, con el tiempo, puede que se pegue. Por lo general, las muescas de la llave se ensucian si se utiliza de forma distinta a la cual está destinada, como por ejemplo, para retirar la cinta de embalaje al abrir los paquetes.

Qué hacer: Para limpiar el interruptor, utilice el líquido WD-40 u otro aceite penetrante y proceda a pulverizarlo directamente en el ojo de la cerradura. Si es posible, mediante aire comprimido, sople a través del cilindro. Después de haber soplado y limpiado el interruptor, lubríquelo. Limpie la llave con un paño que no desprenda pelusas y esté humedecido con WD-40, alcohol o disolvente.

Una selección de marcha errónea

En los automóviles con transmisión automática, la llave quedará bloqueada en la cerradura de contacto hasta que usted coloque la palanca selectora en posición de estacionamiento (Park). Para desbloquear el interruptor en vehículos con caja de cambios manual, la palanca de cambios deberá estar en la posición de punto muerto.

Una selección de marcha errónea
Qué hacer: Después del disparo, asegúrese de que la palanca de selección de la transmisión automática se encuentre en la posición de estacionamiento. Si este no es el caso, pero usted ya ha detenido el coche y apagado el motor, pise el pedal del freno y coloque la palanca de selección en la posición de estacionamiento. Seguidamente, intente extraer la llave cuidadosamente. Si esto no es posible, compruebe si la palanca selectora puede quedar bloqueada en esta posición. Si ésta puede ser movida, incluso después de que el motor haya sido apagado, lleve su coche a un taller mecánico para que comprueben el convertidor de par, el cable y la palanca de la transmisión automática, además del mecanismo de bloqueo del pedal de freno.
Si su coche cuenta con una transmisión manual, presione el pedal del embrague, ponga la palanca de cambios en punto muerto y extraiga la llave del interruptor de encendido, moviéndola ligeramente al mismo tiempo.

La llave no ha sido colocada en una posición adecuada

En ocasiones, los conductores se olvidan de girar la llave hasta la posición de bloqueo.

La llave no ha sido colocada en una posición adecuada
Qué hacer: Observe el interruptor de encendido. Posee varias marcas que corresponden a los diferentes modos: “encendido”, “arranque del motor”, “bloqueo” (o “aparcamiento”). Asegúrese de que la llave se encuentre en la posición “bloqueo” o “0”. Cambie su posición en caso necesario.

El componente está roto

La aplicación de demasiada fuerza al intentar girar la llave en el interruptor de arranque puede dar lugar a la rotura del mismo. Resulta difícil extraer el fragmento de la llave que queda dentro del mecanismo.

Qué hacer: Intente retirar el fragmento utilizando un extractor especial. Si usted no dispone de semejante herramienta, acuda a la ayuda de profesionales. No utilice medios improvisados para extraer la punta rota, ya que así podría causar daños al cilindro.

Conclusión

A pesar de la simplicidad de su diseño, la llave de contacto es un elemento de gran importancia, que requiere la atención adecuada del conductor. Un coche sólo puede ser arrancado si este componente se encuentra en buen estado de funcionamiento. Si su llave ha quedado atascada en el interruptor de encendido, ponga en práctica nuestros consejos.

[Total: 0   Promedio: 0/5]