Techo solar coche: tipos, instalación, mantenimiento

Techo solar coche: tipos, instalación, mantenimiento

Conducir un coche descapotable es siempre una experiencia única: disfrutar de la conducción expuesto al aire y a la luz del sol es un todo un privilegio antes reservado a los propietarios de uno de esos vehículos. El techo solar del coche, instalado en muchos modelos, ha servido para cambiar esto.

Actualmente, encontramos en el mercado cantidad de modelos que llevan instalado un techo panorámico, de serie o como opción. En caso de que su vehículo no lo lleve, también existe ahora la posibilidad de instalar uno, para disfrutar el placer de conducir al aire libre.

Sin embargo, conviene conocer las opciones disponibles para poner un techo solar al coche: los tipos que hay, sus ventajas y desventajas, el precio, los detalles de la instalación y mantenimiento. Siga leyendo, pues le explicamos detalladamente todo sobre los techos solares para coches.

Tipos de techos solares para coches

Primero, conviene que tengamos en cuenta los distintos tipos de techos solares para coches que se pueden encontrar. Así, conoceremos las ventajas y desventajas de los distintos tipos y tendremos una idea más aproximada de para qué sirve un techo solar y de cuál queremos para nuestro vehículo:

  • i Techo solar corredizo. Estos tipos de techo solares se puede pedir como extra en algunos modelos. Normalmente, llevan una ventana y un panel basculante en la chapa del techo del coche que lleva implementado un mecanismo, mecánico o automático, para abrirlo y cerrarlo a voluntad. Los principales problemas de este tipo son que, primero, como cualquier mecanismo, puede averiarse y su reparación no es sencilla. Aparte de esto, las piezas de repuesto para estos no siempre son fáciles de encontrar. Otra desventaja de los techos corredizos es la posibilidad de que se produzcan fugas, por el deterioro de las juntas de goma, y la entrada de agua al vehículo durante la lluvia o el lavado del coche. El ruido al circular y el empobrecimiento de la aerodinámica también son problemas que tienen difícil solución.
    Techo solar corredizo
  • i Techo solar plegable. Estos son muy comunes en los coches en los vehículos que se pueden ver en Europa y son similares a los de los coches descapotables en cuanto a nivel de apertura se refiere. Pueden estar hechos de un tipo de tela que queda doblada hacia la parte trasera del coche cuando se abren.
  • i Techo solar de alerón. En este caso se combina el sistema de uno de tipo corredizo con uno de tipo inclinable, con un mecanismo eléctrico. Permiten cierta entrada del aire pero la abertura es menor que con los de tipo plegable o corredizo.
  • i Techo de paneles desmontables. Es estos, es posible abrir el techo de cristal en dirección a las ventanas de los laterales del vehículo. Esto supone una abertura más amplia, comparado con los demás tipos, proporcionando una sensación de mayor amplitud del interior del vehículo.
  • i Techo panorámico. Son techos de cristal, fijos, accionables o de alerón, que permiten la entrada de la luz solar y, según el subtipo, la entrada de algo de aire al interior del coche. Sus inconvenientes son, primero, que no son techos totalmente descapotables y, segundo, que hacen mucho más débil la carrocería por su parte superior, por lo que si ocurre un accidente, el vehículo se doblaría ahí con más facilidad. También pueden provocar un aumento de la temperatura en el interior del coche, con el consiguiente peligro para los ocupantes, sobre todo para niños y mascotas. Por ello, conviene disponer de un buen aire acondicionado si queremos disfrutar de esta comodidad.
    Techo panorámico

Instalación de un techo solar en el coche

Si queremos montar un techo solar porque nuestro coche no lo lleva de fábrica, debemos saber que este es un proceso es bastante complicado. Esto quiere decir que necesitaremos la ayuda de un profesional para conseguir unos buenos resultados, tanto en acabado como en funcionalidad.

El coste de una instalación de este tipo también es un tema importante, sobre todo si se utiliza un techo solar específico para un modelo determinado. Recordemos que existen techos solares universales, más económicos, pero que no siempre resultan completamente adecuados para todos los modelos.

Tendremos cuenta que, si la opción de techo solar de fábrica no estaba disponible para ese modelo, esto puede dificultar las cosas. Así, pueden surgir complicaciones para encontrar las piezas adecuadas, repuestos y otras derivadas de una modificación tan importante, como los cambios en el peso del vehículo, en su aerodinámica, equilibrio o integridad estructural, por citar algunos.

Por todo lo anterior, siempre es recomendable acudir a un taller especializado en este tipo de modificaciones que nos proporcione una garantía reglamentaria para evitar problemas de estanqueidad, que pueden dar lugar a humedades, o con la instalación eléctrica del vehículo.

Mantenimiento del techo solar del coche

Cuidar bien el techo solar del coche es básico para evitar su deterioro y avería. Al fin y al cabo, estos componentes se encuentran expuestos a las incidencias climatológicas, suciedad y humedad constantemente.

 En general, los techos solares cuentan con los siguientes componentes: 
  • Tapas hechas de cristal, corredizas y no corredizas.
  • Una corredera.
  • Unos carriles guía.
  • Un gancho de bloqueo.
  • Un motor.
  • Varias levas de cierre.
  • Deflector derivabrisas.
  • Juntas de goma.

Algunos de estos elementos necesitan limpieza y lubricación para que realicen su función a la perfección. Se pueden encontrar las recomendaciones de mantenimiento en el manual técnico del vehículo o del componente. Ante cualquier avería conviene dirigirse a un taller especializado.

Si decidimos realizar el mantenimiento básico de componentes como los carriles guía, limpiándolos y lubricándolos, necesitaremos una pasta o gel lubricante, un trapo o un trozo de papel, una brocha, una escalerilla y un espray lubricante.

 Procederemos tal como se indica a continuación: 
  1. Se abre el techo completamente.
  2. Abrir la cortinilla, si la hubiera.
  3. Tapar bien el interior del coche para no ensuciarlo.
  4. Limpiar las guías: el exterior del carril guía, la suciedad superficial y el interior del carril. Para ello utilizaremos primero papel, luego un producto no abrasivo con una esponja suave o similar.
  5. Limpiar los restos de grasa con un trapo, en los dos lados del carril.
  6. Lubricar los dos lados del carril guía utilizando el lubricante en pasta o gel uniformemente con la ayuda de la brocha.

Es recomendable abrir y cerrar el techo después para asegurarnos de que funciona bien y que la grasa se reparte correctamente. También conviene asegurarse después de que no queda grasa fuera de los componentes lubricados.

 Otros componentes que es recomendable limpiar y, si procede, lubricar son: 
  • i El mecanismo que acciona la tapa de cristal.
  • i La guía de la corredera.
  • i Las levas de los techos deslizantes.
  • i Los bordes y las juntas del cristal.
  • i El deflector de la parte delantera.

Cada caso particular será diferente, dependiendo del tipo del techo solar, del modelo de coche y de lo indicado por el fabricante. Para tenerlo más claro, es recomendable consultar el manual técnico que proporciona el fabricante del vehículo o del propio componente, si se instaló después.

    Comentarios - 3

  • @user_78675727.01.2022
    Miembro

    Quiero quitar el techo solar de mi Fiat M.schumacher, entra agua y no soy partidario de estos techos.lo hace Uds. este trabajo?. Gracias

    Responder
  • @user_78675727.01.2022
    Miembro

    Yo no lo uso,pero entra agua por el techo solar…lo puedo eliminar?.gracias

    Responder
  • @user_79373031.01.2022
    Miembro

    Poner techo a un seat leon del 2014 que vale

    Responder

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *