Sensor de temperatura del refrigerante: función, probar, síntomas

Sensor de temperatura del refrigerante: función, probar, síntomas

Los sensores realizan sirven para recoger datos útiles que permiten funcionar correctamente a los distintos sistemas del automóvil. Por ejemplo, el sensor de temperatura del refrigerante recoge y transmite información importante sobre la temperatura del motor en funcionamiento.

Con esta información, se ajusta la cantidad de combustible necesaria para un funcionamiento óptimo y también se ajusta el punto de encendido. Otra de las funciones que regula es la activación de los ventiladores del radiador, en caso de que la temperatura del radiador suba demasiado.

Como ya se puede imaginar, estas funciones son realmente importantes, pues pueden evitar que una avería importante y costosa del motor. Dada su gran importancia, dedicaremos este artículo al sensor de temperatura del motor: a su funcionamiento, cómo probarlo y los síntomas de una avería.

¿Qué es el sensor de temperatura del motor?

El también llamado sensor ECT se encarga de medir la temperatura del líquido refrigerante para ajustar el sistema de refrigeración del motor si la temperatura sube demasiado. Esta es la respuesta a la pregunta qué función tiene el sensor de temperatura del motor: proteger el motor y evitar desastres.

La ubicación del sensor de temperatura del refrigerante es cerca de la culata, en la salida que tiene el motor hacia el radiador, antes del termostato o después de él. La razón por la que se instala en este punto es que suele ser el sitio en el que el líquido refrigerante se encuentra a una mayor temperatura.

Funcionamiento del sensor ETC

Este sensor cuenta con un termistor, una resistencia NTC (Negative Temperature Coefficient) que se comporta de manera que cuanto más sube la temperatura, más se reduce su resistencia interna, a la vez que se reduce la tensión en el sensor. Funciona parecido al sensor de temperatura de la admisión.

La unidad de control del motor se realiza una evaluación de los valores de tensión, relacionados estrechamente con la temperatura a la que se encuentra el refrigerante. Cuando la temperatura del fluido es baja, los valores de tensión en el sensor son altos y viceversa.

De esta manera, según la información que reciba del sensor, la unidad de control del motor puede corregir la mezcla enriqueciéndola si, por ejemplo, las paredes del motor se encuentran en frío, para evitar problemas con la combustión.

El sensor de temperatura es una pieza fundamental en los sistemas de inyección electrónica de combustible. Si este sensor se avería, afectaría al funcionamiento de este sistema. Por poner un ejemplo, la activación de los abanicos electrónicos de refrigeración del radiador depende de él.

Averías del sensor de temperatura del refrigerante

¿Qué fallas provoca el sensor de temperatura averiado?

 A continuación, encontramos algunos de los síntomas más típicos de que este sensor ha sufrido una avería o que no está funcionando como debe: 
  • ! Aumenta el consumo de combustible. Cuando el componente se ha averiado puede enviar señales falsas al ordenador, por lo que el suministro de combustible se realiza de manera incorrecta. Por ejemplo, puede ocurrir que el sensor detecte por error que el motor está frío y suministrar más combustible para que se caliente, empeorando la economía del combustible.
  • ! Sale humo negro del tubo de escape. De igual manera, cuando los datos de la temperatura no son correctos, el módulo de control electrónico (ECM) puede enriquecer la mezcla demasiado. Esto dificulta su combustión y provoca que el exceso de combustible se queme en el tubo de escape, lo que acaba produciendo ese denso humo negro.
    Averías del sensor de temperatura del refrigerante
  • ! Sobrecalentamiento del motor. Esto ocurre por fallos o retrasos en la activación del electroventilador, ubicado tras la rejilla del radiador, encargado de disipar el calor del refrigerante.
  • ! Funcionamiento a inestable del vehículo a ralentí. El buen comportamiento del vehículo cuando funciona a ralentí depende en gran medida de una correcta mezcla de combustible. Cuando la mezcla no es adecuada, se producen pérdidas de potencia, vibraciones y un comportamiento inusual del automóvil.

Estos suelen ser los problemas más típicos e importantes relacionados, el indicador de temperatura del coche puede mostrar valores altos, aparte del aumento de consumo de aceite, problemas para arrancar, tanto en frío como en caliente y fallos de activación de los abanicos de refrigeración electrónicos.

Cuando los valores recibidos por la ECU están fuera de lo esperado, por el fallo de la resistencia del sensor o por un cortocircuito, se enciende testigo del motor en el panel de instrumentos. Entonces, la ECU entrará en un modo especial de avería hasta que se solucione el problema.

Cómo probar un sensor de temperatura del refrigerante

Si sospechamos que el sensor está fallando, por cualquiera de los síntomas indicados anteriormente, en un taller mecánico o en casa con un escáner, se puede realizar una lectura del código del fallo. La temperatura del dispositivo debe encontrarse entre los 80-90° cuando el motor está caliente.

Cómo probar un sensor de temperatura del refrigerante

¿Cómo saber si el sensor de temperatura del motor está dañado? El proceso no es demasiado complicado, pero si requiere tener ciertos conocimientos para realizar las tareas con soltura y de manera efectiva:

  1. Localizar el sensor utilizando el manual de servicio del vehículo.
  2. Conectar la sonda roja del multímetro al terminal del sensor y la sonda negra a tierra.
  3. Tomar lectura.
  4. Arrancar y dejar funcionar el motor unos dos minutos.
  5. Tomar lectura con el motor en frío.
  6. Seguir haciendo funcionar el motor hasta que se caliente.
  7. Tomar lectura con el motor en caliente.
  8. Comparar la diferencia entre el máximo con el motor en caliente y el mínimo con el motor en frío.
  9. Comprobar si la diferencia en ohmnios de las lecturas del motor en caliente y el motor en frío es superior a los 200Ω.

En caso de que la diferencia en las lecturas supere los 200Ω, esto nos indica que el sensor ha sufrido daños importantes y que es necesario sustituirlo. Para hacerlo por nuestra cuenta, se pueden seguir los pasos que se indican a continuación.

Cómo cambiar el sensor de temperatura del refrigerante

Cómo cambiar el sensor de temperatura del refrigerante

Si decidimos hacerlo nosotros, debemos tener en cuenta que los pasos o las indicaciones exactas pueden variar para cada modelo. Consulte siempre el manual técnico del vehículo y, si no cuenta con los conocimientos o las herramientas necesarias, diríjase directamente a un taller mecánico:

  1. Ubicar el vehículo sobre una superficie llana.
  2. Encontrar el sensor utilizando el manual técnico del vehículo.
  3. Alzar el coche con un gato por su parte delantera para facilitar el acceso.
  4. Quitar la tapa del radiador y la de desbordamiento.
  5. Drenar el radiador y luego volver a poner el tapón de drenaje en su sitio.
  6. Desconectar todos los conectores del sensor, marcándolos o haciéndoles una foto para saber después como volver a conectarlos.
  7. Desenroscar el sensor girando en sentido antihorario.
  8. Limpiar el orificio de montaje.
  9. Instalar el nuevo sensor en su lugar.
  10. Conectar el sensor nuevo siguiendo la información que tenemos anotada.
  11. Comprobar que el tapón de drenaje del radiador está bien puesto.
  12. Rellenar el radiador y el depósito correspondiente con líquido refrigerante.
  13. Bajar el vehículo cuidadosamente.
  14. Poner en marcha el motor y comprobar que no hay fugas y que el correspondiente testigo se ha apagado.

A continuación, se debe dejar el vehículo encendido durante 45-60 minutos, circulando cerca del lugar donde hemos realizado la sustitución. Pasado este tiempo, compruebe el nivel del refrigerante y rellene hasta la marca indicadora del nivel idóneo.

Para evitar la avería prematura de este sensor, es recomendable seguir ciertas recomendaciones: nunca utilizar agua del grifo para el radiador, pues contiene minerales y óxido que pueden dañar el motor, así como comprobar y reparar las fugas de refrigerante y de aceite inmediatamente.

    Comentarios - 1

  • @user_90919406.04.2022
    Miembro

    no encuentro el sensor de temperatura de mi chevy malibu ltz 3.6 v6 2009

    Responder

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *