Tipos y causas de daños en los neumáticos

Tipos y causas de daños en los neumáticos

Los neumáticos son nuestro punto de contacto con la carretera y de su buen estado depende circular con seguridad. Por desgracia, el desgaste de los neumáticos es algo inevitable que perjudica nuestra seguridad al volante. Pero, si se produce ¿cómo reparar las llantas usted mismo?

Existen distintas razones por las que se producen daños en los neumáticos: el desgaste natural, que se produce simplemente por rodar, afecta más a las ruedas motrices. También pueden distinguirse otros tipos de desgaste.

Daños en neumáticos, desgaste neumáticos exterior

Primero, se puede encontrar un desgaste irregular de los neumáticos. Si encontramos un neumático gastado así, puede deberse a fallos en los frenos y en el sistema ABS, unas llantas deformadas o excéntricas, a unos neumáticos desequilibrados o a determinados agentes químicos.

Para solucionar este tipo de desgaste irregular se procede a equilibrar las ruedas, revisar la suspensión y también los parámetros de alineación.

El abombamiento del flanco, está provocado por un golpe fuerte con un bache, un bordillo, etc.

El desgaste en diagonal de los neumáticos se aprecia porque las ruedas no giran uniformemente y se debe a un mal montaje del neumático, a que estén desequilibrados o a problemas con la amortiguación. En este caso, habrá que revisar su instalación y su ajuste.

El desgaste irregular con forma de sierra se produce por el deterioro de los canales de evacuación del agua. Los amortiguadores y un reglaje de alineado erróneo son sus causas. Para solucionarlo se repararán los amortiguadores y se revisará la alineación y presión de los neumáticos.

Desgaste de la parte interior o exterior de las ruedas. Esto suele deberse a la sobrecarga de los ejes o a una caída negativa excesiva. Así, se ajustarán los parámetros de alineación y la caída.

El desgaste central se produce al rodar con excesiva presión. Por el contrario, una presión de inflado deficiente provocará el desgaste irregular de los hombros del neumático. En ambos casos, la solución pasa por ajustar la presión correctamente.

¿Te has fijado en qué tipo de desgaste han sufrido los neumáticos de tu coche? Por favor, ¡compártelo en los comentarios!

    Su perfil es su asistente personal.

    Realiza un seguimiento de gastos, registro del coche, calendario sustituciones, materiales, notas y documentos favoritos.