Cómo cambiar un neumático

Cómo cambiar un neumático

Los imprevistos en la carretera ocurren y uno de los más comunes es sufrir un pinchazo. Como puede imaginarse, saber cambiar un neumático por uno mismo es algo de gran utilidad si ocurriera cualquier incidente.

Si hemos pinchado, nos posibilitará seguir la marcha sin tener que recurrir a un servicio de asistencia en carretera, además dispondremos del vehículo inmediatamente. También es necesario cambiar los neumáticos por motivos de desgaste o de cambio de estación.

Por todo lo anterior, vamos a aprender cómo cambiar un neumático por uno mismo rápidamente. Al fin y al cabo, es algo que todos los conductores deberían saber hacer. Se lo explicamos todo a continuación.

Te puede interesar: Las mejores marcas de neumáticos

Herramientas y artículos necesarios para cambiar un neumático

Por supuesto, lo primero es disponer de las herramientas necesarias para realizar la tarea de manera segura y efectiva.

 Es necesario disponer de: 

  • Una rueda de repuesto.
  • Un gato elevador. Se utiliza para mantener el coche levantado de manera segura, para desmontar el neumático del vehículo y realizar el cambio fácilmente.
  • Una llave tubular cruzada. Este tipo de llaves son necesarias para aflojar los pernos y desmontar el neumático.
  • El manual técnico del vehículo. En él encontraremos datos importantes para realizar el cambio, por ejemplo, el par de apriete de los pernos o la presión recomendada para inflar los neumáticos.

Cambio de neumáticos

En caso de que no disponga de alguna de estas herramientas y componentes básicos, es necesario aprovisionarse de ellos lo antes posible. Así estará bien preparado para cuando tenga que cambiar los neumáticos. Los siguientes artículos no son completamente necesarios, pero sí recomendables:

  • Una linterna u otras fuentes de luz. Para trabajar en condiciones de escasa luminosidad.
  • Un impermeable. Para realizar la tarea si está lloviendo.
  • Unos guantes. Por motivos de seguridad; no debemos hacernos daño en las manos mientras trabajamos.
  • Unos calzos para las ruedas. Para bloquear e inmovilizar las ruedas del vehículo.
  • Un taco para asegurar el gato. Puede ser un trozo de madera o un taco de goma especialmente diseñado para el gato elevador.
  • Chaleco y triángulos reflectantes. En caso de tener que realizar el cambio en una vía pública, señalizar su posición es de vital importancia para evitar accidentes.

Quizá te interese: Neumáticos usados: ventajas e inconvenientes

Medidas de seguridad preliminares

La seguridad es fundamental. Para garantizarla, cuando descubra que ha pinchado, no debe realizar maniobras ni frenadas bruscas, sino ir reduciendo lentamente la velocidad:

  • ! Lo primero será encontrar un lugar seguro, ya sea en un tramo recto de la carretera con buena visibilidad, un aparcamiento, etc. Es importante que el lugar este en llano, pues evitará que el vehículo se mueva. Igualmente, es importante que su vehículo y usted sean bien visibles, utilice la vestimenta y los triángulos indicadores de posición adecuados para llamar la atención.
  • ! Encienda las luces de emergencia. Hágalo en cuanto se vaya a iniciar la maniobra de desvío.
  • ! Accione el freno de mano siempre que detenga el vehículo y que se prepare para cambiar una rueda. Así, se asegura de que el vehículo no se mueve accidentalmente.

También te puede gustar: Mejores llantas para coche

Cómo cambiar una rueda

  1. Colocar los calzos de las ruedas para evitar que el vehículo se mueva mientras trabajamos. En caso de que esté cambiando el neumático trasero, se colocan delante de las ruedas delanteras. Al contrario, si se trabaja en la parte delantera, coloque los calzos para las ruedas detrás de las ruedas traseras.
  2. Desmontar el tapacubos o la cubierta de la rueda. En caso de que el vehículo cuente con un tapacubos que cubra las tuercas de la rueda, hay que desmontarlo antes de levantar el vehículo con el gato. En algunos vehículos se necesita una herramienta especial, si no puede hacerlo con la llave de tubo, consulte el manual técnico del vehículo para ver el procedimiento específico para desmontar el tapacubos.
  3. Aflojar las tuercas de la rueda. Utilice la llave de cruz para aflojar las tuercas de rueda en sentido contrario a las agujas del reloj. Es posible que tenga que hacer bastante fuerza, puede utilizar el pie o el peso del cuerpo si fuera necesario. Afloje ¼ a ½ de vuelta pero no completamente. Deje cierto margen para cuando tenga que desmontar completamente la rueda.
  4. Coloque el gato bajo el vehículo. Normalmente el lugar idóneo para el gato es bajo el chasis del vehículo, al lado de la rueda pinchada. Algunos vehículos cuentan con una muesca especial para colocar el gato. En cualquier caso, consulte en el manual técnico del vehículo la manera de colocar el gato en su modelo.
  5. Levante el vehículo con el gato. Para evitar que el gato se mueva por el peso del coche, es recomendable utilizar un taco de madera o un taco de goma para asegurarlo. Cuando lo tenga colocado, levante el vehículo hasta que la rueda se encuentre a unos 15 centímetros del suelo. Tome la precaución de nunca poner ninguna parte del cuerpo debajo del coche mientras este se encuentra levantado.
  6. Suelte por completo las tuercas de las ruedas. Ahora puede terminar de soltar las tuercas de las ruedas. Ya que las ha aflojado anteriormente, podrá soltarlas solo con sus manos.
  7. Desmonte la rueda pinchada. Agarre el neumático y tire de él hacia usted hasta que salga por completo. Déjelo tumbado para que no ruede.
  8. Instale la rueda de repuesto en los pernos de rueda. Coloque ahora la rueda de repuesto en el cubo, compruebe que la llanta y los pernos están bien alineados.
  9. Apriete las tuercas de la rueda. Primero, coloque las tuercas y apriételas a mano todo lo que pueda. Después, baje el vehículo al nivel del suelo sin que el peso descanse completamente sobre la rueda y entonces apriételas de nuevo con la llave de cruz, girando las tuercas en el sentido de las agujas del reloj tanto como pueda. Puede usar el peso de su cuerpo para girar la llave.
  10. Baje el vehículo completamente al nivel del suelo y quite el gato. Debe darle a las tuercas otro apretón para asegurarse de que están bien sujetas.
  11. Vuelva a colocar todo en su sitio. Asegúrese de volver a poner el tapacubos, si este coincide con el nuevo neumático, de recoger el gato, la llave y los calzos de las ruedas.
  12. Compruebe la presión del neumático. Debe comprobar la presión de inflado para ver si es seguro circular con él. Conduzca hasta una gasolinera si necesita más presión.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *