Cuáles son los tipos de cargadores de vehículos eléctricos

Cuáles son los tipos de cargadores de vehículos eléctricos

Los cargadores de coche eléctrico son unos dispositivos necesarios para recargar la batería del vehículo. El cargador coche eléctrico influye en varios aspectos, por ejemplo, en el cuánto tarda en cargar un coche eléctrico en concreto.

Estas características definen cómo transforma el suministro eléctrico el dispositivo de carga para suministrarlo al coche eléctrico. También hay otras características que los diferencian, por ejemplo, los tipos de conectores eléctricos que lleva cada modelo.

Si es usted propietario de un coche eléctrico o está planeando comprar uno, seguro que le gustará saber más sobre estos dispositivos y sobre las diferentes posibilidades que ofrecen. ¡No todos se pueden utilizar en cualquier coche! Veamos pues qué es lo más importante sobre estos dispositivos.

Qué es un cargador de coche eléctrico

Antes de empezar, conviene recordar cómo funcionan los coches eléctricos, así, tenemos una idea más exacta del papel que juega el cargador de coche eléctrico. La principal función del cargador eléctrico es transformar el suministro eléctrico de CA a CC para recargar la batería del vehículo.

Pero no solo hace esto, también configura este flujo eléctrico según las características correspondientes de potencia, medida en kilovatios (kW), intensidad, medida en amperios (A) y tensión, medida en voltios (V). Estas son propias de cada modelo de coche eléctrico, de su cargador y batería.

Por lo tanto, el cargador de un coche eléctrico es determinante en la velocidad de carga, pero no es el único factor influyente en cuánto tarda en cargar un coche o cuánto cuesta cargar un coche eléctrico, pues esto depende, entre otras cosas, del lugar en el que realicemos la recarga.

Tipos de cargador de coche eléctrico

Al igual que ocurre con los enchufes de nuestra casa, los cargadores y sus características cambian según el estándar utilizado en el país en que nos encontremos.

 Así, se pueden encontrar 5 tipos de conectores eléctricos para la recarga: 
  • Doméstico (Schuko). Este es un conector similar al utilizado para los electrodomésticos. Su principal ventaja es su disponibilidad, mientras que su desventaja más importante es que están muy limitados, en cuanto a potencia e intensidad. Estos enchufes siguen el estándar europeo CEE 7/4, utilizado para dispositivos eléctricos que funcionan con un bajo voltaje y con corrientes monofásicas. Su forma es la del típico enchufe doméstico con dos bornes. Proporciona una corriente máxima es de 16A, pero no suelen superar los 12A. Esto significa que la carga se realiza de manera muy lenta, lo que los convierte en una opción poco práctica para recargar la batería de un coche eléctrico porque tardaría muchas horas en completarse. Por el contrario, sí pueden ser adecuados para recargar otros vehículos con baterías de menor capacidad, como patinetes eléctricos, bicicletas o motocicletas eléctricas.
  • Tipo 1 (SAE J1772). Este es el primer tipo de conector de coches eléctricos y se utilizan principalmente en Estados Unidos y Japón. Tiene 5 contactos, dos para la corriente eléctrica, una toma de tierra y dos para comunicarse con el vehículo. Los conectores de Tipo 1 suministran la corriente eléctrica con una intensidad de 34A y una potencia de 7.4 kW. Utilizando un conector de este tipo, se tardan unas 7 horas en cargar una batería con una capacidad de 50 kWh, siempre y cuando las condiciones sean las adecuadas. Puede encontrarse este conector en modelos antiguos y de marcas como Nissan, Kia, Opel, Citroën, Peugeot o Ford.
    Tipos de cargador de coche eléctrico: tipo 1 (SAE J1772)
  • Tipo 2 (Mennekes o IEC 62196-2). Estos son los que se utilizan principalmente en Europa y son los más utilizados en España, normalmente los vehículos eléctricos que se venden en Europa llevan todos este conector. Lleva 7 conectores, tres para la fase, una toma de tierra, un conector neutro y otros dos para la comunicación con el automóvil. Utiliza una intensidad de 16A en modo de carga monofásica y 63A en modo trifásico, con una potencia de entre 3,7 kW y 44 KW. Esto se traduce en que se puede cargar la batería de un coche eléctrico con una batería de 50 kWh en un tiempo de entre 1 hora y media (en condiciones ideales) y 13 horas y media.
    Hay cantidad de coches, sobre todo de fabricantes europeos, que llevan este conector de carga, por ejemplo BMW, Volkswagen, Mercedes, Audio o Volvo.
    Tipos de cargador de coche eléctrico: tipo 2 (Mennekes o IEC 62196-2)
  • Conector CHAdeMO. Este tipo de conector también tiene su origen en Japón y fue desarrollado por un compendio de grandes empresas niponas, tales como Nissan, Mitsubishi, Toyota y Fuji Heavy Industries. Cuenta con un total de 10 bornes y se utiliza como estándar en Japón, aunque no exclusivamente allí. Este conector se diseño para proporcionar cargas rápidas con características de corriente continua y que pueden alcanzar hasta los 200A.
    Tipos de cargador de coche eléctrico: conector CHAdeMO
  • Conector CSS (combinado o IEC 62196-3). Este es el tipo de conector que se intenta imponer como estándar en Europa. Combina corriente alterna y corriente continua. Se pueden encontrar distintos tipos del mismo, con distintas características. Normalmente, ofrece unas potencias de 43 y 50 kW, por lo que una batería de 50 kWh se cargaría en 1 hora. Aunque todavía no hay demasiados, existen cargadores CSS para recarga rápida que superan los 100 kW. Este estándar permite llegar hasta los 350 kW, algo que permitiría cargar una batería de 50 kWh hasta el 100% en solo 10 minutos. Se puede encontrar en algunos modelos de Mercedes, Smart, Audi, BMW, Volkswagen, etcétera.
    Tipos de cargador de coche eléctrico: conector CSS (combinado o IEC 62196-3)

Según el tipo de cargador se puede conseguir una mayor o menor velocidad de recarga. Esta es la diferencia principal entre los distintos tipos de conector. Sin embargo, conviene recordar que no todos los coches eléctricos son compatibles con todos los tipos de conector, debemos comprobarlo primero.

No debemos olvidar que los cálculos de la velocidad de recarga son aproximaciones, pues se realizan en función de los máximos teóricos que pueden alcanzarse según un determinado estándar. Esto es, es prácticamente imposible conseguir unos niveles de eficiencia de recarga del 100%.

Además, con las baterías actuales, de ión de litio, instaladas en los coches eléctricos, no es recomendable realizar una recarga hasta el 100% de la capacidad de la batería ni tampoco descargarla hasta que se encuentre totalmente vacía. Se recomienda realizar la carga hasta el 80% como máximo.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *