Qué es AdBlue: La guía completa

Qué es AdBlue: La guía completa

En la actualidad, la mayoría de los automóviles diésel más innovadores utilizan la tecnología AdBlue. Pero, ¿qué es el AdBlue y para qué sirve? Lo primero de todo, esta tecnología precisa de un nuevo aditivo en un automóvil, así como ciertas medidas en lo que a mantenimiento se refiere.

Como respuesta a las últimas normativas sobre las emisiones contaminantes, los fabricantes de vehículos han tenido que idear otros sistemas más complejos y sofisticados para reducir dichas emisiones, sobre todo en lo que se refiere a los motores diésel, conforme a la norma Euro 6.

Por supuesto, todos los conductores deben tener en cuenta estos sistemas a la hora de realizar un mantenimiento adecuado de sus vehículos. Descubra a continuación todo lo que es necesario saber sobre AdBlue coche.

Por qué es necesario el AdBlue en los coches diésel

El AdBlue o dispositivo de reducción catalítica selectiva no es algo tan novedoso. Lo que ocurre es que en la actualidad ha pasado de ser una tecnología propia de turismos con motores diésel, sobre todo los destinados al comercio y el transporte, a ser algo habitual en todos los motores diésel modernos.

CO2

La preocupación por las emisiones de CO2 ha hecho que los distintos fabricantes se comprometieran a reducir los gases contaminantes de sus vehículos. Esta, junto a otras razones, han permitido que los coches con motores diésel todavía disfrutaran de cierta popularidad.

Pero entonces surgió una nueva preocupación: la de otro contaminante conocido como Nox (dióxido de nitrógeno). Este gas, considerado como contaminante, también está asociado con la combustión del gasóleo y resulta bastante nocivo para la salud.

Por lo tanto, el AdBlue de los coches diésel ha llegado a convertirse en algo necesario para frenar buena parte de esos gases tan perniciosos y poder seguir comercializando automóviles que utilizan este tipo de combustible, pero de manera mucho más limpia.

AdBlue, ¿qué es?

AdBlue, ¿qué es?

AdBlue no es otra cosa que el nombre comercial de una solución de urea acuosa, que contiene aproximadamente un porcentaje del 32,5% en urea. Este compuesto químico se encuentra naturalmente presente en la orina, por lo que AdBlue urea es bastante corrosivo, pero no tóxico.

Por lo tanto, no conlleva ningún peligro manipularlo, pero sí tendremos que tomar ciertas precauciones para evitar que la carrocería del vehículo entre en contacto con el producto y sufra deterioro. Del mismo modo, hay que procurar limpiar bien los derrames accidentales.

No todos los motores diésel llevan la tecnología AdBlue, pero sí la inmensa mayoría. Y es que algunos motores de baja cilindrada, como los turismos pequeños, no lo necesitan porque superan la normativa establecida con otra clase de catalizadores sin aditivos, denominados NOx trap.

Los motores diésel de alta potencia suelen necesitar la tecnología AdBlue coche para cumplir con las exigentes normativas de emisiones. La solución utilizada para este fin depende de la tecnología de cada marca, pero el AdBlue se ha convertido en un requisito imprescindible en casi todos los motores diésel.

AdBlue, ¿para qué sirve?

El AdBlue urea es un aditivo que, como tal, precisa de un sistema para suministrarlo y utilizarlo. Además, es un aditivo que no se mezcla con el combustible, sino que actúa en un cilindro ubicado en la zona de salida de los gases de escape.

Por todo ello, el AdBlue aditivo suele situarse junto a otros catalizadores (incluso puede integrarse en ellos) muy próximo a los demás sistemas diseñados para la reducción de las emisiones nocivas, como por ejemplo, el filtro de partículas.

Así, el AdBlue se pulveriza causando un proceso químico. Mediante este procedimiento, los gases generados por las altas temperaturas hacen que el AdBlue produzca amoniaco, que descompone las moléculas de NOx y las convierte en nitrógeno y agua, inocuas para la salud y el medio ambiente.

Entonces, en cuanto al mantenimiento, ¿qué cuidados necesita un coche que utilice AdBlue? En principio, el AdBlue no requiere de cuidados especiales a la hora de circular, al contrario que otros sistemas para controlar la contaminación, como por ejemplo, los filtros de partículas.

No obstante, sigue siendo un aditivo y, por lo tanto, requiere que lo recarguemos de forma periódica. Así pues, si se utiliza un coche diésel moderno, debe informarse sobre si utiliza AdBlue aditivo y con qué periodicidad debe recargarse.

Cómo y cuándo recargar el depósito del AdBlue

Cómo y cuándo recargar el depósito del AdBlue

Todos los vehículos que utilizan AdBlue y diésel deben disponer de un sensor para detectar cuándo se está agotando el aditivo para proceder a su recarga. Además, todos los fabricantes dejan bastante margen para evitar problemas.

Por ello, es fundamental conocer el funcionamiento de su vehículo, sobre todo, el indicador del nivel de AdBlue aditivo. Sin embargo, no es un problema tan grave como el nivel bajo de combustible, porque cuando el coche indique que el nivel de AdBlue es bajo, todavía podrá viajar cientos de kilómetros.

Puede recargar el depósito de AdBlue usted mismo. Los fabricantes ponen puntos de recarga del depósito AdBlue al lado del combustible. Tampoco hay problemas para encontrar surtidores de AdBlue aditivo en una gasolinera, porque se utiliza desde hace años en vehículos industriales y de transporte.

Qué ocurre si se agota el AdBlue aditivo

Cuando el depósito de AdBlue se agota por completo el vehículo podría dar fallos, incluso puede que no arranque el motor hasta que volvamos a recargarlo. No es necesario inspeccionar el sistema de escape para saber si los niveles de AdBlue son bajos, la centralita del automóvil envía una advertencia.

SI ignoramos la advertencia y seguimos circulando, el depósito se agotará, el coche fallará y no funcionará. Lo bueno es que esto no supone ningún riesgo de avería en el sistema, simplemente no funcionará, pues, sin AdBlue aditivo, no cumple las funciones para las que fue diseñado.

Afortunadamente, tanto el precio como el consumo del AdBlue coche son muy bajos si los comparamos con los del combustible. De hecho, el precio del litro de AdBlue es muy inferior al precio de un litro de gasóleo.

Para hacerse una idea, el consumo de este aditivo en un motor diésel moderno es de 1 y 3 litros cada 1.000 kilómetros. Teniendo en cuenta que los depósitos de AdBlue suelen tener capacidad para entre 10 y 20 litros de aditivo, tendríamos una autonomía de entre 4.000 y 15.000 kilómetros con cada depósito.

Por lo tanto, si nuestro coche consume un mínimo de 1 litro de AdBlue aditivo cada 1.000 kilómetros, el coste rondará los 6 céntimos de euro cada 100 kilómetros recorridos, ya que el precio de un litro de AdBlue vale alrededor de los 0,60€ el litro.

No hay métodos para ahorrar AdBlue coche, al contrario que para ahorrar combustible. Su consumo depende de los parámetros fijados por la centralita para neutralizar los gases NOx. Pero, en algunos casos, como en un uso urbano intensivo o situaciones deportivas, puede consumir más de lo habitual.

Su perfil es su asistente personal.

Realiza un seguimiento de gastos, registro del coche, calendario sustituciones, materiales, notas y documentos favoritos.