Mi coche está perdiendo aceite: causas, consecuencias, soluciones a este problema

Mi coche está perdiendo aceite: causas, consecuencias, soluciones a este problema

El aceite de motor desempeña funciones de gran importancia. Éste crea una película en la superficie de las piezas para prevenir su desgaste, elimina el calor de los elementos que se encuentran en movimiento, protegiéndolos de la corrosión. Además, limpia el motor. La falta de lubricante resulta peligrosa para el motor. En este artículo, vamos a analizar por qué motivos pueden producirse fugas, le contaremos dónde buscar el fallo y también averiguamos si la conducción de un coche que pierde aceite es segura.

Por qué un coche pierde aceite

 Las causas más comunes de la pérdida de aceite en el coche son: 

Sellos desgastados

Las juntas, sellos, juntas tóricas están normalmente hechos de goma, un material que pierde su durabilidad y elasticidad con el paso del tiempo. Como resultado, el coche comienza a perder aceite en la zona de las superficies de contacto, que están selladas por estos elementos.

Por qué un coche pierde aceite

Solución:

  • Inspeccione visualmente la tapa de la válvula. La presencia de manchas de lubricante en la zona en la cual contacta con la culata indican que la junta se ha deteriorado. Proceda a sustituirla.
  • Compruebe la unión entre el bloque del motor y la culata: una pérdida de aceite en este lugar puede producirse debido al sobrecalentamiento del motor, que da lugar a la deformación del bloque del motor y de la culata, además de a la rotura de la junta.
  • Desenrosque la tapa del depósito de refrigerante y compruebe si hay restos de lubricante en la misma. Su presencia también sería indicativa de la pérdida de estanqueidad en la unión entre el bloque del motor y la culata.
  • Inspeccione el cuello de llenado de aceite. La presencia de espuma blanca es una señal que indica la entrada de refrigerante en el sistema de lubricación.
  • Sustituya la junta de culata. Para realizar esto, lleve su coche a un taller mecánico, ya que es poco probable que la reparación pueda verse limitada por la instalación de una nueva junta: una rectificación de las superficies de contacto también será necesaria.
  • Examine el asiento de montaje del distribuidor de encendido. En caso de detectar una fuga, sustituya el sello de aceite o la junta tórica.
  • Inspeccione el filtro de aceite. Si su coche está perdiendo aceite debajo de su sello, intente solventar el problema apretando la pieza con un mayor esfuerzo. Si esto no fuera de ayuda, sustituya el componente.
  • Compruebe los sellos de aceite del cigüeñal. El fallo de los mismos puede estar originado por un aumento de la presión del gas en el cárter o por errores de instalación. Proceda a montar nuevas piezas. Nota: durante la ejecución del trabajo, usted tendrá que desmontar el motor. De este modo, se aconseja sustituir también los sellos de aceite del árbol de levas.

Compruebe los sellos de aceite del cigüeñal

Incremento de la presión en el sistema

Debido a la acumulación de impurezas, la capacidad de rendimiento de cada una de las secciones del sistema de lubricación se ve reducida, algo que da lugar a un aumento local de la presión. Esto último también podría ser el resultado de la obstrucción de los componentes de ventilación del cárter, lo cual provoca la entrada de gases de escape en el sistema de lubricación. Como resultado, el aceite es comprimido a través de sellos y juntas. En ocasiones, la causa de este problema es una cantidad excesiva de lubricante y su elevada viscosidad.

Solución:

  • Mida la presión en el sistema de lubricación mediante un manómetro. Si se encuentra por encima de lo normal, proceda con el siguiente paso.
  • Acuérdese de la última vez que cambió el aceite. Si desde entonces el vehículo ha recorrido alrededor de 15.000 km, cambie el lubricante y el filtro de aceite.
  • Asegúrese de utilizar un producto cuya viscosidad sea la recomendada por el fabricante, ya que si está por encima de lo normal, la presión podría aumentar.
  • Enjuague el sistema de lubricación. Para realizar esta tarea, vierta un aditivo especial en el cuello de llenado de aceite, arranque el motor y déjelo funcionando a ralentí durante un rato. Después de esto, proceda a drenar el fluido, a cambiar el filtro y a llenar con aceite nuevo.
  • Compruebe el nivel de aceite. Si éste se encuentra por encima del nivel prescrito, retire la cantidad excesiva con un equipo especial de vacío o drénelo a través del tapón de drenaje.
  • Retire e inspeccione la válvula de alivio de presión. Límpiela de suciedad. Compruebe si el mecanismo de bloqueo puede moverse libremente. Si se encuentra atascado, reemplace la válvula o el conjunto de la bomba en su totalidad.
  • Caliente el motor hasta alcanzar la temperatura de funcionamiento. Retire el tapón de llenado de aceite y proceda a tapar el orificio con su mano. Pida a un asistente que pise el pedal del acelerador varias veces con el fin de aumentar la velocidad del motor hasta las 2.000-2.500 rpm. Si durante la el aumento de revoluciones usted percibe un aumento de la presión en el sistema, entonces el sistema de ventilación del cárter está defectuoso. Lleve su coche a un taller mecánico para que sea reparado. Los expertos limpiarán los componentes y, de ser necesario, cambiarán la válvula PCV y la lata de recogida de aceite.

Compruebe el nivel de aceite

Errores de instalación

Un apriete inadecuado de los pernos, así como una secuencia de apriete incorrecta, pueden provocar deformaciones o grietas en la junta. Además, la destrucción del sello podría ser un resultado del uso de selladores y adhesivos para su fijación.

Solución:

Sustituya los sellos y las juntas. Respete los pares de apriete especificados por el fabricante. Atornille las sujeciones de acuerdo con el diagrama proporcionado en el manual de mantenimiento del vehículo. Durante la instalación de los sellos de aceite, utilice herramientas especializadas.

Daños mecánicos

Pueden estar causados por la entrada de objetos extraños o por golpear un obstáculo, algo a lo que el cárter de aceite resulta más vulnerable.

Daños mecánicos

Solución:

  • Selle la grieta mediante el método de soldadura en frío.
  • Lleve su coche a una estación de servicio o un taller para que procedan a soldar el cárter de aceite.
  • Instale el protector del cárter de aceite. Si usted conduce con frecuencia en condiciones fuera de la carretera o utiliza su vehículo por carreteras de mala calidad, este protector le será de ayuda para evitar muchos problemas.

Sujeciones flojas

Como resultado de la conducción por carreteras de mala calidad y de las vibraciones excesivas del coche debidas, por ejemplo, al desgaste de los componentes de la suspensión, algunos elementos de sujeción pueden aflojarse. Con frecuencia, la pérdida de aceite de un coche procede de debajo de ellos.

Solución:

Apriete las abrazaderas y las sujeciones. Realice su sustitución si fuera necesario.

Por qué resulta peligroso que un coche pierda aceite

Debido a la falta de lubricante, se produce un aumento del desgaste de las piezas de contacto. En primer lugar, esto afecta negativamente al estado de los sellos del vástago de válvula, lo cual agrava aún más el problema. De hecho, el aceite, que ya se encuentra en una cantidad demasiado baja, entra en los cilindros del motor donde se quema. La falta de lubricación trae consigo la destrucción y el gripado del árbol de levas y del cigüeñal, así como de los pistones del motor. Las bielas pueden llegar a romperse en algunos casos como resultado del sobrecalentamiento.

Además, si su coche está perdiendo aceite, el propio cuerpo del motor se ensucia y se produce acumulacion de suciedad. Esto compromete los procesos de intercambio de calor, aumenta la carga sobre el motor y puede dar lugar a un sobrecalentamiento. El lubricante puede acumularse en los pozos de las bujías de encendido, lo cual provoca fallos en el sistema de encendido. Además, el aceite puede destruir el aislamiento de los cables que se encuentran situados debajo del capó, además de los elementos de embrague; también puede ablandar los soportes y los sellos hechos de goma, así como interactuar con las piezas de plástico.

Si mi coche está perdiendo aceite, ¿puedo conducirlo?

Si la pérdida de aceite es de gravedad, como por ejemplo, cuando el cárter de aceite ha sufrido una perforación, queda prohibido utilizar el automóvil. Lo mejor en este caso es utilizar un servicio de remolque. En caso de daños menores, usted puede intentar repararlos mediante un sellador o soldadura en frío. Cuando se encuentre de camino al garaje, asegúrese de controlar constantemente el nivel de lubricante. Si este se reduce, proceda a rellenar el fluido hasta alcanzar el nivel requerido para evitar que la inanición de aceite de las piezas del motor.

Si mi coche está perdiendo aceite, puedo conducirlo

¿Es posible que un coche no logre arrancar debido a pérdidas de aceite?
En la mayoría de ocasiones, la pérdida de aceite no afecta el arranque del motor. Pero en otras ocasiones, por ejemplo, si el automóvil se encuentra equipado con un sensor de nivel de aceite y su cantidad ha descendido alcanzando un mínimo crítico, la unidad de control electrónico puede impedir el arranque del motor.

Conclusión

La vida útil de un motor depende de manera directa del nivel de lubricante. Por consiguiente, cualquier pérdida resulta peligrosa. Éstas deberían ser eliminados inmediatamente después de que hayan sido detectadas. Después de todo, la reparación de un coche que tenga fugas de aceite siempre será más económica que una revisión o sustitución el motor.

[Total: 0   Promedio: 0/5]