Suspensión neumática ventajas y desventajas

Suspensión neumática ventajas y desventajas

La suspensión neumática fue desarrollada en Estados unidos durante la Segunda Guerra mundial, principalmente para las vehículos pesados. Por aquel entonces, se utilizó en aviones y en camiones pesados como suspensión auto-nivelante.

Actualmente, aunque se utiliza principalmente en autobuses y en camiones, pero también es una de las modificaciones con más demanda en coches. Existen marcas, como Porsche, Audi, Subaru, Lexus o Jeep, entre otras, que instalan estos tipos de suspensión neumática en sus vehículos.

Pero, ¿qué convierte a este tipo de suspensión en un accesorio propio de coches de gama alta? Vamos a descubrir qué es el sistema de suspensión neumática, cómo funciona y cuáles son las ventajas de la suspensión neumático sobre los otros tipos.

¿Qué es suspensión neumática y cómo funciona?

Qué es suspensión neumática y cómo funciona

En los sistemas de suspensión tradicional, se utilizan muelles de acero. Sin embargo, la suspensión neumática del coche funciona con fuelles o balonas de goma flexibles, que se hinchan o se deshinchan gracias a la acción de un compresor o una bomba eléctrica.

Este tipo de suspensión permite un ajuste de la altura libre al suelo del vehículo y es más eficaz para absorber las vibraciones que se producen al circular sobre carreteras o caminos irregulares, en mal estado o con baches.

El sistema de suspensión neumática es algo más complejo que el de las suspensiones de muelles tradicionales. Este cuenta con sensores de aceleración, de posición de los ejes y de la carrocería, que se encargan de recopilar información sobre el vehículo al circular.

Los datos se envían a una unidad de control electrónico, que puede ajustar la rigidez de la suspensión según las condiciones. Por ejemplo, en caso de que el coche vaya demasiado cargado, la unidad de control ordena al compresor hinchar más las balonas para compensar este peso adicional.

Las balonas neumáticas a cierta presión se comportan como muelles. Por otra parte, la suspensión neumática se diferencia de la suspensión hidroneumática en que la primera utiliza solo aire comprimido para funcionar, mientras que la segunda utiliza un líquido presurizado para hacerlo.

Ventajas de la suspensión neumática

La primera y más obvia ventaja de la suspensión neumática coche es el confort. Esta solución proporciona un extra de comodidad al circular, por la mayor suavidad y eficiencia al absorber las vibraciones de la suspensión neumática vs muelles. Relacionado con esto, también es más silenciosa.

Ventajas de la suspensión neumática

Otra importante ventaja de la suspensión neumática para coches es la posibilidad de ajustar la altura de marcha, en función de las condiciones del terreno sobre el que vayamos a circular, la carga que lleve el vehículo y la velocidad a la que se circula.

Al no haber un contacto directo entre la cabina y las ruedas y absorber mejor las vibraciones al conducir, esto tiene también la ventaja de que reduce el desgaste y el deterioro del sistema de suspensión y otros sistemas relacionados del vehículo.

Por último, la suspensión neumática coches proporciona una estabilidad mayor al tomar las curvas. Esto sucede porque la suspensión neumática se adapta mejor a la superficie de la carretera. También el vehículo se beneficia por un menor balanceo de la carrocería en los giros y las curvas.

Desventajas de la suspensión neumática

Pero, no todo son ventajas, hay conductores a los que no les gusta nada este sistema y también se han realizado estudios que ponen de manifiesto algunas desventajas. Entre las desventajas más importantes se señalan, en primer lugar, su elevado coste, hasta 3 veces más que una suspensión de muelles tradicional.

No solo el propio sistema de suspensión neumática tiene un precio elevado, el coste de la mano de obra para instalarla también puede ser elevado. Comprar un kit de suspensión neumática e instalarlo en un taller mecánico puede costar unos 2.000€ + 500€, para la suspensión y mano de obra respectivamente.

El proceso de instalación también resulta complicado y puede requerir la modificación del vehículo. Para dar solución a este problema, han aparecido los kits de suspensión neumáticas que se pueden instalar atornillándolos, sin necesidad de realizar modificaciones de mayor importancia.

En tercer lugar, se indica un mayor consumo de combustible. El causante es el compresor que se encarga de bombear el aire a la presión adecuada para que funcione el sistema correctamente. También influye en el consumo el mayor peso de este sistema de suspensión comparado con el de muelles.

No menos importante es el hecho de que este tipo de sistemas de suspensión son vulnerables a las fugas de aire. En caso de sufrir un accidente o choque, estos componentes pueden resultar dañados y se pueden producir fugas de los amortiguadores neumáticos.

Averías más comunes de la suspensión neumática

Averías más comunes de la suspensión neumática

Lo vulnerable de algunos elementos mecánicos que componen este tipo de suspensión neumática también puede considerarse una importante desventaja.

 Estas son las averías más típicas del sistema de suspensión neumática de un coche: 
  • El sistema puede sufrir daños por la humedad acumulada en su interior, que puede provocar la avería de las bolsas de aire.
  • Las balonas pueden llegar a agrietarse. El deterioro de la goma se debe a factores externos, como cambios de temperatura o roces, y puede provocar fugas de aire.
  • Las tuberías del sistema de la suspensión encargadas de transportar el aire comprimido, que conectan las bolsas al sistema neumático también pueden deteriorarse con el paso del tiempo. Las fisuras o desmangamientos de las tuberías requieren comprobar su estanqueidad y sustituir la parte deteriorada.
  • El compresor puede quemarse o deteriorarse a causa de la avería de los componentes mencionados anteriormente. Por ejemplo, por fugas de aire, por trabajar más tiempo de lo debido o por la propia constante activación y desactivación de este componente.

Conclusión

Ya hemos revisado las principales ventajas y desventajas de la suspensión neumática comparada con la suspensión de muelles tradicional. Para muchos conductores las ventajas superan con creces a las desventajas. Por esta razón, si pueden asumir su precio no dudan en instalar este sistema o en comprar un vehículo que lo lleve instalado.

Sin embargo, conviene recordar que depende del tipo de conducción y de comportamiento del vehículo que el conductor prefiera. Para los que buscan comodidad y confort, la suspensión neumática instalación es sin duda es una estupenda manera de conseguirlo.

[Total: 0   Promedio: 0/5]