Cristal tintado coche

Todo sobre tintado de cristales de automóviles

En la actualidad, es bastante común ver coches con las lunas tintadas. Algunos modelos los llevan de serie o puede pedirse a la fábrica al comprar el coche. Sin embargo, el tintado de lunas es posible en cualquier momento y modelo. 

Algunos podrían pensar que las lunas tintadas tienen principalmente una función estética y de evitar que los rayos del sol molesten a los ocupantes del vehículo. Sin embargo, las lunas tintadas también tienen funciones menos evidentes, como la de filtrar los rayos UV.

Para que no tenga dudas sobre cómo tintar los cristales del coche, no se pierda el siguiente artículo le mostramos para qué sirven los tintados de lunas, qué dice la ley al respecto y cuáles son los cristales tintados homologados. Tome nota y no se pierda ningún detalle. ¡Comenzamos!

Tintados de lunas: en qué consiste y para qué sirve

En realidad, las lunas tintadas no son más que los cristales originales del coche con unas láminas de plástico adheridas. Las lunas tintadas en sí son las que salen coloreadas de fábrica, y suelen tener unos tonos azulados o verdosos.

Las láminas para tintar lunas coche homologadas suelen ser más oscuras, y más allá de la estética, tienen otras muchas funciones. Por ejemplo, son un elemento muy práctico para mejorar el confort en el habitáculo, pues aportan privacidad a los pasajeros y los protege del sol.

Por ello, las lunas tintadas son especialmente útiles cuando viajan niños en el vehículo o al vivir en zonas bastante calurosas. La razón es muy sencilla: el coche se calentará menos, por lo que también necesitará menos energía para enfriarlo. Esto puede traducirse en un menor consumo de combustible.

Por otro lado, nos protegen contra los rayos UV del sol, reduciendo así el cansancio visual y protegiendo el interior de nuestro vehículo del desgaste que puede provocar la exposición solar con el paso del tiempo. En resumen, el interior de nuestro coche envejecerá más despacio.

Otro factor clave de tintar luna trasera coche es la intimidad, pues con ellas es más complicado ver el interior del vehículo. Así evitaremos también que alguien vea si llevamos algo de valor y llegue a romper algún cristal para robarlo.

También es muy importante el factor de que tintar los cristales de nuestro vehículo reducirá los molestos deslumbramientos cuando se circula de noche. La luna trasera coche oscurecida evitará que los vehículos que vengan detrás nos deslumbren con sus faros.

Por último, una gran ventaja del cristal tintado coche es que, al ser una lámina adhesiva, pueden protegernos en caso de impacto. Por ejemplo, si se rompe una ventanilla, no se proyectarán cientos de esquirlas de cristales, pues las láminas adheridas al vidrio evitarán que salgan despedidas.

Cristales tintados homologados

Cristales tintados homologados

Antes de tintar luna trasera coche en España, un requisito fundamental es que las láminas que vayan a colocarse estén homologadas. De lo contrario, podrían sancionarle o el vehículo podría no pasar la ITV en caso de que las detecten.

Para que esto no ocurra, es imprescindible que el taller donde nos coloquen las láminas para tintar lunas coche homologadas nos proporcione un certificado con el modelo de lámina utilizado, el lugar y fecha de su instalación, los datos del vehículo y los del taller.

Además, este certificado no será válido si las lunas no llevan su sello correspondiente. Todos los cristales tintados homologados deben tener un sello que lo demuestre, obligatorio para pasar la ITV o para evitar ser sancionado, bien visible en la lámina o en una pegatina entre el cristal y la lámina.

Otro requisito esencial para llevar cristal tintado coche es que su vehículo lleve los dos espejos retrovisores exteriores, uno en cada lado. Cumpliendo con estos requisitos, podrá circular con total tranquilidad en su coche con los cristales tintados homologados.

Tintar cristales delanteros

Si alguna vez se ha preguntado si se pueden tintar cristales delanteros de un vehículo, la respuesta es no. En España solo está permitido tintar luna trasera coche y del pilar B hacia atrás. Por lo tanto, las ventanillas laterales delanteras y la luna frontal no se pueden tintar, a excepción de los coches de policía, por cuestiones de seguridad.

Hay distintos grados de tintado de lunas, pero en España está prohibido tintar las delanteras, ya sea total o parcialmente, con independencia del nivel de opacidad de la lámina. Con respecto a cómo elegir las láminas para tintar lunas coche homologadas, puede elegir entre distintas tonalidades y niveles de opacidad. Las hay incluso espejadas y espejadas con degradado.

Para finalizar, debe tener en cuenta que ninguna lámina, sea cual sea su marca o modelo, estará homologada si es completamente opaca. Por muy oscura que parezca, al acercarnos para mirar a través del cristal podremos ver el interior a poca distancia.

Cómo tintar los cristales del coche

Cómo tintar los cristales del coche

1.  Limpie los cristales 

Limpie muy bien los cristales antes de colocar las láminas para tintar lunas coche homologadas. Hágalo con agua y jabón y mejor hacerlo en un entorno libre de polvo y partículas en suspensión. Lo ideal es hacerlo en interiores para evitar estos problemas.

2.  Recorte la lámina 

Puede que la lámina no esté a medida y tenga que cortarla. No se preocupe, es muy sencillo. Primero, corte un trozo de tamaño similar al de la ventanilla para que sea manejable. Después, coloque la lámina sobre el cristal para tomar las medidas concretas y recorte utilizando un cúter.

Recuerde dejar un poco de margen pues, si falta lámina, ya no habrá solución. En cambio, si sobra un poco siempre podremos repasarla cuando la pegue en la parte interior.

3.  Rocíe la lámina con agua y jabón 

Retire la capa protectora de la lámina cuando vaya a pegarla y humedézcala pulverizando agua con un poco de jabón neutro diluido. Realice la misma acción en el interior del cristal, es decir, donde vaya a pegar la lámina. Así, el pegamento se rehidratará y recuperará sus propiedades adhesivas.

Cuidado al manipular las láminas de tintados de lunas, el adhesivo es muy fuerte una vez que se seca. Eso sí, mientras siga húmedo, podrá mover la lámina para acomodarla al cristal. Un último consejo: no ponga las láminas a su vehículo cuando haga mucho calor: reducirá el tiempo de secado y tendrá menos margen para poner el adhesivo correctamente.

4.  Pegue la lámina 

En este punto es importante actuar con decisión para evitar que el pegamento se seque antes de terminar de pegar la lámina. Como ya ha cortado lámina que sobra, asegúrese de que todo el cristal quede bien cubierto.

Para retirar las burbujas y el líquido que haya podido quedar dentro, utilice una espátula de fieltro. Es mejor hacerlo desde dentro en dirección al borde más cercano. Sin embargo, no está de más leer las instrucciones de la lámina adquirida para saber cómo pegarla perfectamente.

5.  Recorte lo sobrante 

Una vez que la lámina esté pegada, tendremos que recortarla de forma uniforme, evitando las irregularidades. Para facilitarle el trabajo, le recomendamos utilizar un cúter muy afilado, pero sin recortar la lámina hasta el borde. Si lo hace, se irá despegando poco a poco al subir y bajar el cristal.

6.  Limpie otra vez 

Por último, vuelva a limpiar los cristales tintados homologados a conciencia para obtener un resultado profesional y brillante. Su vehículo estará listo para lucir las nuevas lunas tintadas. Y por último, cuando se canse de ellas, podrá cambiarlas por otras o, simplemente, quitarlas.

[Total: 0   Promedio: 0/5]