Cómo vender un coche averiado

Cómo vender un coche averiado

Si nuestro viejo coche ya no funciona o le cuesta funcionar con normalidad, tenemos dos opciones. La primera es intentar repararlo, la segunda es vender nuestro coche averiado. Las dos opciones son válidas, todo depende de nuestra decisión personal.

Un coche con avería nos puede dar todo tipo de problemas: a la hora de arrancarlo, porque hace ruidos extraños, problemas con el nivel de emisiones contaminantes, dificultades con el propio manejo del vehículo, ya sea porque los pedales o el volante van más duros o porque ya no acelera como lo hacía…

Si ya se ha decidido a venderlo, se estará preguntando dónde hacerlo, las diferentes posibilidades o qué debe tener en cuenta para sacarle el máximo beneficio a la venta de su viejo vehículo. Para aclarar todos esto, recopilamos en este artículo información valiosa sobre cómo vender su coche estropeado.

Cómo vender un coche averiado

Muchos conductores desconocen que pueden sacarle provecho a su viejo vehículo y cuando este falla repetidamente piensan en llevarlo en un desguace para deshacerse de él. Es un opción, pero no es la única y si hacemos esto no le sacaremos beneficio alguno a nuestro viejo vehículo.

Lo primero para vender su coche averiado es saber cuánto puede valer el vehículo en el mercado de segunda mano. En estos casos, es necesario consultar con un profesional, un tasador, que revisará el coche detenidamente para darte una cifra de su valor aproximado.

Vender coche averiado en Internet

Sin embargo, esta no es la única opción. Actualmente, existen herramientas para realizar la tasación un coche en Internet; hay que buscar una fiable especializada en la tasación de vehículos usados. Cuando ya haya averiguado el precio aproximado de su coche, sabrá mejor qué hacer con su coche roto.

Es posible que su vehículo tenga una avería, en este caso, le tocará decidir si va a reparar esa avería antes de venderlo o si, por el contrario, va a vender su coche con la avería mecánica para que el comprador realice la reparación por su cuenta, repercutiendo esto en el precio de venta final.

Siempre es más atractivo comprar un vehículo funcional, pero si la reparación es muy costosa o el comprador tiene interés en adquirir el vehículo estropeado para utilizarlo para piezas de repuesto, porque tenga un modelo similar o por cualquier otra razón, puede venderlo tal cual con la avería.

Otra opción es hacer lo mismo que haría un desguace por nuestra cuenta, esto es, vender el coche por piezas. Ya sabemos que algunas piezas del coche son valiosas. Si estas se encuentran en buen estado y no tienen ninguna avería, es posible sacarle un buen beneficio vendiéndolas sueltas.

Por ejemplo, puede ser que el coche haya sufrido una avería en el motor y que no sea muy factible vender un coche con el motor averiado. Sin embargo, puede que muchos de los demás componentes y sistemas del vehículo, como las luces o los neumáticos, estén todavía bien.

Existen plataformas en línea en las que podemos vender las piezas sueltas de un coche estropeado por nuestra cuenta. Estos servicios incluso permiten ver el precio aproximado de estas piezas usadas, por lo que puede ser una opción realmente interesante si no es posible vender el coche averiado al completo.

Consejos para vender un coche estropeado

Cuando se trata de vender un coche usado o estropeado, conviene seguir una serie de recomendaciones que nos ayudarán a resultar más convincentes a la hora de ofrecérselo al posible comprador.

 Por ejemplo: 
  • i Cuidar el aspecto del vehículo. Está claro que, de entrada, a casi todos nos resulta más atractivo un coche bien limpio. Por esa razón, es muy recomendable realizar una buena limpieza del vehículo, tanto de su carrocería como de su interior.
    Cuidar el aspecto del vehículo
  • i Restaurar los desperfectos. De igual manera, los desperfectos más evidentes, por ejemplo una manija de la puerta, un testigo del airbag encendido, un elevalunas o un retrovisor roto se pueden reparar por poco dinero y causará una mejor impresión que presentarlo al comprador con estos problemas tan visibles.
  • i Llevarlo a revisar en un taller. Si queremos asegurarnos de que entregamos el vehículo en las mejores condiciones posibles, es recomendable llevarlo a un taller mecánico profesional para que lo revisen. Allí nos informarán de su estado con exactitud, de las posibles reparaciones que se le pueden hacer o sustitución de componentes consumibles. Esto puede suponer un cierto desembolso económico, pero que también podremos rentabilizar con creces, pues el mejor estado del coche repercutirá positivamente en la tasación y, por ende, en el precio final de venta del vehículo.
    Llevarlo a revisar en un taller
  • i Hacer un buen anuncio. Si estamos tratando de vender en línea un coche que no funciona o que tiene algún problema importante, es muy importante dar la mejor impresión posible. Para hacerlo, elegiremos unas fotografías de la mejor calidad posible y una descripción detallada en la que se incluya una descripción honesta de los aspectos más positivos del vehículo tal como está. Mentir u ocultar información sobre el estado del vehículo puede resultar negativo y suponer más complicaciones después de su venta.
  • i Elegir la plataforma adecuada. No es difícil encontrar distintas plataformas especializadas en la venta y tasación de coches usados, basta con realizar una búsqueda en cualquier motor y elegir una fiable y con buena reputación. Estas empresas facilitan la tarea ofreciendo servicios como la tasación del coche, online y en persona, y la posibilidad de concertar cita para entregar el vehículo para su venta sin complicaciones. Recuerde consultar siempre las condiciones de cada una de estas páginas web para evitar sorpresas.

Estos consejos son un buen punto de partida para vender un vehículo estropeado con éxito. Aunque nos parezca raro, la cantidad de compradores potenciales para un determinado modelo puede ser muy alta: desde alguien que quiera reparar un coche similar al dueño de un taller mecánico que busca repuestos.

Conclusión

Ya conocemos algunas de las posibilidades para darle salida a nuestro viejo coche y qué hacer con un coche roto, tanto si este todavía funciona como si se encuentra averiado. Incluso cuando el vehículo ha sufrido un accidente, siempre que no se trate de un siniestro total, es posible sacar beneficio del mismo.

Por lo tanto, la opción de llevar nuestro coche estropeado al desguace debería dejarse como última opción. Al fin y al cabo, los desguaces se dedican a aprovechar las piezas y componentes en buen estado de los vehículos estropeados, algo que también tenemos la posibilidad de hacer nosotros.

    Comentarios - 1

  • @user_46248015.07.2021
    Miembro

    Tengo un. Fort fiesta. Tiene 20 años y me gustaria poder sacar algo por el el coche funciona. Que puedo hacer? Vosotros lo comprais?

    Responder

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *