Qué color de coche elegir: pros y contras

Qué color de coche elegir: pros y contras

A la hora de comprar un coche, normalmente el comprador se decide por un color u otro dependiendo de simples gustos estéticos. Sin embargo, existen otros factores importantes que afectan al vehículo dependiendo de su color. En el caso de estar pensando en comprar un coche nuevo o volver a pintar un coche, aconsejamos leer esta guía en la que daremos consejos sobre cual es el mejor color para un coche.

Existen una amplia variedad de factores diferentes en los que el color del coche desempeña una función muy importante como pueden ser la visibilidad, el calor, la suciedad, entre otros. Es por eso que en el siguiente artículo vamos a tratar los diferentes aspectos explicando qué colores son más adecuados para cada situación y usuario.

Dependiendo de los costes

 Cual es el mejor color para un coche

Todos hemos escuchado alguna vez que los seguros tienen en cuenta todos los aspectos de un coche a la hora de presupuestar una póliza y que éste variará dependiendo del color del vehículo. Esto es sólo parcialmente cierto ya que, las compañías de seguros tienen en cuenta diversos aspectos de cada vehículo a la hora de poner el precio a la póliza, pero entre ellos no se encuentra el tono de color del coche sino el acabado. Un acabado metalizado, de cualquier color, suele ser más caro que los acabados más clásicos.

Además, existen otros factores que pueden hacer que el color del coche aumente o disminuya los costes respecto a otros. Si queremos saber qué color de coche elegir teniendo en cuenta los costes que comporta debemos fijarnos en lo siguiente.

Normalmente los colores más básicos suelen ser los más económicos a la hora de hacernos con un coche nuevo. Existen nuevos colores de coche más especializados que por lo general resultan más caros y en ocasiones también su mantenimiento puede resultar más costoso. Por ejemplo, existen ciertos tonos y pinturas que no son compatibles con los rodillos de lavado.

Otro punto a tener en cuenta es que cuanto más oscuro sea el vehículo, más calor absorberá, provocando un mayor gasto en el sistema de climatización y gastando más energía.

En caso de querer realizar un cambio de color de manera económica, recomendamos leer el siguiente artículo sobre Сómo pintar y preparar para pintar un coche y, así, ahorrar un poco de dinero realizando el proceso por nuestra cuenta.

Por seguridad

Un factor realmente importante en cuanto a la seguridad del coche es el de la visibilidad para el resto de conductores. Qué color de coche elegir, en este caso, depende de qué color de coche se ve mejor en carretera. Los estudios demuestran que el color más visible en carretera es el plateado. En esta lista le siguen muy de cerca otros colores de tonos relativamente claros como son el blanco, crema, y colores como el amarillo y el rojo.

Por otro lado los vehículo cuya carrocería está pintada con colores más oscuros como el negro, el azul marino, el marrón o el verde oscuro, muestran un nivel de visibilidad mucho menor en carretera.

Estas afirmaciones están respaldadas por diversos estudios universitarios y cuentan con el apoyo de la DGT que también recomienda el plateado o algún color claro ya que es el color de coche que mejor se ve en la carretera.

Efectos prácticos

Mejor color para un coche

A continuación trataremos algunas de las ventajas y desventajas que puede presentar cada color para poder ayudar en la elección sobre cual es el mejor color para un coche. En caso de estar pensando en cambiar de color un coche, recomendamos echar un vistazo al siguiente artículo sobre Cuánto cuesta pintar un coche: partes separadas y completamente.

Blanco

El blanco es uno de los colores favoritos de los conductores españoles en la actualidad. Entre sus ventajas se encuentran lo poco que resaltan los rasguños y abolladuras en su carrocería y lo poco que le afecta el estar bajo la luz solar directa. El color blanco hace que la luz se refleje minimizando todo lo posible el calor que se acumula en el interior del coche debido a esta causa. Por otro lado, la desventaja más importante que podemos encontrar en los vehículos pintados de blanco es lo rápido que se ve la suciedad y el barro sobre el blanco.

Negro

Hay que reconocer que el color negro no destaca por su practicidad sobre los vehículos. Los rasguños y las rayaduras son muy visibles sobre las carrocerías pintadas de negro. Además las motas de polvo destacan mucho más sobre un fondo negro. Otro de los principales problemas que presenta tener un coche negro es el del calor en verano. El negro absorbe el calor de la luz solar de forma muy fuerte, haciendo que la temperatura del coche suba mucho más que en los coches más claros. Esto hará que sea necesario activar el climatizador y supondrá un gasto extra de energía.

Gris / Platedo

Este es un color que no destaca de forma llamativa sobre los demás. En esto reside precisamente su gran ventaja, gracias a su tono más neutro el polvo y la suciedad pasan más desapercibidos sobre él.

Rojo

En cuanto al rojo, es un color muy vistoso en el cual los desperfectos por rozaduras no resaltan demasiado. Sin embargo este color cuenta con una importante desventaja en los climas especialmente soleados. El sol, al cabo del tiempo, puede provocar que el tono rojo se vaya decolorando y pierda su intensidad.

Amarillo / Naranja

El amarillo y el naranja son colores de coche que disimulan muy bien tanto el polvo como la suciedad. Hay incluso quien diría que a algunos modelos amarillos y naranjas les queda bien un poco de barro. En el caso de arañazos y rasguños, estos son prácticamente invisibles. Sin embargo, por lo que respecta a abolladuras, éstas si que destacan más.

Verde

El verde no es una de las mejores opciones al decidirse por qué color de coche elegir. Al ser habitualmente un tono frío y relativamente oscuro, presenta unos problemas similares al color negro. El polvo y la suciedad son fácilmente visibles y los rasguños y arañazos se pueden ver claramente. Además, igual que con el rojo, el sol puede acabar decolorando el tono.

Azul marino

El azul marino comparte aspectos muy similares con el tono verde anteriormente mencionado. Al ser relativamente oscuro, tanto la suciedad como los arañazos serán visibles incluso sin prestar mucha atención.

Marrón

El color marrón en los coches tiene un efecto parecido al negro, especialmente en caso de tratarse de un marrón más oscuro. Sin embargo, si el marrón es un poco más claro, mantiene la ventaja de que la suciedad en general no resalta demasiado sobre su carrocería.

Cuál es el color de coche más vendido

En términos generales hay que decir que, en la actualidad, el color más común en los coches nuevos está siendo el blanco, seguido de cerca por el negro. Sin embargo, si detallamos un poco más los modelos de coches podemos encontrar variaciones.
Por ejemplo, si nos centramos en los vehículos de lujo, el color de coche más vendido suele ser el negro. En cambio en los utilitarios predominan blanco y azul. En cuanto a los vehículos familiares, los propietarios suelen decidirse por el gris claro, un color muy práctico.

Conclusión

El color del coche es un factor que transciende el mero aspecto estético. Elegir el mejor color para un coche puede afectar tanto a nuestra economía como a nuestra seguridad en la carretera. Es por eso que al plantearse qué color de coche elegir, es necesario tener en cuenta varios aspectos para estar seguros de tomar la decisión correcta.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *