¿Qué es AMT? Definición, tipos, características y funcionamiento

¿Qué es AMT? Definición, tipos, características y funcionamiento

La transmisión AMT es una transmisión manual automatizada. Estructuralmente, está basada en la transmisión manual, sin embargo se diferencia de esta porque lleva marchas automáticas y sistema de control del embrague.

 Las ventajas de la transmisión AMT son: 
  • comodidad de funcionamiento;
  • consumo de energía eficiente;
  • fiabilidad;
  • costo relativamente bajo, comparada con la transmisión automática clásica.

La transmisión AMT puede funcionar en modo automático y semiautomático. En este último, el conductor cambia de marcha de forma secuencial utilizando la palanca de cambios situada en la consola o las levas de cambio del volante.

En el modo automático, el control de la AMT se lleva a cabo por medio de un sistema electrónico, cuyos componentes son:

  • unidad de control;
  • sensores de entrada;
  • mecanismos de accionamiento.

La unidad de control se encarga de analizar la información de entrada, en concreto, las lecturas de la presión, la temperatura del aceite y la posición de la palanca de cambio de marcha y la horquilla de cambio. Basándose en el análisis de dichos datos, la unidad de control envía órdenes a los mecanismos de accionamiento.

La transmisión AMT viene equipada con un embrague de fricción. En ocasiones, los vehículos modernos llevan instalado una caja de cambios de doble embrague. Esta, transmite el par de rotación del motor sin perder el flujo de potencia.

La transmisión AMT viene equipada con un embrague de fricción
 Las transmisiones manuales automatizadas con doble embrague más populares son: 
  • DSG (Volkswagen);
  • DCT M Drivelogic (BMW);
  • PDK (Porsche);
  • Powershift (Ford, Volvo);
  • Speedshift DCT (Mercedes-Benz);
  • S-Tronic (Audi);
  • TCT (Alfa Romeo);
  • Twin Clutch SST (Mitsubishi);
 Existen dos tipos de transmisiones AMT, según los engranajes de transmisión y el tipo de embrague: 
  1. Con accionamiento eléctrico.
    • Allshift (Mitsubishi);
    • Durashift EST (Ford);
    • Dualogic (Fiat);
    • MultiMode (Toyota);
    • Easytronic (Opel);
    • 2-Tronic (Peugeot);
    • SensoDrive (Citroën).

  2. Con accionamiento hidráulico.
    • SMG (BMW);
    • Selespeed (Alfa Romeo);
    • R-Tronic (Audi);
    • Quickshift (Renault);
    • ISR (Lamborghini).

Los mecanismos de accionamiento de la transmisión AMT con accionamiento eléctrico son motores eléctricos; mientras que en los de accionamiento hidráulico AMT son cilindros hidráulicos que van controlados por válvulas electromagnéticas. El sistema de control de accionamiento hidráulico AMT incluye una unidad de control hidráulico, encargada de mantener la presión en el sistema y de controlar el funcionamiento de los cilindros hidráulicos.

El accionamiento hidráulico, comparado con el eléctrico, se caracteriza porque requiere más energía: se necesita esta energía para mantener la presión del sistema. La ventaja del accionamiento hidráulico sobre el eléctrico reside en su alta velocidad de funcionamiento.

    Comentarios - 1

  • @user_87405517.03.2022
    Miembro

    Muy buena y clara la nota, solo quisiera conocer si el desgaste del embrague es mayor al de una caja manual, o sea durabilidad. Gracias

    Responder

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *