Qué es el haldex de un coche: funciones, dispositivos, problemas

Qué es el haldex de un coche: funciones, dispositivos, problemas

El diferencial es un sistema mecánico del automóvil que permite que las ruedas motrices giren a velocidades distintas, según convenga. Su función es la de compensar la diferente distancia que deben recorrer las ruedas exteriores y las interiores al tomar una curva.

Existen distintos tipos de diferencial coche. Por ejemplo, los diferenciales autoblocantes, que vienen a dar respuesta al problema de pérdida de adherencia de una rueda y que pueden limitar el par que se entrega a una u otra rueda.

El sistema Haldex es uno de estos tipos de diferencial autoblocantes y se puede controlar de manera electrónica. Así, permite realizar una distribución variable del par motor según sea necesario.

Vamos a aprender un poco más sobre este tipo de diferencial autoblocante Haldex.

¿Qué es el Haldex de un coche?

Como ya hemos mencionado, el Haldex es un tipo de diferencial autoblocante viscoso, fabricado por la compañía sueca que lleva este mismo nombre, y que sirve para evitar pérdidas de tracción. Va instalado en vehículos con el motor en la parte delantera, entre el cardán y el grupo diferencial, y se puede regular electrónicamente por medio de una unidad de control electrónica.

Desde el año 1998, el sistema de diferencial Haldex se ha instalado en las marcas de Volkswagen como Audi, Seat, Skoda o la propia Volkswagen. De hecho, se instaló por primera vez en un VW Golf y era un haldex gen 1 de tipo integral conectable. También se usó en el Audi TT y Audi S3 8L. Este tipo de diferencial haldex va instalado en la tracción delantera y, cuando el eje delantero pierde tracción y las ruedas patinan, el embrague conecta la tracción del eje trasero.

La 2 generación Haldex fue utilizado por el grupo Volkswagen desde el año 2001. Este es un sistema 4×4 permanente con control electrónico que se encarga de calcular la cantidad de par dirigido a las ruedas traseras. Los modelos Golf V y Transporter T5 fueron los modelos que primero se equiparon con este sistema, que se caracteriza por su mantenimiento y reparación sencillo.

La tercera generación del Haldex apareció con el Land Rover Freelander y mejoraba la respuesta en condiciones fuera de carretera. Esta generación fue luego utilizada en la línea de coches Volvo entre los años 2005 y 2008. Volvo denominó el sistema “Instant Traction”.

De finales del año 2007, la cuarta generación fue introducida por Saab, con una combinación de acoplamientos Haldex en el Saab 9-3 Turbo X, luego en el 9-3C, 9-5 y 9-4X, y denominada XWD (Cross Wheel Drive).

El controlador del Haldex gen 5 se introdujo en el año 2009. Va destinado a los coches Volkswagen y es un sistema nuevo de tracción total. Distribuido ahora por BorgWarner TorqTransfer Systems, el acoplamiento GenV AWD cuenta con un diseño renovado más sencillo. Se utiliza una válvula de rebose centrífuga que sirve para distribuir el par con precisión entre los ejes delantero y trasero y se prescinde de otras piezas, como el acumulador, el filtro o la válvula solenoide.

Componentes del Haldex de un coche

Componentes del Haldex de un coche

El embrague Haldex se compone de una bomba de presión, un embrague de discos en un baño de aceite y una centralita. La señal se encarga de recibir las señales de los distintos sensores del coche y envía una señal a la bomba. Cuando la presión interna entre los discos aumenta se genera fricción y se activa el árbol de transmisión y el eje trasero.

 Se trata de un sistema compuesto por varios componentes de distinto tipo: mecánicos, hidráulicos y electrónicos: 
  • Mecánicos. Se encargan de la transmisión del par del motor. Los componentes mecánicos son el árbol de entrada, el disco de leva, el conjunto multidisco, los cojinetes de rodillos con émbolo anular y el árbol de salida.
  • Hidráulicos. Su misión es la de actuar sobre el embrague multidisco y lleva componentes como el acumulador, la bomba del Haldex hidráulica, la válvula reguladora de la presión, las válvulas axiliares y el filtro de aceite.
  • Electrónicos. Se encargan de la gestión de la presión del aceite del Haldex para comprimir en mayor o menor medida el conjunto multidisco. Incluye las siguientes piezas: la unidad de control, el servomotor de la válvula reguladora, el transmisor de la temperatura y el motor de la bomba de aceite.

La unidad de control es el componente que se encarga de las tareas de equilibrado de la tracción y de la diferencia de velocidad de giro entre las ruedas. Esto se realiza de manera completamente automática, pues el conductor no puede controlar ni ajustar el sistema a voluntad.

Ventajas del Haldex

El sistema multidisco del embrague Haldex es muy versátil y permite una estupenda respuesta del vehículo en distintas condiciones de uso. Por eso, no es extraño que este tipo de embrague se utilice en automóviles de gama alta.

 Las ventajas de este sistema son: 
  • El funcionamiento haldex es el de la tracción a un solo eje, pero se puede activar la tracción a las cuatro ruedas cuando se producen pérdidas de adherencia en el tren principal con un embrague multidisco regulado electrónicamente.
  • Comportamiento parecido al de un coche de tracción delantera. Esto quiere decir que la conducción de un vehículo con embrague Haldex es fácil y confortable.
  • Sin tensiones al aparcar y maniobrar.
  • El sistema puede ser diagnosticado vía electrónica en un taller y su mantenimiento es mínimo, lo que sirve para reducir el tiempo de inactividad por avería.
Ventajas del Haldex
  • Permite utilizar neumáticos distintos sin diferencia notable, como con la rueda de emergencia.
  • La conducción es muy confortable y ofrece un buen desempeño sobre distintas superficies y tipos de firme, ya sea sobre superficies mojadas o sobre asfalto en mal estado.
  • Funciona junto con otros sistemas antibloqueo o antideslizamiento, como por ejemplo con los frenos ABS u otros sistemas (ESP, EDS, ASR, EBV).
  • Permite el remolque de otros vehículos con un eje levantado, sin superar los 50 km/h.

Como se puede observar, las ventajas del sistema Haldex 4×4 justifican plenamente su utilización en modelos de coches de gama alta, pues demuestra ser superior a los otros sistemas en muchos aspectos.

[Total: 0   Promedio: 0/5]