Registro de vehículos: la guía completa

Registro de vehículos: la guía completa

Matricular un coche en España es un trámite obligatorio para poder circular con ese vehículo legalmente. Normalmente, este es un trámite que cuando compramos un coche lo realiza el propio concesionario, a cambio de una cantidad, por supuesto.

Sin embargo, hay algunos conductores que prefieren hacerlo por su cuenta. De esta manera es posible ahorrar un poco de dinero, pues el concesionario siempre cobra algo por este trámite. Además, así aprenderemos los pasos necesarios para llevar a cabo los trámites por nuestra propia cuenta.

Al comprar un vehículo, estos gastos aparecen etiquetados como “gastos de matriculación” y pueden suponer un buen pico adicional en la factura del vehículo. Si quieres aprender cómo matricular un coche y ahorrarte varios cientos de euros, ¡aquí tienes todas las instrucciones necesarias para hacerlo!

Cómo hacer la matrícula de un coche en España

Si ya hemos decidido que vamos a hacer el trámite de matriculación de los vehículos nuevos por nuestra cuenta, primero tendremos que decidir si vamos a realizar este trámite de manera presencial, en un oficina de tráfico o por medios electrónicos. Claro, esto depende de nuestra situación personal.

Los pasos son básicamente los mismos, simplemente cambia la manera en la que se reciben o se entregan los documentos necesarios y se abonan las tasas correspondientes. Independientemente del método que elijamos, hay ciertos pasos que debemos seguir de manera obligatoria:

  1. Documentación del coche. lo primero será pedir la documentación del coche o tríptico en tu concesionario, en la que se recogen todos los datos relevantes para el trámite, como el nivel de emisiones de CO2 o la potencia fiscal del vehículo. Esta información sobre el vehículo es necesaria para saber cuántos impuestos pagaremos por ese coche.
  2. Pagar el impuesto de matriculación. Tendremos que solicitar el documento 576, ya sea de manera telemática o pidiendo cita previa en la correspondiente Jefatura Provincial de la DGT para conseguirlo. Con el documento de la ficha técnica del vehículo, que ya solicitamos en el concesionario, disponemos de los datos sobre los cuales se calcula el importe a pagar. Puesto que es la Agencia Tributaria el organismo encargado de este impuesto, habrá que pagar el importe del Impuesto de Matriculación que nos indica este Modelo 576. El pago se puede realizar de manera telemática, si disponemos de un DNI electrónico, o bien mediante un ingreso en el banco utilizando el número de referencia, o código NRC, correspondiente.
  3. Pagar el impuesto de circulación. En este caso, el trámite se realiza en el ayuntamiento de la localidad en la que estemos empadronados y en el que se va matricular el coche. Este impuesto de matriculación se paga anualmente mientras tengas la titularidad de ese vehículo y su cuantía depende de lo dispuesto en cada localidad y también de las características del propio coche.
  4. Acudir a la Dirección General de Tráfico. Cuando ya tengamos todos los documentos y hayamos abonado los correspondientes impuestos, tendrás que presentar los siguientes documentos en la DGT:
    • Documento de solicitud de la DGT.
    • Documentos de identificación del propietario del vehículo, como un DNI, un pasaporte o permiso de residencia.
    • La documentación técnica del vehículo.
    • Los justificantes de pago de los impuestos de matriculación y circulación.
    • Pago de las tasas a Tráfico.
  5. Grabar la matrícula. Para finalizar el proceso de matriculación, debemos acudir a nuestro taller de confianza para que graben las placas de la matrícula, que luego instalaremos correctamente en nuestro coche. No tardarán mucho en hacerlo, normalmente pueden recogerse las matrículas nuevas grabadas el mismo día. El precio de esto dependerá del propio taller.
  6. Instalar la matrícula. De esto pueden encargarse también en el taller. Recuerda los requisitos de la placa de la matrícula que instalemos: debe encontrarse en buen estado y debe ser bien visible y legible. También debe ubicarse en su lugar correspondiente. De lo contrario podríamos tener problemas con los agentes de tráfico y recibir una sanción si no es posible identificar el vehículo correctamente mientras circulamos.
  7. Estos son los pasos para la matriculación de vehículos nuevos. ¿Cuánto cuesta matricular un coche en España? Si hacemos estos trámites por nuestra cuenta, nos ahorraremos una buena cantidad. Si el concesionario se encarga de ello, la cifra puede oscilar desde los 300 a los casi 1.000€.

    Por supuesto, el importe total dependerá de los caballos fiscales del coche, del importe de los impuestos que cobre nuestro municipio, que varía entre las distintas localidades, del precio de la placa de la matrícula que elijamos, de su instalación en el taller y de si hemos comprado el coche del extranjero.

    Todo esto puede parecer bastante complicado, por lo que muchas personas simplemente dejan que sea el concesionario quien se encargue de esta tarea. Sin embargo, no lo es tanto y, si tenemos el tiempo y la disposición, podemos hacerlo por nuestra cuenta y ahorrarnos algo de dinero.

    ¿Cuánto se tarda en matricular un coche nuevo?

    Los trámites legales para matricular un coche pueden tardar un poco en hacerse efectivos desde que formalizamos la solicitud en la DGT. Tras obtener el tríptico con los datos identificativos del vehículo y abonado el impuesto de matriculación y el impuesto de circulación pueden pasar 24-72 horas.

    El proceso de matriculación puede hacerse casi de inmediato, la demora más grande puede ser el obtener estos documentos necesarios. Si dejamos que sea el concesionario quien se encargue de ello, se puede esperar que el proceso termine pasado el lapso de tiempo indicado: entre uno y tres días.

    Recuerda que no es legal circular sin haber formalizado el registro del vehículo y que las sanciones y multas pueden ser importantes si ignoramos esto. Para evitar complicaciones, siempre recomendamos circular con todos los papeles del coche en regla: registro del vehículo, permiso de conducir y seguro. De esta manera, circularemos tranquilos de que los agentes de tráfico no puedan llamarnos la atención, detener nuestro vehículo más de lo necesario para solicitar la documentación y evitaremos sanciones que pueden resultar bastante cuantiosas dependiendo de la infracción.

    Su perfil es su asistente personal.

    Realiza un seguimiento de gastos, registro del coche, calendario sustituciones, materiales, notas y documentos favoritos.