Cómo comprobar el ventilador de refrigeración del motor

Cómo comprobar el ventilador de refrigeración del motor

 Cómo comprobar un ventilador de refrigeración mecánico 

  1. Inspecciona la correa de transmisión del ventilador de refrigeración.
    Sustituye la correa si detectas cualquier rastro de grasa en la superficie de la misma.
    Si percibes signos de que la correa de transmisión está partiéndose o desgastándose, sustitúyela.
  2. Verifica la tensión de la correa de transmisión del ventilador y el estado de la polea tensora.
  3. Revisa el cojinete del ventilador de refrigeración.
    Apaga el motor y gira el ventilador con tu mano. Éste debe moverse de manera uniforme.
    Sustituye el cojinete si el ventilador no gira con facilidad o si notas desviación. Algunos cojinetes requieren ser sustituidos como un ensamblaje.
    Aprieta la correa si hubiera cualquier holgura.
    Sustituye la polea tensora si está defectuosa.
  4. Comprueba el embrague viscoso del ventilador.
    Con el motor apagado, gira las aspas del ventilador y comprueba el juego axial. No debería mostrar ninguna resistencia, inercia u holgura.
    Si percibes estos signos de fallo del embrague viscoso del ventilador, retira la pieza. Calienta el embrague colocándolo para ello en agua hirviendo durante un mínimo de 10 minutos. Extrae con cuidado la pieza calentada e intenta dar unas cuantas vueltas.
    Si no hay un aumento de la resistencia durante la rotación, añade aceite de silicona al embrague viscoso del ventilador. En caso de que el embrague viscoso del ventilador no requiera mantenimiento (es decir, no puede ser rellenado con aceite de silicona), entonces, sustitúyelo.

También te puede gustar: Sistema de refrigeración del motor

 Cómo comprobar un electroventilador de refrigeración 

¡Atención! Desconecta siempre el borne negativo de la batería antes de comenzar a diagnosticar el electroventilador.

Te puede interesar: Termostato de un coche

  1. Comprueba si el fusible se ha fundido. Si es así, sustitúyelo.
  2. Inspecciona el relé.
    Sustitúyelo si percibes que tiene hollín u oxidación.
  3. Comprueba que el relé funciona correctamente.
    Revisa el diagrama de relés y fusibles. Encuentra el relé del ventilador de refrigeración y su valor de resistencia nominal.
    Conecta el multímetro al relé del ventilador de refrigeración y comprueba el valor real de la resistencia.
    Si el valor real de la resistencia no coincide con el valor nominal, sustituya el relé.
  4. Comprueba el cableado del ventilador de refrigeración.
    Sustituye el cableado si estuviera dañado.
  5. Comprueba el sensor de temperatura del refrigerante.
    Para realizar esto, arranca el motor, deja que el refrigerante se caliente hasta 80-95°C y comprueba si el ventilador se ha encendido.
    Si el ventilador no se enciende, sustituye el sensor de temperatura del refrigerante.
  6. Comprueba los conectores.
    Si los conectores están oxidados, trátalos utilizando un spray para contactos eléctricos.
  7. Enciende el ventilador para comprobar el funcionamiento del accionamiento eléctrico.
    Desconecta los terminales del sensor de temperatura y arranca el motor – el ventilador debería funcionar.

Quizá te interese: Bomba de agua coche