Cómo prolongar la vida útil del turbocompresor de tu coche

Cómo prolongar la vida útil del turbocompresor de tu coche

 6 sencillos pasos 

  • Arranque el motor y déjelo al ralentí durante un tiempo.

    Son suficientes unos pocos minutos para que el aceite pueda lubricar las piezas del turbocompresor, evitando así la fricción en seco y sus consecuencias.

  • Deje el motor al ralentí durante un mínimo de 30 segundos antes de proceder a apagarlo.

    Esto también contribuirá a evitar la falta de aceite.

  • No fuerce el motor en exceso durante los primeros cinco minutos de conducción cuando haga un frío helado en el exterior.

    Dele tiempo al aceite para que pueda calentarse adecuadamente.

  • Reemplace los consumibles de forma oportuna.

    Si el filtro de aceite y el propio aceite se encuentran sucios, esto aumentará el desgaste abrasivo de los pares de fricción del turbocompresor. Si la sustitución del filtro de aire no se realiza a tiempo, el turbocompresor podría sufrir sobrecalentamiento.

  • Asegúrese de que el sistema de lubricación está funcionando correctamente.

    Una avería en la bomba de aceite, una válvula del filtro de aceite defectuosa o tuberías de aceite que presenten fugas suelen dar lugar a un desgaste prematuro del turbocompresor.

  • No utilice sellador para realizar la conexión de las bridas de los tubos de aceite.

    Los trozos de sellador pueden romperse y obstruir las tuberías, aumentando así el desgaste del motor debido a la falta de aceite en el sistema.

Te puede interesar: Cómo comprobar el estado de un turbocompresor

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *