Partes del motor: diésel y gasolina

Partes del motor: diésel y gasolina

Cualquier conductor debe tener nociones de cuáles son las partes de un motor. Al fin y al cabo, es una información que puede servirnos en muchas situaciones complicadas. No se trata de saber mucho de mecánica, pero sí lo necesario para realizar un mantenimiento básico del motor.

Como ya sabemos, normalmente, el motor está instalado debajo del capó y sus piezas suelen ir protegidas, con algún tipo de tapa de plástico. Cuando lo abrimos, podemos ver una complicada cantidad de componentes, tubos, depósitos para los distintos fluidos, etcétera.

¿Qué partes tiene un motor? Conocer la respuesta a esta pregunta es importantes, pues cuanto mejor conozcamos el motor de nuestro coche, sus componentes y accesorios, mejor podremos cuidarlo y encargarnos de su mantenimiento. Vamos a destripar un motor de combustión, diésel y gasolina.

Partes básicas de un motor de combustión

Antes de entrar en los detalles particulares de los motores a gasolina y diésel, veamos las partes principales de un motor de combustión interna, así como su funcionamiento. Esto nos ayudará a entender mejor cómo funciona un motor.

 Un motor de combustión puede dividirse en 3 partes principales: 
  • Culata del motor. Es la parte de arriba del motor. Realiza funciones como cerrar los cilindros por la parte superior, alojar las válvulas de admisión y las válvulas de escape, el árbol de levas, los conductos de admisión y de escape y las bujías. Soporta las detonaciones que se producen dentro de la cámara de combustión del motor. La culata del motor va sujeta al bloque motor de manera firme por medio de tornillos, mientras que la junta de culata es la pieza que une la culata y el bloque de manera hermética.
    Сulata motor
  • Bloque motor. Esta es la parte principal del motor, la más grande de todas. Dentro del bloque motor están los cilindros, en el interior de los cuales se desplazan los pistones hacia arriba y hacia abajo, los conductos para el lubricante y para el líquido refrigerante. Normalmente, el bloque motor se fabrica con aleaciones de aluminio o de acero y su forma dependerá de la disposición de los pistones en los cilindros.
  • Cárter del motor. El cárter es la parte del motor en la que está el aceite que lubrica todas las piezas. Por lo general, existen dos maneras principales de lubricación. La primera es por salpicadura, al golpear el cigüeñal cuando gira sobre el aceite. La segunda es por medio de la bomba de aceite, que recoge el aceite del cárter y lo lleva a las partes que necesitan refrigeración por medio de un circuito cerrado.

A su vez, hay otros componentes que posibilitan que el motor funcione: el filtro de aceite, encargado de limpiar el aceite antes de que llegue al motor evitando su contaminación, el carburador, encargado de la mezcla de aire-gasolina, el motor de arranque o el árbol de levas, por citar algunos.

A continuación, veremos algunos otros componentes más que forman parte y que ayudan al funcionamiento de un motor de combustión. Al principio, el conjunto parece muy complicado, nada que ver con las partes de un motor eléctrico, pero una vez identificadas todo se vuelve más sencillo.

Otros componentes bajo el capó de un coche

Examinado el interior del capó del coche, podemos ver otros componentes relacionados con el motor que conviene saber identificar. Estos son visibles directamente y necesitamos conocerlos, pues desempeñan funciones básicas para su funcionamiento:

  • Depósitos de líquidos de trabajo. Encontramos varios depósitos, por ejemplo, el del líquido limpiaparabrisas tiene un tapón azul y lleva un dibujo del limpiaparabrisas y se cierra a presión con un clic. Por otra parte, el depósito del líquido de frenos es amarillo y suele ir con rosca, llevando varios dibujos indicativos de los riegos. El de líquido refrigerante lleva un tapón con rosca, muchas veces de color negro, que mantiene la presión del circuito. El líquido refrigerante dentro de este depósito es de colores llamativos, verde, azul, naranja, y en tonos fluorescentes.
    Depósitos de líquidos de trabajo
  • Grupo óptico. Se accede al mismo para sustituir las bombillas de los intermitentes, de las luces cortas y largas de los faros delanteros. En muchos casos, posibilita el cambio sin tener que desmontar el faro.
  • Alternador. Encargado de generar corriente alterna, funciona accionado por la correa de accesorios. Tiene forma circular y se identifica por sus muchas ranuras de ventilación.
    Alternador
  • Tuberías/conductos. Los tubos metálicos del aire acondicionado y el climatizador se dirigen al compresor y al radiador del sistema de aire acondicionado.
  • Centralita del motor. Se trata de una caja metálica con un conector de gran tamaño enchufado a un mazo de cables. Se encarga de controlar el motor.
    Partes de un motor: centralita del motor
  • La varilla de aceite del motor. Permite saber el nivel de aceite del motor examinando el nivel que lleva en su externo, aparte de poder comprobar su estado por el color que tenga.
  • La batería. Es fácilmente identificable. Ya conocemos su función de alimentar los componentes eléctricos del vehículo. Si por cualquier razón se descarga, puede recargarse con un dispositivo diseñado para tal fin o conectándola con pinzas a otro vehículo.
  • La caja de fusibles. Casi siempre hay más de una: cerca del motor, que contiene los fusibles del sistema de arranque e inyección, y otra instalada bajo el asiento del conductor.
  • Turbocompresor. En los motores que lo lleven, es un componente que tiene forma de doble caracola, protegido por una placa de aluminio, por lo que no es visible directamente.
  • Bomba de vacío. Tiene forma cilíndrica y es un componente propio de los motores diésel, y de algunos a gasolina, que sirve para alimentar el servofreno y otros actuadores neumáticos.

Ahora tenemos una idea más aproximada de lo que encontraremos si inspeccionamos las entrañas de nuestro vehículo. Recuerde que todos los conductores deben tener unas nociones básicas, y no tan básicas, de mecánica del automóvil, pues esto nos convierte en unos mejores conductores.

Diferencias entre los motores diésel y motores de gasolina

El sistema de inyección de los motores de gasolina y diésel tienen un funcionamiento diferente. En los primeros, el aire y combustible se inyectan en los cilindros y se queman por la chispa de las bujías, en los segundos, se comprime el aire entre 14 y 25 veces para calentarlo y luego se pulveriza el combustible en el cilindro, encendiéndose por el propio calor del aire.

Se calcula que los motores diésel son el doble de eficientes que los de gasolina, lo que significa que proporcionan mayor autonomía utilizando la misma cantidad de combustible. Estos motores no tienen sofisticados sistemas de inyección y pueden funcionar con distintos combustibles, como el biodiesel.

La idea del inventor de los motores diésel, Rudolf Diesel, es que sus motores pudieran funcionar con cualquier combustible. De esta manera proporcionaba la oportunidad de liberarse de los combustibles tradicionales, el carbón y la gasolina.

En realidad, con algunas diferencias, como la mayor resistencia de los componentes internos de los motores diésel, las partes de un motor diésel y las de un motor a gasolina son las mismas. Una de ellas es que los motores diésel no llevan bujías, porque provocan la detonación por la compresión del aire.

Es cierto que algunos coches diésel llevan bujías de calentamiento, pero no son bujías para generar chispas de alto voltaje y detonar el combustible, como ocurre en los motores de gasolina. Estas son las principales diferencias que hay entre los motores diésel y los motores a gasolina.

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *