Inyectores: cómo funcionan y a qué averías están expuestos

Inyectores: cómo funcionan y a qué averías están expuestos

Un automóvil está expuesto a muchas averías, por eso es tan importante realizar un buen mantenimiento del mismo. De hecho, una de las más importantes a las que podría enfrentarse es una que tuviera a los inyectores como protagonistas.

Pero mejor vamos por partes. ¿Qué es inyectores? Los inyectores coche son una parte fundamental del sistema de inyección, ya que se encargan de suministrar al motor la cantidad precisa de carburante para que pueda realizar la combustión.

Este es un sistema que consta de una bomba, encargada de la inyección del combustible en el motor por medio de unos émbolos, que lleva cada inyector o cilindro del motor. Descubra más a fondo qué es inyectores y cómo evitar sus averías.

Cómo funcionan los inyectores

Cómo funcionan los inyectores

El sistema de inyección, proporciona diésel o gasolina a altas presiones al ciclo de compresión del motor. De este modo, podríamos definir los inyectores como electroválvulas que se abren y se cierran millones de veces de forma muy precisa, sin fugas ni escapes, inyectando carburante de forma precisa.

Los inyectores suministran combustible directamente a la cámara de precombustión o al conducto de admisión, según se trate de un sistema de inyección indirecta o directa. Esta inyección se realiza de manera pulverizada o a chorros, para distribuirlo de manera homogénea según el funcionamiento del motor. De otro modo, la combustión sería incorrecta y fallaría el motor.

Los inyectores motor van instalados en la culata, en la parte superior de los cilindros. Así se facilita una inyección adecuada del carburante. Por último, cabe destacar que la inyección no es la misma si el motor está caliente o frío, además de depender de las condiciones de funcionamiento del vehículo.

Síntomas que revelan una avería en los inyectores

Los inyectores suelen tener una vida útil bastante prolongada, aunque pueden averiarse si falla alguna de sus partes internas. Lo más normal será que falle solo uno de los inyectores, no todos a la vez. En ese caso, puedes sustituir solo el averiado.

Sin embargo, en caso de que el vehículo tenga ya muchos kilómetros o que se trate de un motor de cuatro cilindros, es recomendable sustituirlos todos para mantener el motor bien equilibrado.

La pérdida de combustible es otra de las averías de los inyectores más comunes, ya sea por la parte superior del inyector o por las tuberías. Si esto sucediera, detectar el fallo será sencillo, pues se podrá percibir un olor fuerte a combustible.

Otra de las averías más comunes en los inyectores se produce por un exceso de carbonilla en su interior. Esto provoca que el combustible no salga pulverizado. El síntoma más evidente de que se está produciendo una mala combustión es la salida de humo negro a través del tubo de escape.

Humo negro a través del tubo de escape

Los inyectores están expuestos a los posibles restos o suciedad presentes en el depósito de combustible y que el propio combustible transporta hasta los mismos. Por acumulación de suciedad, se pueden producir obstrucciones y un funcionamiento incorrecto o incluso averías mayores en el inyector.

Esto provoca un funcionamiento inapropiado del motor, lo cual derivará en una avería mucho mayor como, por ejemplo, el picado de la biela. Un indicio de que esto sucede en la inyección es que el motor da tirones al acelerar o al frenar.

Le interesará el siguiente artículo relacionado: Descarbonización

Posibles causas de avería en los inyectores coche

  • ! Esperar a que el coche se ponga en reserva para repostar es un error, ya que los residuos que se van acumulando en el fondo del depósito ingresarán en el sistema y terminarán en la cámara de combustión. Esto acaba por forzar la bomba y obstruyendo los inyectores.
  • ! Si no se cambia el filtro de combustible cuando sea preciso, se irán acumulando impurezas y agua del combustible, llegando un momento en que se sature y deje de cumplir su función.
    Posibles causas de avería en los inyectores coche
  • ! Tampoco es recomendable circular a bajas revoluciones, porque puede generar más carbonilla de la cuenta como consecuencia de una mala combustión. Además, provocará vibraciones y el desgaste prematuro de algunos componentes, como el sistema de inyección.
  • ! En caso de que su coche use biodiésel, puesto que contiene más humedad, puede provocar la corrosión acelerada y el deterioro de los componentes. Además, este combustible suele generar hongos y bacterias que terminan provocando daños al sistema de inyección.

Consejos para cuidar los inyectores

Consejos para cuidar los inyectores

El primer consejo que le ofrecemos para evitar fallos en los inyectores gasolina o diésel, es que no circule por sistema con el depósito de combustible en reserva. De lo contrario, las impurezas que se acumulan en el fondo del depósito acabarán dañando la inyección.

Igualmente, utilizar carburante de mala calidad habitualmente también puede provocar daños en los inyectores. Y es que los combustibles baratos suelen prescindir de aditivos que mejoran su rendimiento a la vez que cuidan el motor. Pero, lo más importante es no utilizar el combustible equivocado.

A la hora de repostar, conviene ser precavido si los camiones cisterna acaban de rellenar los depósitos de la gasolinera. Los posos estarán circulando por todo el combustible y se filtrarán impurezas al repostar. De hecho, por ley, debe pasar como mínimo una hora desde la recarga hasta poder repostar de nuevo.

Es importante también sustituir el filtro de combustible siguiendo las recomendaciones del fabricante o, en su defecto, cada 30.000 Km. También puede utilizar algún aditivo limpia-inyectores, sobre todo si su coche es diésel, porque reducen la contaminación, evitan la acumulación de impurezas y previenen las obstrucciones.

Use aditivos químicos para la limpieza de inyectores. Algunas marcas de carburante incluyen un porcentaje de estos aditivos en sus combustibles para ayudar a eliminar así las impurezas y evitar que obstruyan los inyectores de plástico o los inyectores Common Rail.

Controle las revoluciones para cuidar los inyectores función, pues si mantenemos el motor por debajo de 2.000 rpm, acabará generando más carbonilla. Esto provocará, como hemos visto más arriba, vibraciones y desgaste prematuro de los elementos que constituyen el sistema de inyección.

Por último, cuando detecte que los inyectores motor puedan estar fallando, siguiendo con todas las recomendaciones que le hemos ofrecido, lo mejor será llevar su vehículo a un taller de confianza para que los limpien antes de que la obstrucción provoque averías mayores.

Es posible que le interese: Diagnóstico de automóviles por el color de los gases de escape

Deje un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *